Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí (enlace a página de cookies).

Aceptar Cookies
5988 recetas de cocina   |   15779 noticias de gastronomia   |   425 autores   |   14 empresas



¿Sabes Qué Levadura Elegir? los Diferentes Tipos de Levadura



share by WhatsApp

Redacción Afuegolento.com

Durante estos días de cuarentena, muchos estamos aprovechando para cocinar en casa como nunca antes lo habíamos hecho. Sin embargo, en muchas ocasiones, no sabemos cuál es la levadura que realmente necesitamos para nuestras recetas. Por ello, desde Levanova quieren hacernos llegar algunas claves para que sepamos utilizar correctamente cada una de ellas. 

Lo primero y más importante es entender la diferencia entre la levadura de panadería y la levadura química. Mientras que la levadura de panadería se utiliza para hacer pan y otras masas fermentadas como los brioches, las pizzas, los croissants o las empanadas, por su parte, la levadura química sólo sirve para hacer lo que se denomina “masas batidas”, es decir, bizcochos, magdalenas o galletas. 

La diferencia clave entre una y otra es la fermentación. La “regla” por tanto sería: para masas que tienen que fermentar antes de cocerse en el horno usamos levadura de panadería, para masas batidas que no requieren fermentación usamos levadura química.

Ahora que ya sabemos lo básico, vamos a conocerlas un poco más: 

LA LEVADURA DE PANADERÍA

La levadura de panadería es un ser vivo. Su nombre científico es “Saccharomyces Cerevisiae” y fue descubierta por el científico francés Louis Pasteur en el año 1857. 

La levadura es la responsable de que se produzca la fermentación, un proceso natural presente desde la antigüedad en nuestra cultura alimenticia. La fermentación aporta a los panes, no sólo volumen, sino también los sabores, aromas y texturas a los que ya estamos acostumbrados. Si no hubiera fermentación, el pan sería una masa compacta, insípida y difícil de comer. 

Si lo que buscamos es levadura de panadería fresca, podemos encontrarla en los supermercados envasada en forma de cubitos bien prensados, que se deshacen muy fácilmente con los dedos a la hora de cocinar. A modo de curiosidad, este formato de levadura de panadería es el más utilizado por los panaderos artesanos de nuestro país. ¡No nos extraña!, pues es muy fácil de usar. 

Respecto a su almacenamiento, al ser un ser vivo, es importante conservarla en frío. La temperatura habitual de refrigeración de una nevera cotidiana es suficiente para que se conserve a la perfección. 

Otro formato de levadura de panadería es la levadura de panadería seca. Esta levadura es el resultado de quitar prácticamente toda el agua a la levadura de panadería fresca. A pesar de estar “seca”, este tipo de levadura también está viva. La diferencia con la levadura de panadería fresca es que la seca se encuentra en “estado de hibernación” y sólo saldrá de este estado cuándo la mezclemos con agua al realizar nuestra receta. 

Es importante tener en cuenta que, al haber quitado el agua, es un producto más concentrado que la levadura fresca, por lo que hay que ser muy exactos a la hora de dosificar. 

Esta levadura, sin abrir y en su envase original se conserva muy bien durante meses a temperatura ambiente. Sin embargo, una vez abierta, es recomendable guardarla en un frasco de cristal y consumirla cuanto antes. 

 

LA LEVADURA QUÍMICA

La levadura química, o también llamada levadura de repostería o polvo de hornear, a diferencia de la levadura de panadería, no es un ser vivo. Este ingrediente realmente es una mezcla de minerales y bicarbonato sódico que, con agua y al calor del horno, produce gas y aporta volumen a las elaboraciones. 

Al no ser realmente una levadura (es decir, un organismo vivo), no fermenta y, por ende, tampoco sirve para hacer pan y otras masas fermentadas (pizzas, croissants, etc.). 

No queremos imaginar cuántos desastres en la cocina ha podido ocasionar no haber tenido antes una idea clara de todo esto, pero esperamos que, a partir de ahora, ya no se tengan dudas. 

gracias LEVANOVA por tu informacion


  0 COMENTARIOS







AFUEGOLENTO EMPLEO


AUTOR DESTACADO

   

Raúl García Jiménez

Cocinero. Asesor gastronómico. Articulista de cocina ecológica y más...

96 artículos publicados

33 recetas publicadas

Ver blog del autor






SÍGUENOS
          
SUBSCRÍBETE






Desde 1996, el magazine gastronómico en internet.


© 1996 - 2020. 24 años. Todos los derechos reservados.
SUBSCRÍBETE

Recibe las novedades de A Fuego Lento


SÍGUENOS