Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí (enlace a página de cookies).

Aceptar Cookies
6155 recetas de cocina   |   15938 noticias de gastronomia   |   463 autores   |   21 empresas



Notas sobre la Introducción Del Chocolate en Europa: España Y Francia


share by WhatsApp

José Luis Arpide
Profesor de Antropología Cultural en la Universidad de León (España)



En el caso del chocolate, conocidos sus orígenes americanos y la importancia que va a tener en Europa, sin embargo algunas de las incógnitas sobre su introducción parecen empeñarse, transcurridos los siglos, en verse envueltas en leyendas e historias, algunas veces un tanto sorprendentes. En este artículo, queremos dar algunos datos sobre su introducción en España y especialmente en Francia.

Aunque sabemos que es Hernán Cortés quién descubre en México el cacao, su llegada a España representa todavía un cierto misterio, ya que se manejan varias hipótesis que presentamos:

El cardenal Mazarino

1ª) Hernán Cortés después de informar al emperador Carlos V, en la primera oportunidad que se le presenta, envió al monarca como obsequio unas muestras de cacao, así como las pertinentes indicaciones para poderlo hacer y tomar la bebida del chocolate.

2ª) Un monje del cister llamado Fray Aguilar que había ido a México con los conquistadores envió el primer cacao con la receta del chocolate, al abad del monasterio de Piedra en Aragón. Ello explicaría la gran tradición chocolatera de la orden Cisterciense y de su rama reformada de la Trapa.

3ª) Se le atribuye al franciscano Padre Olmedo que acompañó a Cortés, la introducción del cacao en España.

De cualquier forma, el verdadero comercio transoceánico de cacao comenzó relativamente tarde, ya que hasta 1585 no se tienen noticias de la llegada de un cargamento oficial, a Sevilla procedente de Veracruz.

La llegada del chocolate a España se aceptó de muy buen grado y se aclimató perfectamente en la corte española, durante la primera mitad del siglo XVII, siendo la bebida caliente que había cobrado forma entre los criollos de origen hispano de México, a la que se le había añadido azúcar, solución atribuida a un convento de monjas de Oaxaca.

El chocolate es considerado durante algún tiempo como alimento de efectos medicinales, ya que curaba la debilidad orgánica y muchas afecciones, el primer libro sobre el chocolate que lo relaciona con la medicina, se atribuye al Dr. Alonso Colmenero de Ledesma, médico cirujano de la localidad sevillana de Ecija ,en 1631 recoge la siguiente receta:

?Libra y media de azúcar blanca; dos onzas de canela; 14 pimientos o chiles. Media onza de clavos de especia; tres vainillas de Campeche y achiote para darle color?.

Por la citada receta vemos que el gusto que tendría este chocolate era marcadamente especiado, picante y de un color rojizo, quizás intentando parecerse, excepto en el dulzor a la primitiva bebida que los españoles habían probado en México.

Lo cierto es que el chocolate se tomaba en todas partes y a cualquier hora tanto en América como en España que tuvo su monopolio durante poco tiempo.

La introducción del chocolate en Francia, también esta sujeta a varias suposiciones, la primera indica que Ana de Austria (1601-1666), hija de Felipe III fue casada, por motivos políticos con el rey francés Luis XIII, los dos contrayentes tenían catorce años y la vida en la corte francesa no diva se muy fácil para esta infanta española, ya que además de enfermizo, quien dominaba la escena política era la madre del rey, María de Medici. Por las propias intrigas palatinas, el cardenal Richelieu, cuando llega a ministro en 1624, despliega una política antiespañola. Debido al origen de la reina, la hace sospechosa, por lo que la influencia de esta era muy limitada, esto nos lleva a pensar que el consumo de chocolate en la corte española fuese mas desconocido hasta ese momento.

La segunda suposición lo relaciona con el envío de chocolate por parte de monjes españoles como obsequio a otros hermanos franceses, sobre esta segunda suposición no tenemos documentación que aporten pruebas más concluyentes.

