6727 recetas de cocina   |   16245 noticias de gastronomia   |   565 autores   |   21 empresas



Carmen (Ll)


share by WhatsApp

Luis Hens



Tras la mañana del desengaño Carmen decidió no volver a cocinar más en toda la promesa de su joven vida.

Había conocido y consagrado la cocina por un amor, y no correría más riesgos en cuestiones sentimentales, ni dedicaría más labor en química de pucheros. Su vida se volvió más ordenada y productiva: comidas siempre puntuales y demasiado previsivas en el comedor universitario, cineclub los miércoles, y buenas notas a final de trimestre.

Una sola cosa inquietaba a Carmen, y no eran los comentarios malintencionados de sus amigas, que buscaban cualquier ocasión forzada por nombrar a Manel, objeto de su desdicha, ni los arriesgados avances de sus compañeros más conquistadores. Lo que verdaderamente sacaba de sus casillas a Carmen es que allí donde iba o donde estaba le venía el recuerdo de la cocina y sus pasadas dedicaciones a sus queridos platos. Si volvía a casa en autobús, enfrente, seguro, una señora comenta a otra una receta rápida, fácil, barata y nutritiva que le encanta a su Adolfito.

En la consulta del doctor pilla una revista por timidez, y se abre por la sección culinaria que antes coleccionaba. Del atlas de anatomía se desprende, sorpresivamente, el apunte de una quiche vegetal tomado a mano. Aquel pastel, en concreto, le hubiera encantado hacerlo para Manel. Lo tenía proyectado, lo recordaba. Y, aunque le pareciera incomprensible, tanto le dolía la pérdida de dedicación amorosa como la de la cocina. No pudo evitar recoger el apunte y repasar, mental y gustativamente, la receta.


Quiche de patata y verdura
Patatas hervidas
Harina tamizada
Sal, pimienta
Mantequilla
Berenjena
Cebolla
Ajo
Queso enmental rallado

Mezclamos las patatas sin piel con la harina en proporción de mitad y mitad, procurando que quede bien deshecha la patatal. Añadimos un tercio del peso de la masa de mantequilla, salpimentamos y amasamos bien. Dejamos la masa reposar un mínimo de media hora.

Mientras, sofreímos la cebolla hasta que quede bien hecha. Pelamos las berenjenas y las pochamos con un par de dientes de ajo y una pizca de romero opcional.

Sacamos la masa y la extendemos en un molde aceiteado. Ponemos una capa de cebolla y otra de berenjena, bien escurridas de aceite, y acabamos con un poco de queso rallado.

Horneamos a 180º hasta que quede crujiente la masa y gratinado el queso.

Buen provecho.



  0 COMENTARIOS




SÍGUENOS
          
SUBSCRÍBETE





AFUEGOLENTO EMPLEO

AUTOR DESTACADO

   

Bernd Horst Knöller

él personalmente todos los días a hacer la compra para el restaurante y a la subasta de la Lonja de pescadores para encontrar los mejores ejemplares.

3 recetas publicadas

Ver blog del autor














Desde 1996, el magazine gastronómico en internet.


© 1996 - 2021. 26 años. Todos los derechos reservados.
SUBSCRÍBETE

Recibe las novedades de A Fuego Lento


SÍGUENOS