6727 recetas de cocina   |   16245 noticias de gastronomia   |   565 autores   |   21 empresas



Cumpleaños Feliz


share by WhatsApp

Tatiana Suarez Losada
La cocina me apasiona desde pequeña y desde entonces no he dejado de aprender



Hora es ya de ocuparnos de los niños. En esta apasionante aventura de la cocina y la gastronomía, no pueden faltar ellos, que son nuestro futuro. Así pues, dediquémosles la atención y el cariño que merecen para que, cuando sean mayores, el recuerdo de los sabores, los aromas y las sensaciones de la infancia sea una baza más para ser felices.
Todos recordamos nuestros cumpleaños, cargados de emoción y ansiedad y, en especial, el momento de la llegada de la tarta, hecha especialmente para nosotros, con nuestro nombre escrito en letras de chocolate. Era una mezcla de sensaciones de protagonismo, de sentir el cariño de nuestra familia, de ilusión, que ahora vamos a revivir con nuestros niños. Todo nuestro esfuerzo se verá recompensado por la expresión de felicidad pintada en su rostro al contemplar nuestra "creación", la tarta que hemos preparado para ellos con mimo y cariño. No importa si no queda todo lo perfecto que quisiéramos, ellos sólo verán algo salido de nuestras manos para ellos. Se sentirán orgullosos de nosotros, lo contarán en el colegio y en todas partes y, cuando llegue un nuevo cumpleaños, sabrán que volveremos a sorprenderles con algo especial.
Según se vayan haciendo mayores, quizá quieran participar en el proceso de elaboración o decoración de la tarta, con lo que tendremos un motivo más de satisfacción y, de paso, les enseñaremos las técnicas necesarias para ello. No debe importarnos si se ensucian y lo ponen todo perdido, es su día, lo que cuenta son las sensaciones que se comparten, ¡tiempo habrá de limpiar!



Las recetas que propongo a continuación pueden servir para muchas tartas diferentes, cambiando el motivo y la decoración, todo es cuestión de imaginación. Con esta misma base, se pueden hacer tartas en forma de:
Osito: las orejas se hacen con dos o tres galletas superpuestas que luego se bañan con el mismo glaseado de la tarta, para la nariz y los ojos servirán unas bolitas de chocolate y para la boca un pedacito de regaliz flexible.
Conejo: además del bizcocho redondo, hará falta un bizcocho rectangular que luego se recortará para formar las orejas.
Mickey Mouse y otros personajes: se hace una fotocopia en cartulina de cualquier dibujo, que servirá de plantilla. Se recorta la plantilla, se coloca sobre el bizcocho y se recorta éste.
Podemos decorar la tarta con motivos alusivos a las aficiones del niño, por ejemplo, la música (dibujando una gran clave de sol y unas notas de chocolate), la pintura (decorando con gominolas grandes de colores para simular las pinturas y unos palos de canela para los pinceles), enfin, el abanico de posibilidades es tan amplio como niños hay a nuestro alrededor


