6729 recetas de cocina   |   16248 noticias de gastronomia   |   565 autores   |   21 empresas



El Vino de la Batalla de Bailén



share by WhatsApp

Matteo Gaffoglio
Comunicador y experto en gastronomía



En pleno verano andaluz, con un calor insoportable y un sol de julio abrasador que parece que se encuentre sólo en esta región, tropas francesas napoleónicas al mando del general Pierre-Antoine Dupont de l?Etang, salieron de Toledo el día 22 de mayo del 1808, con etapas de 20-25 Km día, marchaban en su adelantamiento hacia sur camino de Andalucía.

En Cádiz estaban parados los últimos restos de la escuadra francesa, las últimas esperanzas del emperador de poseer algún control sobre el mar se desvanecían, porque un cerco de hierro se estrechaba alrededor de los buques del almirante Rosilly. Dupont debería librarle con su armada formada por dos de las cuatro divisiones que constituían el 2º Cuerpo de Observación de la Gironde que ocupaban el suelo español. Cádiz era la puerta para alcanzar las colonias. Las Indias, aún fabulosas, que cargaban los galeones de oro, daban ricas presas a los corsarios ingleses.

El caso es que Dupont en vez de continuar camino adelante hasta librar de sus aprietos al almirante Rosilly, completando méritos con los que alcanzar el codiciado bastón de mariscal, comenzó a ver que no estaba para sacar a nadie las castañas del fuego, pues bastante haría con aviar las propias. Sin comunicación con Madrid y sin bases apropiadas para mantener su avance, entre poblaciones hostiles a las que los crímenes de sus hombres habían metido el pánico y que a él le metían el resuello en el cuerpo, abandonó Córdoba y se recogió al amparo de Andújar, donde estableció su cuartel general. Pero en Andújar Dupont no demoró mucho, ni siquiera el tiempo para abastecer a su tropa que vivía sólo de robos y pillajes, porque soldados españoles con acciones bizarras lo estaban atacando y cercando.

Aunque fueron tiempos difíciles aquellos en que habían de improvisarse ejércitos de bisoños para combatir a los veteranos del emperador, con dificultades para obtener aprestos, municionamiento, vestuario y armas, escasez de víveres y falta de una intendencia organizada, el general en jefe don Francisco Javier Castaños (1756 ? 1852), un mesurado y prudente militar, advertido con antelación de las intenciones del emperador y de sus movimientos de tropas, en apenas dos semanas, tomando por base los antiguos cuerpos militares y nutridas sus filas con reclutas y campesinos en su mayoría garrochistas, quedó preparado un lucido ejército. Desde su cuartel general en Utrera, Castaños se dirigió a Sierra Morena para cortar las comunicaciones con el centro de la Península a las tropas francesas en Andalucía, de donde se desprende su importante situación estratégica.

Dupont, creyéndose aislado en Andújar, aunque fuera en posición fortificada, no se atrevió a plantear una batalla a las fuerzas de Castaños, así que prefirió retroceder, buscando enlazar con las otras tropas francesas mandadas por los generales Vedel y Dufour, que venían en su ayuda y que estaban ya casi en el límite de la provincia. Al dirigirse a Bailén el 18 de julio, el general Dupont se metió en la ratonera, y con él, la flor y nata de los curtidos veteranos del 2.º Cuerpo de Observación de la Gironde y la cólera del emperador.



De la victoriosa batalla de Bailén, que es conocido de todos, la más importante del ejército español sobre el francés durante la Guerra de Independencia (julio de 1808), donde cayó derrotato por primera vez el invencible ejército de Napoleón, mucha tinta ha fluido por las plumas de testigos, poetas y escritores de gran valía en escribir paginas de gloria. No hay español que en el cole no haya dado repasos a estas páginas de Historia. La villa de Bailén trajo una importante consecuencia politica y psicológica, constituyendo un ejemplo más que señero con el hito histórico de su enfrentamiento a las tropas napoleónicas.

