6937 recetas de cocina   |   17228 noticias de gastronomia   |   577 autores   |   21 empresas



Tatiana Es un Misterio



share by WhatsApp

Karina Pugh Briceño



Con sus expresivos ojos y una risa pícara eterna,
Tatiana, de 4 años, le decía a su abuela: ...- "Para
que tú no llores, yo te ayudo a picar la "Cegolla" -,
su abuelita se reía a más no poder y con mucha
precaución le permitía a Tati picar trocitos
irregulares de cebolla, cuidando de que fueran lo
suficientemente pocos como para no hacer llorar a la
pequeña...
Tati nos dejaba boquiabiertos con su ímpetu y su gran
sentido de la aventura, era capaz de hacer cualquier
cosa, se subía a los árboles, bailaba ballet, corría
en su bicicleta y tenía excelentes notas en el
colegio.



Tatiana fue creciendo, como una bella y valiente
niña, su intrepidez la llevaba a elegir ella, y sólo
ella, los huevos que su mamá debía comprar, era un
espectáculo cómico verla elegir los mejores y más
grandes huevos e intercambiarlos entre las cajas,
escogía con sumo cuidado los tomates más rojos, los
pimentones más firmes, las lechugas más frescas... Con
una severidad y un criterio tan estricto que dejaba
atónita a su mamá, quien nunca ha podido entender como
una persona tan libre y tan espontánea puede
enseriarse tanto cuando va de mercado.

Tati se hizo adolescente, su gusto por la cocina se
incrementó a tal punto que, a pesar de su talento y
dedicación al ballet, unos cuantos kilitos de más
adornaban su espigada anatomía, todos creímos que
sucumbiría ante la mousse de parchita (fruta de la
pasión), el pollo con miel y maní, la marquesa de
almendras, el pie de limón y a otras suculencias que
ella misma preparaba con mucho estilo y con una
intuición culinaria envidiable.
Pero



un buen día, se miró al espejo, calibró su valor
y se dijo: -"Seré una mujer delgada... Seré
modelo..."-
Y para sorpresa de todos, Tatiana sustituyó los
postres cremosos por naranjas, las pastas por atún a
la plancha, los panes blancos y esponjosos por
galletas de trigo integral, los chocolates frente a la
tele por vegetales al vapor luego de la caminata
diaria, con una convicción y un buen humor que nos
dejó aturdidos e intrigados a todos.
¿Será que un amor furtivo la estimula a adelgazar?
¿Será que su autoestima le pide una silueta de
Sílfides?... Ante nuestros ojos incrédulos, se fue
transformando en una altísima escultura, se fue
convirtiendo en una verdadera modelo.
Con el mismo talento culinario ahora calcula
calorías, sustituye mayonesa por yogur, inventa
ensaladas frescas e inocuas y toma agua como si fuera
su religión...
Claro, ahora esbelta, se permite eventualmente paseos
epicúreos en pastelerías, experimentos con arequipe
(dulce venezolano de leche cocida) y una que otra
hamburguesa con queso cheedar... Estar delgada no
significa renunciar para siempre al placer de comer
delicias como las empanadas con picante (especie de
sobre frito hecho de masa de harina de maíz con
diversos rellenos, es una preparación típica
venezolana) se trata de administrar con sutileza los
placeres inofensivos y los menos benignos para la
silueta.
Yo que la vi crecer, adjudico su cambio a un enorme
amor por si misma y a una inspiración producida por
reconocerse como alguien hermoso. Ahora es una
entusiasta cocinera que recorre pasarelas...
Tatiana es un misterio...


Ensalada de la dieta feliz:
1 lechuga americana lavada y cortada con las manos
1 pimentón rojo
1 manojo de berros
100 gr de fresas
2 ramas de cebollín finamente picado
brotes de alfalfa al gusto

Aderezo:
1 taza de yogur
2 cucharadas de aceite de oliva extra virgen
1 cucharada de hojas frescas de orégano
Una pizca de sal de limón (se consigue fácilmente en
tiendas de productos árabes)
Sal y pimienta al gusto.

1-. Se pone a asar el pimentón directamente sobre el
fuego, una vez asado se introduce en una bolsa de
plástico durante 20 minutos. Luego se procede a
separar la piel bajo el chorro de agua. Se corta en
julianas.
2-. Se separan las hojas de berro de sus tallos. Se
cortan los tomates en rodajas.
3-. Se pican las fresas, lavadas, longitudinalmente
4-. Se unen todos los vegetales en una fuente.
5-. Se emulsionan el yogur y el aceite de oliva junto
con las hojas de orégano picadas finamente, las sales
y la pimienta.
6-. Se aderezan los vegetales y se sirve la ensalada
inmediatamente.



  0 COMENTARIOS




SÍGUENOS
          
SUBSCRÍBETE





AFUEGOLENTO EMPLEO

AUTOR DESTACADO

   

Picoteo del Bueno

Buscadora de cosas ricas, ya sean desayunos, comidas o meriendas. Por los Madriles y alrededores. Y productos. Que no todo es salir, a veces cocino en casa.

5 artículos publicados














Desde 1996, el magazine gastronómico en internet.


© 1996 - 2024. 29 años. Todos los derechos reservados.
SUBSCRÍBETE

Recibe las novedades de A Fuego Lento


SÍGUENOS