6685 recetas de cocina   |   16187 noticias de gastronomia   |   564 autores   |   21 empresas



Cómo Aprovechar el Jamón de la Cesta de Navidad



share by WhatsApp

Redacción Afuegolento.com

Además de compartir en familia, una de las tradiciones navideñas más significativas y emblemáticas es la de regalar cestas de Navidad con jamón. Y es que, para muchas personas, la ausencia del jamón como acompañante infalible de la diversa gastronomía navideña significaría un faltante protagónico en sus mesas. De hecho, No son pocas las personas que afirman el dicho de “sin jamón no hay Navidad”.

Hasta hace unos años, la costumbre de regalar cestas de Navidad con jamón era algo muy usual en las empresas, pero esta tradición se ha ido expandiendo hacia las familias, amigos e incluso comunidades. Por ello, actualmente regalar este tipo de presente incluso a conocidos se ha hecho habitual.

 

¿De dónde surge esta tradición?

 

Si bien en la actualidad el jamón de la cesta navideña simboliza agradecimientos y unión, el origen de esta tradición dista bastante de ello. De acuerdo con los hallazgos encontrados, la tradición de regalar cestas de comida en donde se incluían piezas de cerdo se remota a la era del imperio romano. Según los estudios realizados por los historiadores, se cree que en ese entonces los patronos acostumbraban a regalar canastas de comida las cuales eran llamadas “sportula”.

Estas “sportulas” eran obsequiadas al pueblo en fechas invernales (coincidencialmente durante el actual mes de diciembre) y su propósito era el de rendir culto al dios Saturno mediante una celebración. Como podemos apreciar el regalar ya sea una pierna o una loncha de jamón, siempre ha significado motivo de celebración.

 

Tipos y características de los jamones

 

Jamón Ibérico

 

Destaca por ser el jamón más tierno, jugoso y con más sabor debido a que la raza del cerdo origen es la única que puede infiltrar grasa en sus músculos. Los cerdos ibéricos se caracterizan por su piel oscura y pezuñas negras y solamente se crían en la península ibérica debido a los paisajes y condiciones climáticas únicas que se dan en esta región.

Los jamones ibéricos los podemos encontrar en cuatro diferentes denominaciones:

  • De origen Dehesa de Extremadura – Poseen un aroma bien agradable y su carne es algo salada, blanda y de color rosado.
  • De origen Guijelo – Se caracteriza por tener un aroma bien intenso y un sabor bastante dulce. El color de su carne es de color rosado y la grasa posee una coloración dorada
  • De origen de Huelva – Posee un sabor delicado y agradable. Su carne externamente posee una coloración blanca-grisácea, pero una vez abierta es rosada
  • De origen de valle de los Pedroches – Estos jamones poseen un sabor muy intenso una vez que tocan el paladar. En cuanto a su carne, no suele ser muy fibrosa y su grasa es bastante brillante. La coloración de la misma es rosada

 

Jamón Serrano

 

El origen de este jamón puede provenir de diferentes razas de cerdos, aunque los más comunes son lo de pietrain, el large white o el duroc. La piel de estos cerdos es mucho más clara que la de los ibéricos y pueden provenir de otras regiones o países. Su alimentación se basa en granos y carne resulta ser bastante homogénea y sin grasas en sus músculos. Esto hace que la carne de este jamón sea menos tierna y jugosa en comparación al ibérico.

Es importante reseñar que estos jamones se suelen incluir en las cestas navideñas en dos formatos: loncheado o la pata completa.

 

Consejos para conservar el jamón y así poderlo aprovechar en otras recetas

 

  • La temperatura ideal para la conservación del jamón es de 12 a 18 grados. Por ende, asegúrate de que el refrigerador donde se va a almacenar, mantenga un buen espacio que garantice la ventilación.
  • En caso de tener una pata completa, se recomienda cubrirla con un paño de algodón de cocina para así, mitigar el impacto provocado por impurezas del aire y de insectos.
  • Mantén alejado la loncha o la pata de fuentes luminosas, ya que estas suelen alterar el sabor del jamón
  • Si tienes una pieza de jamón ibérico ni se te ocurra calentar la longa que vas a comer para que suelte la grasa y se ponga brillante. En su lugar deja la pieza de jamón al aire libre hasta que tome una temperatura ambiente.

  0 COMENTARIOS




SÍGUENOS
          
SUBSCRÍBETE





AFUEGOLENTO EMPLEO

AUTOR DESTACADO

   

Bernd Horst Knöller

él personalmente todos los días a hacer la compra para el restaurante y a la subasta de la Lonja de pescadores para encontrar los mejores ejemplares.

3 recetas publicadas

Ver blog del autor
















Desde 1996, el magazine gastronómico en internet.


© 1996 - 2021. 26 años. Todos los derechos reservados.
SUBSCRÍBETE

Recibe las novedades de A Fuego Lento


SÍGUENOS