Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí (enlace a página de cookies).

Aceptar Cookies
6057 recetas de cocina   |   15861 noticias de gastronomia   |   443 autores   |   21 empresas



Mitos Y Creencias sobre la Dieta Y Cáncer



share by WhatsApp

Esta receta forma parte de la «Guía Nutricional para pacientes oncológicos y sus recetas», un proyecto fruto de la colaboración entre la Junta de Baleares de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), la Asociación de Cocineros Afincados en las Islas Baleares (ASCAIB) y el Colegio Oficial de Dietistas-Nutricionistas del archipiélago (CODNIB).

La «Guía Nutricional para pacientes oncológicos y sus recetas» también recoge una serie de consejos dietéticos elaborados por profesionales de las tres entidades. Dichas recomendaciones y las recetas han sido confeccionadas teniendo en cuenta todas las necesidades y las distintas afecciones causadas por el cáncer que pueden padecer los pacientes, como la alteración del gusto y/o del olfato.

Aunque la alimentación juega un papel importante en la prevención del cáncer, no existe la “dieta anti cáncer”. El seguimiento de esas “dietas milagrosas”, además de no aportar beneficios para la salud, puede suponer un serio peligro e interferir negativamente en su recuperación. Veamos algunos ejemplos de “dietas milagro” y “mitos”:

DIETA ALCALINA:

Basada en la idea de que comer algunos alimentos hace que la sangre sea más ácida, lo que provocaría algunas enfermedades, como el cáncer. Por tanto, consumir una dieta opuesta, es decir, que no genere acidez en la sangre, sería efectiva frente al cáncer. Es falso.

EL AZÚCAR ALIMENTA EL CÁNCER:

Todas las células de nuestro cuerpo se alimentan de glucosa, pero tomar azúcar no quiere decir que las células cancerígenas crezcan más rápido. El consumo de alimentos ricos en azúcar, como la bollería o las bebidas azucaradas, deben limitarse por su relación con el sobrepeso y la obesidad, que sí están relacionados con un mayor riesgo de varios tipos de cáncer.

DIETAS CETOGÉNICAS:

Se trata de dietas muy bajas en carbohidratos (arroz, pasta, patata, fruta, legumbres etc.) y ricas en grasas que ocasionan una alteración del metabolismo. Si se realiza debe hacerse bajo supervisión sanitaria ya que puede provocar pérdida de peso indeseable y causar déficits nutricionales.

Actualmente se está investigando si podría ser efectiva en algún tipo de cáncer, pero por ahora no se ha demostrado su eficacia y podría ser más perjudicial que beneficiosa.

“SÚPER ALIMENTOS”:

A algunos alimentos se les atribuyen propiedades que son casi milagrosas, tal es el caso del ajo, té verde, frutos rojos, cúrcuma y muchos otros. Aunque son alimentos que pueden integrarse en patrones de alimentación saludable, ni curan ni eliminan el cáncer.

SUPLEMENTOS DE VITAMINAS, ANTIOXIDANTES O EXTRACTOS DE HIERBAS:

El consumo de estos suplementos puede interferir con los tratamientos y empeorar el resultado clínico. Solo se deben tomar en caso de deficiencias nutricionales y cuando su médico se lo recomiende.


Por lo tanto, no hay alimentos, ingredientes o sustancias que por sí solos curen el cáncer o impidan su progresión. La recomendación más sensata, y que ha demostrado un efecto positivo sobre la salud, es el seguimiento de patrones de alimentación saludables, tales como la dieta Mediterránea. Antes de eliminar un alimento de su dieta habitual, aumentar el consumo de otro, incorporar suplementos o decidir cambiar su patrón de alimentación, le recomendamos consultar con su especialista.


  0 COMENTARIOS








AFUEGOLENTO EMPLEO


AUTOR DESTACADO

   

Alan Coxon

mirar hacia atrás para seguir hacia adelante

1 receta publicada

Ver blog del autor









SÍGUENOS
          
SUBSCRÍBETE






Desde 1996, el magazine gastronómico en internet.


© 1996 - 2020. 24 años. Todos los derechos reservados.
SUBSCRÍBETE

Recibe las novedades de A Fuego Lento


SÍGUENOS