6975 recetas de cocina   |   17505 noticias de gastronomia   |   580 autores   |   21 empresas



No confundir con los restaurantes de lujo peruano que han proliferado en el mundo.

Manos Chiclayanas, la Cocina Casera Peruana en Madrid (Vallecas)



Restaurante peruano MANOS CHICLAYANAS
share by WhatsApp

Ernesto Gallud Mira
Comunicador y cronista gastronómico. Promotor del disfrute armonizado entre la comida y el vino.

Cocina humilde para todos los públicos, porque también los ricos quieren probar sabores auténticos y entendibles.

CRITICA.- Acudo al Restaurante Manos Chiclayanas con expectativas de acercarme a la Cocina Peruana, al principio observo el salón y compruebo que varias mesas están ocupadas por familias con niños, lo que me hace sentirme más en familia (se siente el cariño), reviso la oferta de la carta y también la del menú diario (sorprendente por 11 euros), encuentro muchos platos de raigambre humilde, sopas, potajes, arroces que complementan lo ya archiconocido recetario actual peruano. Muchas dudas porque hay mucha oferta y no tenemos estómago para todo, porque además nos advierte el dueño que las raciones son generosas. Probamos tres cosas Anticucho con Rachi, Ceviche y Trío de Causas, todo estupendo, pero no pudimos con más, por ello prometemos acudir a probar el arroz con pato y otros platos tradicionales.

En estos momentos están en la transición de Casa de comidas a Restaurante y eso se nota sobre todo en la oferta de vinos, solo hay un blanco y un tinto, seguro que pronto cambiará y habrá más oferta, lo que si habría que pedirle que no pierda su esencia de raciones generosas y trato familiar.

Cuando anden más rodados, seguro que la cocina no tendrá tantos retrasos y los camareros irán menos estresados.

CRÓNICA.- Manos Chiclayanas es una magnifica Casa de Comidas peruana y ese es su éxito.

Situada en el barrio de Vallecas, tiene una clientela peruana que sabe apreciar la buena cocina de la chef y que acude cada vez más, siendo dificil encontrar sitio los fines de semana. Un lugar donde sentirte peruano y disfrutar de sus platos más ancestrales.

Chiclayo es un referente gastronómico peruano, porque en su geografía se encuentran desde hace 10000 años ingredientes como maíz, camote, yuca, papa, calabaza, pallares, frijoles, zapallo loche, palta, pacae, caigua, tuna, lúcuma, chirimoya, tumbo, maní, papaya, ciruelo de fraile; carnes de llama, pato, cuy, lobo marino, venado, cañanes o lagartijas del desierto. Evidentemente ya algunos no se usan, pero fundamentaron la cocina chiclayana con otros que los españoles llevaron como trigo (harinas, pan), cebada, avena, centeno. Olivos (aceitunas, aceite), alfalfa, lentejas, lechugas, col, rábanos, espárrago, zanahoria, espinaca. Caña de azúcar. Cítricos como limones, naranjas, limas, toronjas. Manzanas, uvas, plátanos. Eucalipto y rosales, entre otros. Mas recientemente desde otros lugares lejanos llegaron arroz, azafrán, albahaca, café, canela, anís, almendras, nueces, ajo. Cebolla, cilantro, romero, orégano, clavo, jengibre, pimientas, mostaza. Entre los animales vaca, toro, caballo, cerdo, cabra, burro y oveja. No olvidemos que a América llegaron también africanos y llevaron diferentes plantas y animales, como el café, el plátano o banano, el melón de agua o sandía, el aceite de palma africana, la gallina de Guinea, etc. Es posible inferir que durante la colonia, el negro esclavo llegado de otras tierras sabía freír y asar sus alimentos. Así, en Saña, Lambayeque, Chiclayo, Tumán y en todas las haciendas coloniales “se supone, también, africana la costumbre de freír los plátanos o chifles” (UNESCO – 1996)

La unión de tantos ingredientes a lo largo de los siglos ha convertido a los Chicayanos en grandes expertos en los sabores, texturas, aromas y en diferentes formas de cocinar con o sin fuego. Sin duda esto hace a las MANOS CHICLAYANAS expertas en la satisfacción culinaria de poblaciones y culturas de todos los continentes, y al norte de Peru en la capital gastronómica del país que está revolucionando el mundo gastronómico.

Cuando hay en las cocinas gente que ama lo que hace y hace lo que su corazon siente con las tradiciones y los ingredientes lo más originales posibles, es posible convertir la cocina humilde en los mejores platos deseado por sus seguidores y yo me apunto entre ellos.

Finalmente recomendaros que vayais cuanto antes, corremos el riesgo que quieran reconvertirse a Restaurante caro y nos suban los precios.  

Recojo aquí las palabras de un ilustre historiador chiclayano D. Carlos Enrique Martín Cabrejos Fernández.

La gracia de nuestra ciudad no radica en conocerla superficialmente sino en saborear la urdimbre de su imagen. En Chiclayo se entrelazan la vida, la tradición, la cultura, la trascendencia, la civilización y la modernidad; la gastronomía es una muestra. Chiclayo es un rostro cholo que ha sido surcado desde tiempos milenarios, un paladar fino que exige los mejores recursos de la tierra y del mar, es un libro abierto escrito por cada uno de sus hijos. El chiclayano es el hombre del quehacer y de las manos abiertas y extendidas. Sabe que en su tierra la vida vale la pena ser vivida… y sus potajes, probados.

 

Es conveniente reservar

MANOS CHICLAYANAS

C/ Martinez de la Riva 36- Bajo

653013964



  0 COMENTARIOS




SÍGUENOS
          
SUBSCRÍBETE





AFUEGOLENTO EMPLEO

AUTOR DESTACADO

   

Pedro Manuel Collado Cruz

La cocina para mi es producto bien tratado sin enmascarar sus sabores, cocina de verdad de antaño con un toque diferente

2 recetas publicadas

Ver blog del autor














Desde 1996, el magazine gastronómico en internet.


© 1996 - 2024. 29 años. Todos los derechos reservados.
SUBSCRÍBETE

Recibe las novedades de A Fuego Lento


SÍGUENOS