Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí (enlace a página de cookies).

Aceptar Cookies
6057 recetas de cocina   |   15861 noticias de gastronomia   |   443 autores   |   21 empresas



Enparedarte, Paredes Comestibles


share by WhatsApp

El céntrico barrio madrileño de Chueca acoge en el Espacio Trapézio del Mercado de San Anton un nuevo concurso. Esta iniciativa bajo el nombre de “enPAREDarte” en la que los artistas deberán elaborar una pared comestible.

El renovado mercado de San Antón (Madrid) trae un nuevo concurso en el que reflexionar “sobre”, “cómo” y “hasta cuándo”. Planteándose estos puntos pretenden descubrir cuál es el límite de un espacio comestible como expresión artística.  enPAREDarte es el nombre de esta iniciativa en la que plantean que artistas, pero no cocineros, construyan una pared comestible. Deben idear una arquitectura artística que sea lo suficientemente apetitosa y sabrosa como para que la gente quiera comérsela.

El Espacio Trapézio, situado en el mercado del barrio de Chueca, es un espacio cultural multidisciplinar con la idea de promover la difusión, investigación y producción del arte actual. Asimismo acogen actividades culturales y sociales con perspectiva creativa para que sirvan como nexo de unión entre el creador y los usuarios en un espacio abierto y dinámico en el tipo de propuestas. Con enPAREDarte quieren crear en este espacio un espacio arquitectónico en el que experimentar cómo es una pared perecedera, su volumen, cómo afectan las condiciones de contorno y qué posibilidades de acción tiene.

Esta pared que plantean deberá ocupar 2,40 por 2,40 metros. La inscripción al concurso está abierta desde el mes de enero hasta el 30 de abril. El requisito que deben cumplir es que las obras que planteen deben ser de carácter tridimensional y las piezas se deben poder degustar entre las personas del jurado y el público que acuda (15-20 personas como mínimo). Otro requisito a tener en cuenta por los artistas es que los materiales digeribles que utilicen deben contar con un estricto control de sanidad alimentaria e higiene.

Los ganadores del concurso no contarán con un premio monetario. Estos recibirán productos por el valor que les correspondería. El primer premio tendrá un valor de 100 euros canjeable en productos que se encuentren en la primera planta del Mercado de San Antón y la posibilidad de realizar un proyecto en el Espacio Trapézio durante diez días. Los autores que queden en segundo y tercer lugar serán obsequiados también con productos del Mercado de San Antón. El segundo por valor de 75 euros y el tercero de 50 euros. 

Aunque parezca extraño una pared comestible no es la primera vez que esto se lleva acabo. En 2012 fueron el artista Damien Hirst y el cocinero Heston Blumenthal quienes forraron las paredes de un ascensor con un papel lleno de pequeñas galletas. Los que entraban en el ascensor, en lugar de mantener conversaciones sin sentido podían chupar y morder sus paredes. 


  0 COMENTARIOS








AFUEGOLENTO EMPLEO


AUTOR DESTACADO

   

Alan Coxon

mirar hacia atrás para seguir hacia adelante

1 receta publicada

Ver blog del autor









SÍGUENOS
          
SUBSCRÍBETE






Desde 1996, el magazine gastronómico en internet.


© 1996 - 2020. 24 años. Todos los derechos reservados.
SUBSCRÍBETE

Recibe las novedades de A Fuego Lento


SÍGUENOS