6975 recetas de cocina   |   17502 noticias de gastronomia   |   580 autores   |   21 empresas



Sidra Achampanada Y Fin de la Navidad



share by WhatsApp

Miguel Ángel Almodóvar
Investigador y divulgador en ciencia nutricional y gastronomía

La Navidad, o más propiamente ciclo navideño, que aunque a muchos se les antoje que ya ha terminado, no lo hará hasta el 2 de febrero, día de La Candelaria y conmemoración de la presentación de Jesucristo por sus padres (biológica y putativo) en el Templo de Jerusalén

está plagada de ritos entre los que descuellan los sorteos loteros del 22 de diciembre y el del Niño, el 6 de enero, que los medios cubren profusamente, entrevistando festivamente a los agraciados, que indefectiblemente celebran su fortuna bebiendo, normalmente a morro, sidra achampanada.

A diferencia de la sidra natural, que se bebe todo el año, y no solo en Asturias y Guipúzcoa, sino en otros muchos países, preferentemente Gran Bretaña, primer consumidor mundial del producto y en el que cada habitante se trasiega 40 litros por temporada, la achampanada pasa por una segunda fermentación en botella del zumo de manzana, lo que le otorga un efecto burbujeante, muy parecido al de las champañas y los cavas, con muy poca graduación alcohólica, que la hace ideal para casi cualquier edad o situación hepática, ya ha la hacen con 0,00 %, y casi insustituible en los festejos navideños de azar y en la despedida del año para que pasen las uvas.

Terminados los fastos, uno se pregunta cuál es el destino de la achampanada y por azares de la providencia de pronto descubre que en un Pueblo Mágico y Pueblo con Sabor del Estado mexicano de Hidalgo, Acaxochilan, hay un establecimiento y firma, Cuauhtemoc, que la fabrica y vende todo el año en tres modalidades:  Achampanada, Rosada (combinada con vino tinto) y Dulce Ámbar, las tres espumosas y hechas con el jugo de la excelentes manzanas de la región. Y lo hace desde 1908, cuando un emigrante asturiano, Arnulfo Sosa Ibarra, bisabuelo del actual propietario y gerente de la empresa, Jorge Mario Sosa Moscoso, decidió producir la bebida a unos nueve mil kilómetros de su patria chica astur.

Veinte años antes, un paisano de Villaviciosa, Alberto del Valle, había adquirido maquinaria francesa para el proceso de carbonatación de la sidra, al efecto de que los indianos pudieran seguir consumiendo el producto que más les recordaba a su tierrina natal. La “champanización” conseguía el milagro de llevar la bebida asturiana a sus emigrantes, y así nació El Gaitero, “famosa en el mundo entero”.

A la hora de combinar o maridar la sidra achampanada, la panoplia manducaria se antoja casi infinita, aunque en los primeros lugares y según los expertos deberían figurar, entre otros, los quesos crema, Gruyere, Brie, Cabrales o Afuega'l pitu, los pimientos de Padrón, todo tipo de embutidos, el pollo asado, los calamares fritos, las sardinas asadas, el salmón ahumado, las almejas en cualquiera de sus fórmulas, las gambas a la plancha, las ostras, los mejillones escabechados, las ensaladas, la tortilla de patatas o los frutos secos. 

Volviendo a Acaxochilan y a su empresa Cuauhtemoc, la primera opción serían los molotes, un antojito frito de masa de maíz teñida con chile guajillo, de forma ovoide, rellena con papa sazonada con chile, perejil y cebolla, que se sirve con salsa, lechuga, cilantro o col, cebolla y queso, pero para quien esto escribe la alternativa perfecta serían los chapulines de la milpa, ortópteros parecidos a nuestros saltamontes, fritos y tomados a puñaditos o embutidos en tacos, y el pan de cuelga preparado en horno de leña, relleno de azúcar y canela, y diseñado en multitud de formas debido a que suele ser objeto de regalo en días señalados.

Y para señalado-señalado, el pasado miércoles 25 de noviembre en el que la Cuelguería Juan Panes, referente sumo del bocado, homenajeó a tres grandes figuras del periodismo de viajes, Lucía Martín, Hernando Reyes y Javier García Blanco, con un pan de cuelga en forma de bicornio napoleónico adornado con la bandera de España. Así que ¡Viva España y Viva México, cabrones!

 


  0 COMENTARIOS




SÍGUENOS
          
SUBSCRÍBETE





AFUEGOLENTO EMPLEO

AUTOR DESTACADO

   

Pedro Manuel Collado Cruz

La cocina para mi es producto bien tratado sin enmascarar sus sabores, cocina de verdad de antaño con un toque diferente

2 recetas publicadas

Ver blog del autor














Desde 1996, el magazine gastronómico en internet.


© 1996 - 2024. 29 años. Todos los derechos reservados.
SUBSCRÍBETE

Recibe las novedades de A Fuego Lento


SÍGUENOS