Tarta gato rellena de trufa
1 bizcocho redondo (se puede comprar ya hecho), 200 c.c. de agua, 200 g. de azúcar, 150 g. de chocolate negro, 50 g. de mantequilla, 400 c.c. de nata líquida, 2 sobaos cuadrados para las orejas, unos espaguetis para los bigotes, papel antigrasa.
1) Hacer un almíbar hirviendo el agua y el azúcar durante 5 minutos. Dejar enfriar.
2) Cortar el bizcocho por la mitad en sentido horizontal y disponer una de las mitades sobre una bandeja amplia de cristal o porcelana, que es donde se servirá la tarta. Colocar la otra mitad sobre una tabla de cortar o un plato muy llano y sin borde. Emborrachar ambas mitades con el almíbar frío. Conviene hacer esta operación unas horas antes de montar la tarta.
3) Montar la nata y reservarla en el frigorífico. Derretir 100 g. de chocolate al baño María o en el microondas a media potencia (vigilando para que no se queme) y añadir la mantequilla. Mezclar a fondo y añadir la mitad de la nata, poco a poco, hasta que quede bien incorporada. Reservar la crema de trufa así obtenida en el frigorífico hasta que se endurezca ligeramente. De esta manera será más fácil rellenar el bizcocho.
4) Poner la crema de trufa sobre una de las capas de bizcocho y cubrir con la otra capa. Esta operación se hará haciendo deslizar la capa de bizcocho sobre la trufa; de esta manera, no se romperá. Cortar los sobaos en diagonal y colocar los triángulos así formados en el lugar de las orejas (2 triángulos para cada oreja). Cubrir con la nata restante, extendiéndola uniformemente con una espátula metálica o un cuchillo de punta redonda.
5) Para hacer los rasgos del gato de chocolate, cortar una tira de papel antigrasa de unos 15 cm. de ancho y formar un pequeño embudo o cartucho. Con un poco de práctica, saldrá enseguida. Sujetar el extremo con una grapa, para que no se suelte. Derretir el chocolate restante e introducir parte de él en el embudo de papel, doblando la parte superior y las esquinas. De esta manera se obtiene una mini-manga pastelera. Cortar el extremo con unas tijeras (cortar poco al principio e ir haciendo pruebas hasta que salga la cantidad de chocolate adecuada). Dibujar los ojos, la boca y el interior de las orejas sobre una hoja de papel antigrasa. Puede ser necesario hacer varias pruebas hasta cogerle el punto al embudo de chocolate y al propio pulso; también resulta útil hacer primero los dibujos con lápiz en una hoja de papel normal y calcarlos después con el papel antigrasa y el chocolate. Pintar los espaguetis con un poco de chocolate derretido, con ayuda de un pincel de repostería, y dejar enfriar. Cuando se haya endurecido el chocolate, desprender con cuidado las figuras y colocar cada cosa en su lugar.
Meter al frigorífico hasta el momento de servir.


Tarta fuerte indio de trufa
1 bizcocho redondo (puede comprarse ya hecho), 200 g. de azúcar, 200 c.c. de agua, 600 c.c. de nata líquida, 150 g. de chocolate negro, 50 g. de mantequilla, 1 caja de "fingers" de chocolate, indios, caballos, etc. de juguete, para decorar.
1) Hacer un almíbar hirviendo el agua y el azúcar durante 5 minutos. Dejar enfriar.
2) Cortar el bizcocho por la mitad en sentido horizontal y proceder de la misma manera que para hacer la tarta anterior.
3) Una vez emborrachadas ambas mitades con el almíbar, montar la nata y reservarla en el frigorífico. Derretir el chocolate al baño María o en el microondas a media potencia, añadir la mantequilla y mezclar a fondo. Agregar la nata, poco a poco, hasta que quede bien incorporada. Reservar la crema de trufa así obtenida en el frigorífico.
4) Montar la tarta, proceder de la misma manera que para la tarta anterior, utilizando la mitad de la trufa para rellenar y la otra mitad para cubrir la tarta. Disponer los "fingers" de chocolate alrededor de la tarta, apretando ligeramente para que se peguen, y formar una puerta. Reservar en el frigorífico hasta el momento de servir.
5) Decorar con los indios, etc. de juguete.


Bibliografía
Quiero recomendar algunos libros de cocina para niños, con los que aprenderán a cocinar mientras se divierten y que conserván toda su vida.
"Mis primeros libros de cocina" (Cosas dulces, Cosas para fiestas, cosas calientes) - Angela Wilkes (Ed. Anaya)
IBSN 84-207-3789-5, 84-207-3790-9 y 84-207-3189-7 respectivamente.
"Mi primer libro de pastelería" - Helen Drew (Ed. Molino)
IBSN 84-272-1704-8
"Mi primer libro para fiestas" - Angela Wilkes (Ed. Molino)
IBSN 84-272-1706-4


  0 COMENTARIOS




SÍGUENOS
          
SUBSCRÍBETE





AFUEGOLENTO EMPLEO

AUTOR DESTACADO

   

Bernd Horst Knöller

él personalmente todos los días a hacer la compra para el restaurante y a la subasta de la Lonja de pescadores para encontrar los mejores ejemplares.

3 recetas publicadas

Ver blog del autor














Desde 1996, el magazine gastronómico en internet.


© 1996 - 2021. 26 años. Todos los derechos reservados.
SUBSCRÍBETE

Recibe las novedades de A Fuego Lento


SÍGUENOS