Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí (enlace a página de cookies).

Aceptar Cookies
5990 recetas de cocina   |   15779 noticias de gastronomia   |   424 autores   |   19 empresas



Mejor un Gin Tonic


share by WhatsApp

El porqué de esta recomendación lo entenderéis enseguida al leer el siguiente artículo. Aparte de su sabor, las propiedades de este combinado os harán replantearos qué beber cuando salimos a tomar una copa. Y he dicho una copa, no diez, como siempre si nos pasamos perdemos las cualidades que tiene.

El gin tonic está compuesto de ginebra y tónica y ambos por separado tienen características nada desdeñables para la salud y juntos ya no digamos.

La tónica contiene agua carbonatada y quinina que es un alcaloide obtenido del árbol de la quina y de sabor muy amargo por lo que actualmente se le añaden azúcares y ácido cítrico. Fue descubierta por Johan Schweppe que obtuvo una bebida refrescante y gracias a la quina, medicinal. Esta sustancia tiene propiedades contra la malaria, el paludismo y la fiebre. Se obtiene de la corteza de la cinchona quina, árbol procedente de Asia y África. Es en la India donde los soldados ingleses empiezan a consumirla, por sus propiedades contra la malaria y son ellos los que le añaden ginebra para mitigar el amargor y además celebrar un triunfo en una batalla; surge así el primer gin tonic.

También induce la secreción refleja de las glándulas salivares y gástricas, aumentando el apetito y favoreciendo la digestión.

La ginebra surge de la mano del médico y científico de origen alemán, pero que vivía en Holanda, Franciscus de le Boe, el cual buscando un remedio para los problemas renales, destiló maíz, centeno y cebada y en el alcohol resultante introdujo bayas de enebro y obtuvo la primera ginebra a la que llamó “genever”, por el enebro que contenía. Esta bebida se vendía en el S. XVII como una medicina.

Su uso se extendió por los Países Bajos, Alemania y llegó a Inglaterra donde la llamaron “Gin”. Allí se popularizó tanto que su consumo superó al de la cerveza. Muchos la bebían incluso más que el agua, dando lugar a muchos casos de alcoholismo; no debemos olvidar el elevado grado alcohólico de esta bebida blanca.

Actualmente la ginebra se obtiene de la remolacha azucarera, de la uva o el vino y se le añaden muchos aromatizantes como canela, regaliz, naranja, anís, etc.

La ginebra alivia dolores musculares y de varices, evita la retención de líquidos, disminuye los dolores menstruales y los estomacales.

Diluida en el agua del baño, es antiestrés y calmante.

También es útil para limpiar cristales, acero inoxidable y objetos metálicos.

Vistas todas las propiedades de esta bebida pasemos a la bebida en sí misma. Hoy en día existen multitud de ginebras y de tónicas, para decantarnos por una u otra, debe imperar el gusto personal.

Dentro de las ginebras las hay más afrutadas, más herbales, más secas y no podemos decir que una sea mejor que la otra, solo por sus aditivos. En cuanto a las tónicas han surgido últimamente una gran variedad de las mismas, como podemos comprobar en cualquier supermercado y en su elección debemos tener en cuenta nuestro gusto.

Ahora bien, según algunos expertos, las mejores ginebras para hacer gin tonic son  Hendrick´s y G´Vine  y tónica solo una Fever Tree, elaborada con ingredientes naturales, en su totalidad, de los árboles de la fiebre de Ruanda, de ahí su nombre.

Para servir la tónica debe perforarse la chapa, vertiéndola a presión. Así se evita tanta burbuja y sienta mejor.

Se puede servir acompañado de una piel de limón o de una rodaja de pepino, pero no debe exprimirse limón porque reacciona con los alcaloides de la quina y puede sentar mal.

De cualquier modo preparado un gin tonic es una gran bebida, sobre todo al atardecer y en buena compañía.

Pero recordar, solo uno.


  0 COMENTARIOS







AFUEGOLENTO EMPLEO


AUTOR DESTACADO

   

Raúl García Jiménez

Cocinero. Asesor gastronómico. Articulista de cocina ecológica y más...

96 artículos publicados

33 recetas publicadas

Ver blog del autor









SÍGUENOS
          
SUBSCRÍBETE






Desde 1996, el magazine gastronómico en internet.


© 1996 - 2020. 24 años. Todos los derechos reservados.
SUBSCRÍBETE

Recibe las novedades de A Fuego Lento


SÍGUENOS