Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí (enlace a página de cookies).

Aceptar Cookies
6129 recetas de cocina   |   15916 noticias de gastronomia   |   451 autores   |   21 empresas



Aprende a comer piña fácilmente

Cómo Incluir la Piña en la Alimentación Más Allá de la Dieta de este Nombre



share by WhatsApp

Redacción Afuegolento.com

La dieta de la piña es un régimen muy popular que utilizan muchas personas para bajar de peso rápidamente. Su funcionamiento básico consiste en comer piña en cada una de las comidas y acompañarla, o no, de otros alimentos. No obstante, si se incluyen otros alimentos, estos han de estar muy limitados y debemos priorizar aquellos con más contenido en proteínas.

A pesar de su popularidad, esta dieta no genera ningún beneficio para la salud de quien la sigue. Es una de esas denominadas dietas milagro que garantizan una pérdida rápida de peso pero que pueden asociarse a problemas más graves como el efecto rebote o la eliminación de alimentos que sí son imprescindibles para la salud de nuestro organismo, como las legumbres, los cereales, la pasta o las patatas.

La piña es una de las frutas tropicales más consumidas y es una pena que mucha gente la conozca casi de manera exclusiva por la dieta de este nombre. Su consumo está muy recomendado por sus múltiples propiedades saludables, pero para conseguir ese efecto es importante combinar la ingesta con una dieta completa y equilibrada.

Existen muchísimas ideas y propuestas para incluir este alimento en la dieta, ya sea a través de batidos de frutas, en postres, en ensaladas y salsas e incluso en la polémica pizza con piña. Repasamos a continuación algunas de estas recetas.

 

Batidos de piña, la forma más cómoda de incluir la piña en la dieta

 

El modo más sencillo de incluir la piña en la dieta es a través de batidos. Se trata de una fruta rica, dulce y que a su vez aporta un número muy reducido de calorías. Tiene un alto poder depurativo y ayuda a bajar de peso por su capacidad saciante. Además, protege a la piel del envejecimiento celular producido por la acción del sol.

Esta fruta tiene un alto contenido en agua, lo que incide en su capacidad saciante y su número reducido de calorías. Una vía rápida para tomar piña es a través de batidos, pues de ese modo logramos reducir su sabor agridulce.

Existen todo tipo de combinaciones posibles para hacer batidos con esta fruta: mezclarla con leche, con otras frutas tropicales como el mango y el plátano, introducir el toque cítrico con naranjas o zumo de limón, opciones más depurativas que incluyan verduras y brotes o una alternativa más enfocada a perder peso, como la avena.

Las opciones son muy numerosas y el aspecto positivo de los batidos es que solo necesitamos disponer de una buena batidora o licuadora de frutas y jugar con nuestra imaginación. Además, si lo deseamos podemos añadir también frutos secos, bebidas vegetales o semillas.

 

La piña más allá de los batidos

 

Dejando a un lado los batidos de piña, otra opción es consumir esta fruta directamente, ya sea como postre, en el desayuno, en la media mañana o en la merienda. Unas rebanadas de piña en cualquiera de estos momentos del día logra saciar el hambre entre horas o completar una comida saludable y nutritiva.

No obstante, existen más opciones para introducir la piña en la dieta. Una ensalada de pasta con piña natural, queso fresco o mozzarella, frutos secos al gusto y unos tomates sherry al horno con hierbas provenzales conforman un buen primer plato para el almuerzo o una cena muy equilibrada.

A su vez, la inclusión de la piña en ensalada también puede darse con brotes de espinacas, rúcula o canónigos y acompañar el plato con pollo, rábano, pepino, aceitunas y tomate seco, por ejemplo.

Las ideas son muy variadas, la clave está en probar cosas distintas pata hacer más enriquecedora nuestra dieta. Así, otra propuesta es tomar piña a modo de salsa. Para ello, derretimos mantequilla en una sartén o añadimos un poco de aceite, cuando esté caliente, añadimos unos trozos de piña y agregamos unos ajos picados. Una vez se doren la piña y los ajos, incorporamos un poco de vino y salsa de soja, o bien miel, dependiendo del gusto final que queramos conseguir. Finalmente, añadimos un poco de harina para espesar la salsa.

Si incluimos trozos grandes de piña, la idea es servir la piña como acompañamiento de la carne o pescado que hagamos en esta salsa. Pero si preferimos la piña bien picada, podemos batir toda la salsa.

 

¿Cuáles son los beneficios nutritivos de la piña?

 

Esta fruta es una de las más consumidas en Europa, a pesar de ser de origen tropical. El motivo de ello son sus beneficios para el organismo. La piña actúa como agente diurético, es muy rica en minerales y vitaminas, tiene un alto contenido en fibra y posee una enzima, la bromelina, que consigue deshacer las proteínas que aportan alimentos como la carne, el huevo o el pescado.

Además, es un alimento con alto poder antioxidante, contribuye al buen funcionamiento del hígado y ayuda a mejorar el sistema digestivo gracias a que estimula el peristaltismo, los movimientos de contracción del tubo digestivo para facilitar el tránsito de los alimentos.

La piña posee muchas propiedades positivas, pero su consumo ha de ser limitado en algunos casos, especialmente en personas con insuficiencia renal, debido al alto contenido en potasio de esta fruta, o en personas que tengan tendencia a padecer gastritis, pues la presencia de ácidos orgánicos en esta fruta puede agudizar los síntomas de estas dolencias.



  0 COMENTARIOS








AFUEGOLENTO EMPLEO


AUTOR DESTACADO

   

Alan Coxon

mirar hacia atrás para seguir hacia adelante

1 receta publicada

Ver blog del autor









SÍGUENOS
          
SUBSCRÍBETE






Desde 1996, el magazine gastronómico en internet.


© 1996 - 2020. 24 años. Todos los derechos reservados.
SUBSCRÍBETE

Recibe las novedades de A Fuego Lento


SÍGUENOS