6789 recetas de cocina   |   16421 noticias de gastronomia   |   564 autores   |   21 empresas



Vino tinto del Valle de Bekaa (Líbano) de las variedades Cinsault, Cariñena y Cabernet Sauvignon

Se Trata de Chateau Musar 2006.



share by WhatsApp

Felipe Morales Marín

 

Os presento un vino tinto del Líbano. Lo caté por primera vez en septiembre del 2017 con mi grupo de sumilleres, me pareció sorprendente y,  por eso, lo pedí para poder disfrutarlo posteriormente y ese día llegó en mi cumpleaños.

Se trata de Chateau Musar 2006, vino procedente de los viñedos y bodegas de Chateau Musar en Bekaa Valley, Líbano. Es un tinto constituido por las variedades de uva Cinsault, Cariñena  y Cabernet Sauvignon, con un tercio de cada una de ellas.

Seis meses después de la cosecha son transferidos a barricas francesas durante 1 año. El vino se cría adicionalmente otros 12 meses en depósitos de cemento antes de ser embotellado. El ensamblaje tuvo lugar tres años después, en 2009. Normalmente en esta bodega,  después de 4 años de maduración en botella, el vino se pone a la venta a los 7 años, pero en este caso no fue así y sino que fue en la primavera del 2017 (11 años después de ser cosechado).

  • En apariencia:

- Al mirar a través del cristal de la copa, observamos que es un vino que está claro y sin posos. Es brillante y sin anhídrido carbónico.

- Tiene una intensidad de capa, media. (La capa es la medida de la intensidad del color; si pusiéramos algún escrito o nuestros dedos debajo, e intentáramos leerlo o mirarlos a través del vino, tendríamos dificultades para poderlo hacer).

- Su color sería rojo teja.

- Su lágrima cae lentamente, tiene 14 % de grado alcohólico, lo que nos indica que el vino es denso y alcohólico. (La lágrima o fluidez del vino se produce al agitarlo en la copa, el líquido baja por sus paredes en forma de gotas, decimos que el vino llora. Cuanto mayor es el grado alcohólico, más abundantes son las gotas o las lágrimas que caen. Se forma por la condensación de la evaporación del alcohol, por su composición en glicerol y alcohol y porque sus componentes tienen diferentes tensiones superficiales).

 

  • En nariz:

- Condición: limpio.

- Intensidad: media. {Hay distintas maneras de clasificar su intensidad, como la de poner la copa a la altura del inicio del esternón (alta), a la altura de la barbilla (media) y debajo de la nariz (baja)}.

- Aroma: afrutado (recuerda a fruta negra y roja madura), especiado, tiene notas balsámicas, toques a vainilla, a tostados, a tabaco, a ahumados, a cuero, a cacao y a regaliz por su paso por la barrica (12 meses).

  • En boca:

+ Su ataque o principio en boca:

 - Dulzor: seco. Debido a la acidez (si ponemos la punta de la lengua en el cielo de la boca, estará áspero).

+ Su paso en boca:

- Acidez: media. (Es ideal para que el vino tenga equilibrio y envejezca bien).

- Tanino: medio y maduro (Es una sustancia astringente que se encuentra en la uva y en el raspón. Produce por lo tanto aspereza y sequedad en la boca).

- Cuerpo: alto. Por la presencia de alcoholes, glicerina y otras sustancias. (Es la “consistencia” del vino, su "densidad". Si es voluminoso como el nuestro, nos da la sensación de que se llena la boca y hasta que puedes intuir la sensación de poder masticarlo. Y debido a su paso por barrica, su cuerpo siempre será mayor que aquel que no lo ha tenido).

- Aroma: afrutado (fresas dulces, cerezas, arándanos, grosellas, moras, ciruelas negras maduras), especias (pimienta), vainilla, regaliz, tostados, chocolate y cuero (todos ellos de una forma muy sutil, a pesar de sus 12 meses en barrica).

+ Final en boca: - Duración: larga. (Es la persistencia en boca una vez que lo hemos ingerido).

CONCLUSIÓN: Calidad maravillosa. Está equilibrado (todos sus componentes están en total armonía sin que haya aristas: ningún elemento sobresale por encima de los demás). Su acidez media se contrarresta muy bien con esos taninos dulces, y a pesar de su tiempo en madera, se nota de una manera muy elegante). Es untuoso (el vino que catamos nos resulta suave en boca, viscoso, oleoso, es capaz de llenarnos la boca y recorrerla sin resultar pesado, nos transmite sensaciones de sedosidad, de suavidad muy agradables). Es ancho, de una forma casi constante (te llena toda la boca desde el principio).

Es un verdadero placer catar un vino en el que, después de 15 años, esté todo tan bien integrado, donde su paso por barrica sea tan elegante y que le siente tan bien los años en botella. Con bodegas así, uno nunca pierde las ganas de seguir buscando vinos diferentes, y este lo es. ¡¡¡¡¡¡¡¡MUCHÍSIMAS GRACIAS POR ELABORARLO!!!!!!


  0 COMENTARIOS




SÍGUENOS
          
SUBSCRÍBETE





AFUEGOLENTO EMPLEO

AUTOR DESTACADO

   

Cristian Rivera Rodríguez

Nuestra filosofía se basa en el mejor producto, de cercanía y con el trato justo y necesario para darle el valor que el producto merece.

2 recetas publicadas

Ver blog del autor














Desde 1996, el magazine gastronómico en internet.


© 1996 - 2022. 27 años. Todos los derechos reservados.
SUBSCRÍBETE

Recibe las novedades de A Fuego Lento


SÍGUENOS