Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí (enlace a página de cookies).

Aceptar Cookies
6239 recetas de cocina   |   15980 noticias de gastronomia   |   481 autores   |   21 empresas



¿Qué Pasa con los Tomates?


share by WhatsApp

El tomate es una hortaliza típicamente veraniega y sin embargo, según el IPOD (Índice de Precios en Origen y Destino de los Alimentos), ha aumentado su precio en destino en un 900%.

Esto parece un contrasentido, pero no lo es si tenemos en cuenta que al ser ahora un producto más demandado, los intermediarios quieren hacer el agosto, nunca mejor dicho, aprovechando para incrementar sus beneficios.

Los más perjudicados son los productores que siguen conteniendo precios, dadas las circunstancias actuales y no obtienen grandes beneficios.

El tomate es uno de las hortalizas más demandadas en el mundo entero, por lo que se ha aumentado la superficie de cultivo y además las nuevas técnicas permiten una mayor producción del mismo.

En España se cultiva prácticamente por toda la geografía, ocupa el 14 % de la superficie total de cultivo y el 23 % de la producción.

La variedad de climas y técnicas de cultivo, así como las distintas semillas determinan las distintas variedades que se comercializan y que exponemos a continuación.

Tomate en rama, de calibre intermedio, las variedades  más cultivadas son: Ramyle, Ventero, Pitenza y en menor proporción: Mayoral y Bigram.

Tomates gruesos, de mayor tamaño, distinguimos tomates de larga vida: Daniela y Duratón y tomates Beef: Vernal y Torry.

Tomates lisos, de calibre medio a grande: Montenegro y Bubu.

Tomates asurcados, de gran sabor: Raf, Marmandino y Rebelión.

Tomates cherry, muy pequeños y actualmente muy utilizados.

Todas estas variedades de tomates determinan además de distintos calibres y colores, distintos sabores y consistencia del fruto. Esta versatilidad del tomate hace que sea una de las hortalizas preferidas, por su gran variedad de aromas.

En el norte de España, por ejemplo, se producen tomates más dulces y rojos mientras en Andalucía se prefieren más ácidos y verdes.

Según los países los gustos también varían, en EEUU son menos exigentes, pues casi no se consume crudo.

En general se prefieren los tomates redondos, lisos y grandes, si bien en Ecuador o Filipinas se consumen achatados e irregulares. En los países mediterráneos se consumen asurcados, tipo que no es del gusto de otras partes del mundo.

En cuanto al color también hay diferencias, en Taiwan se prefieren entre verdes y rojos, al igual que en Brasil y Colombia. En Europa y Norteamérica se prefieren rojos.

En general se consideran mejores los tomates multioculares con paredes gruesas, que los que tienen grandes cavidades con semillas. La firmeza y el pequeño tamaño de las cicatrices, son signos de un mejor tomate.

El tomate se consume preferentemente fresco en ensaladas o gazpachos, pero también es importante la producción de tomate para la industria. Para esta se utilizan variedades especiales, con menos agua y más carne, su utilización es fundamentalmente para salsas de tomate y Ketchup. En menor proporción se utiliza en encurtidos o desecado.

En España se cultivan sobre todo en Almería, Murcia/Alicante y Canarias y ha disminuido la producción en Cataluña, Valencia y Sevilla entre otras provincias.

Debido al uso de invernaderos, se puede disponer de tomates todo el año, aunque la calidad no es la misma.

Las producciones actuales son más ecológicas, debido fundamentalmente a la presión de los importadores europeos.

El cultivo de tomate, hoy tan extendido, tuvo dificultades de entronización, porque al ser una solanácea, se consideró durante muchos años tóxico. Una vez superado este primer bache su cultivo ha sido imparable, siendo una de las mayores fuentes de riqueza, en la agricultura de muchos países.

Unido a su excelente sabor y a sus innumerables variedades para todos los gustos, tenemos la gran cantidad de propiedades que posee. Son antioxidantes, depurativos, contienen vitaminas (C, A, B, K), minerales (hierro, fósforo, potasio, manganeso, magnesio, cobre, etc.) y flavonoides fundamentales para mantener las paredes celulares.

Con tanta bondad, no es de extrañar que nadie pueda resistirse a su consumo y esto lo saben los intermediarios, aprovechando para subir los precios, como hemos visto, sobre todo en verano que es cuando más se consumen.


  0 COMENTARIOS











AFUEGOLENTO EMPLEO


AUTOR DESTACADO

   

Diego SOTO GALLARDO.

Cocina basada en la calidad del producto, tratado con mimo, una cuidada elaboración y una ejecución con una estética delicada, sencilla y elegante.

3 recetas publicadas

Ver blog del autor









SÍGUENOS
          
SUBSCRÍBETE






Desde 1996, el magazine gastronómico en internet.


© 1996 - 2020. 24 años. Todos los derechos reservados.
SUBSCRÍBETE

Recibe las novedades de A Fuego Lento


SÍGUENOS