6684 recetas de cocina   |   16186 noticias de gastronomia   |   564 autores   |   21 empresas



Las Mil Caras de los Cócteles


share by WhatsApp

A día de hoy, ¿A quién no le gusta disfrutar de un buen cóctel hecho a su medida?

¿Cúando podemos disfrutar de un cóctel? 

Tradicionalmente son servidos como aperitivos en poca cantidad, más para abrir apetito que para apaciguarlo. Aunque alejándonos de la tradición, un cóctel se puede tomar en cualquier ámbito de la vida ociosa, ya que habiéndose desvirtuado en sí, la idea de que los cócteles han de llevar alcohol, hasta los más jovencitos pueden presumir de tomar uno. 

En la elaboración de un cóctel es importante tener en cuenta quién va a disfrutar de este trago, ya que éstos, pueden variar según si echas mucho jugo de limón y poco azúcar o viceversa, si le añades demasiado alcohol o no. Los cócteles se desvirtuan en cuanto al sabor original de un cóctel, teniendo en cuenta el factor "público al que va dirigido". No es lo mismo servir un cóctel a una  jovencita, que a un octagenario, ya que una busca que sea agradable y dulce, y en el otro caso busca un trago amargo y contundente. 

Entre la población joven está muy de moda el ya famoso internacionalmente Bloody Mary. Esta bebida es conocida por muchos como la "curación de la resaca" ya que entre sus ingredientes encontramos zumo de tomate, vitamina ideal para recomponer el organismo; vodka, el "punch" que te hace falta; tabasco, sal y pimienta para darle un toque salado al zumo de tomate y un puntito picante al paladar con el tabasco.

Por otro lado tenemos la piña colada, bebida típica de Puerto Rico preparada a base de ron blanco y zumo de piña o el coco loco. Hablamos de un mismo cóctel que tiene dos variantes, una con alcohol y otra sin alcohol. Una alternativa perfecta para todos aquellos jóvenes que les guste beberse un cóctel sin necesidad de emborracharse.

Muy refrescante y a su vez popular es el cóctel originario de Cuba, el mojito. Este cóctel se compone de ron, azucar, lima y hierba buena y para quienes no lo sepáis, fue inventado en la ley seca estadounidense, donde algunos la mezclaban con un chorrito de burbon o tequila. Para quienes no les guste el alcohol, una variante muy factible para sustituir este cóctel es el té helado con hierbabuena, contiene el azúcar, el color y la hierbabuena por lo que sería un mojito "light".

Animaros a probar "las mil caras" de los cócteles este verano y no dudéis de pedirlo a vuestro gusto que al fin y al cabo lo que importa es disfrutarlo.


  0 COMENTARIOS




SÍGUENOS
          
SUBSCRÍBETE





AFUEGOLENTO EMPLEO

AUTOR DESTACADO

   

Bernd Horst Knöller

él personalmente todos los días a hacer la compra para el restaurante y a la subasta de la Lonja de pescadores para encontrar los mejores ejemplares.

3 recetas publicadas

Ver blog del autor
















Desde 1996, el magazine gastronómico en internet.


© 1996 - 2021. 26 años. Todos los derechos reservados.
SUBSCRÍBETE

Recibe las novedades de A Fuego Lento


SÍGUENOS