Geográficamente, Bailén se halla situada en el centro de un anfiteatro de pequeñas alturas, entre los ríos Rumblar y Guadiel, afluentes del Guadalquivir, el terreno es en general de buena calidad, en su mayor parte sembrado principalmente de olivos y, el resto, de viñedos. Las vides que siempre han sido cultivadas en esos mismos cerros donde se enfrentaron españoles y franceses, siguen siendo de las mismas cepas, es decir: uva autóctona de la ?zona de la Batalla?. Un tipo de uva rara que no está clasificada, y que fue analizada por los expertos enólogos jerezanos descubriendo que no existe en otras partes del mundo. Los viñeros de la zona, más de 200, hace una docena de años formaron una sociedad, incrementando e impulsando la ya formada bodega (en 1964) de la Cooperativa de la Vid Santa Gertrudis, en obsequio a la primera patrona de la ciudad. Ellos aportan en su totalidad más de un millón de kilos de uva que recogen anualmente en esa zona para elaborar estos caldos de tanto reconocimiento en la provincia y fuera de ella. Los viñeros bailenenses denominaron pues esta uva autóctona de la zona ?La Molinera de Bailén?.



Todos los vinos de la Coop Sta Gertrudis llevan en su composición uva La Molinera. La Coop elabora y envasa los vinos de Bailén en sus distintas denominaciones: Marqués de Portugalete, Duque de Bailén, Batalla 1808, María Bellido. Y los jóvenes blancos, rosados y tintos como: Amanecer Andaluz, Atardecer Andaluz. Es fácil notar que los nombres se refieren a los heróes de la Batalla, como el general Castaños que fue Marqués de Portugalete y Duque de Bailén a la postre, María Luisa Bellido, la heroína de la Batalla, una mujer entre las tantas que llevaban agua a los soldados. En el momento de levantar su casco para dar de beber al general Reding, una bala se lo quebró. Es de tradición que, sin alterarse, recogió un casco del suelo y volvio a brindarle el agua.

Paso a paso, la Coop Sta Gertrudis, cuyo presidente es José Chico, un gran profesional, se ha engrandecido y mejorado, modernizando su sede y su nueva planta de almacenaje y envasado, con nuevas instalaciones que adaptan esta tradicional cooperativa vinícola de la zona a las nuevas exigencias de un mercado que cada día busca más la calidad y los productos elaborados con productos naturales. Estos vinos que llevan dentro el sol de Andalucía, son de alta calidad y de esmerada selección, ya han participado en catas nacionales obtenendo premios y distintivos de calidad. Aunque falte el tan merecido e importante reconocimiento de la D.O.C. (pero éste será el próximo paso), miran ya de salir de la provincia de Jaén y conquistar el mercado nacional y extranjero.

La apertura oficial de la nueva sede tuvo lugar el 14 del pasado mes de julio, cuatro días antes de la conmemoración anual del 193 aniversario de la Batalla de Bailén. Dentro de pocos años, en el 2008, Bailén festejerá el bicentenario de ese importante acontecimiento, brindando a esta conmemoración de profundas raíces históricas con el Vino de la Batalla.



  2 COMENTARIOS




15/03/2016  |  15:19
hola me fgustaria comprar unas cuantas botellas de vino como la quetenis ahi la batalla de de bailen como la que tenis en esta pagina de cuello alto como lo podia hacer dame numero de la coperativa
100% de 1

15/03/2016  |  15:19
953671256 sdad coop andaluza de la vid "santa gertrudis"
prolongacion baeza s/n bailen (jaen)
100% de 1

SÍGUENOS
          
SUBSCRÍBETE





AFUEGOLENTO EMPLEO

AUTOR DESTACADO

   

Bernd Horst Knöller

él personalmente todos los días a hacer la compra para el restaurante y a la subasta de la Lonja de pescadores para encontrar los mejores ejemplares.

3 recetas publicadas

Ver blog del autor














Desde 1996, el magazine gastronómico en internet.


© 1996 - 2021. 26 años. Todos los derechos reservados.
SUBSCRÍBETE

Recibe las novedades de A Fuego Lento


SÍGUENOS