La tercera suposición apunta a que pudo entrar en Francia como una medicina, así en la obra de Bonaventure dŽArgonne titulada Melanges dŽhistoire et de litterature (Mezcla de historia y literatura), escrita en 1713 nos cuenta:

Sabemos que el Cardenal Brancaccio escribió un tratado sobre el chocolate, pero tal vez no sepamos que el cardenal de Lyon, Alphonse de Richelieu, fue el primero en usar esta droga en Francia. Oí de uno de sus sirvientes que la empleaba para moderar los vapores del bazo y que le transmitieron el secreto unos monjes españoles que lo llevaron a Francia.

En 1642 un importante médico parisino, René Moreau indica que el cardenal de Lyon le habia consultado al respecto de las propiedades terapéuticas del chocolate. El mencionado Alphonse de Richelieu era el hermano mayor del también cardenal y estadista Richelieu, por lo que se puede pensar que por consejo de su hermano comenzase a tomar chocolate. Su continuador, el cardenal Mazarino trajo de Italia a dos cocineros en 1654, entre sus habilidades gastronómicas estaba la preparación del chocolate aunque parece ser que el gusto demasiado amargo y tostado, no era del agrado del paladar francés.

En el año de 1659, David Chaliou escribe a Mazarino, explicándole que había viajado por España, Polonia y otros lugares de Europa, en busca de remedios útiles para el cuerpo humano, e indica que había conocido el chocolate y sus propiedades salutíferas. Otra vez, aparecen las circunstancias medicinales asociadas al chocolate. En 1666, el rey concede la patente de este producto al mencionado Chaliou quien lo vende tanto en licor como en tabletas y cajas.

En 1650 la infanta española María Teresa(hija de Felipe IV) se casa con el rey francés Luis XIV, para ratificar la paz entre España y Francia. La infanta se llevó de Madrid su propio séquito de españolas que eran aficionadas a tomar chocolate, al igual que la propia infanta. Un aspecto muy revelador, cuando una infanta casaba con un principe o rey extranjero era que en su séquito siempre la acompañaban su médico, su sacerdote y su cocinero, ya que cada uno cuidaba de su salud física y espiritual y de su salud, esto además nos hace observar en este caso como, los gustos gastronómicos de una persona, aunque cambie de país se mantiene sólidos y fieles a sus raices gustativas y culturales. En el caso de esta infanta, añadió en su séquito doncellas ?chocolateras?.

En la fastuosa corte de Versalles Luis XIV hubo un tiempo que habitualmente se servía chocolate en todas las funciones públicas. Pero en 1682 muere su esposa y el rey se casó con una dama puritana, que volvió mas frugales las costumbres de la Corte, por eso en 1693, por razones de economía, el rey suprimió el servicio de chocolate, que antes se ponía a disposición de los huéspedes en sus recepciones celebradas tres veces a la semana.

La célebre Marquesa de Sévigné (1626-1696) en su extensa correspondencia relata y describe las costumbres de la corte en Versalles, bajo la autoridad de Luis XIV. Ella misma relatará tanto las virtudes como defectos que se le achacaban al chocolate.

Más recientemente, en su novela Cacao, la autora Michèle Khan recoge la tradición que indica que el chocolate fue fabricado en primer lugar por los judíos, que habiendo conservado sus secreto durante un siglo, fueron a instalarse al sur de Francia, huyendo de la Inquisición. Los judíos de Bayona, llamados allí portugueses, fueron confinados al burgo de Sant-Esprit, ya que no tenían derecho a residir en la ciudad. Desde finales del siglo XVII, existen documentos en los que se prohíbe a los judíos tanto el comercio como la elaboración del chocolate, para no perjudicar a los chocolateros locales.

Se pueden consultar para más detalles:

Coe,S y Coe,M: La verdadera historia del chocolate. México.1999.Fondo de Cultura Económica.

Khan, M.Cacao. Barcelona.2006.Ed. Grijalbo.



--
Para ponerse en contacto con el autor de este artículo:

jgarpide@hotmail.com



  0 COMENTARIOS










AFUEGOLENTO EMPLEO


AUTOR DESTACADO

   

Alan Coxon

mirar hacia atrás para seguir hacia adelante

1 receta publicada

Ver blog del autor









SÍGUENOS
          
SUBSCRÍBETE






Desde 1996, el magazine gastronómico en internet.


© 1996 - 2020. 24 años. Todos los derechos reservados.
SUBSCRÍBETE

Recibe las novedades de A Fuego Lento


SÍGUENOS