6937 recetas de cocina   |   17228 noticias de gastronomia   |   577 autores   |   21 empresas



La Pasion Y el Chocolate


share by WhatsApp

Karina Pugh Briceño



Chocolate.

Cacao.

Las descripciones en palabras pueden ser muy mezquinas al referirnos a aquel prodigio de las Américas. Los
cronistas españoles relatan con profusión como quedaron deslumbrados por la bebida azteca "chocolatl".

Relata el fraile Sahagún: "hacen mucho cacao que era la mejor cosa que entre ellos beben. Y en acabando de
comer se sacaban muchas maneras de cacao, hechos muy delicadamente."*

Para este imperio, el "chocolatl" no solo era sagrado, sino que solo los señores principales tenían acceso a
ella, disfrutando de su sabor y de todas las adjudicaciones que tenía. Hasta afrodisíacas.

Al respecto dice Bernal Díaz "Y de cuando en cuando, en unas copas como de oro fino, cierta bebida echa del
mismo cacao, que decían era para tener acceso a las mujeres. Mas lo que yo ví que traían sobre cincuenta jarros grandes hechos de buen cacao con espuma."*




En Venezuela, existe un lugar paradisíaco, a orillas
del Caribe, un pueblo llamado Chuao, donde se cultiva
uno de los mejores cacaos del mundo (iba a decir el mejor) y las personas como yo, quienes tienen hermanas
inteligentísimas y agrónomas que estudian la genética del cacao, estamos orgullosísimas.

Y es que el chocolate ha hecho tanto por la humanidad.

El chocolate (y en general los dulces) nos devuelven a un estado de inocencia e ingenuidad, nos permiten reencontrarnos con nuestra infancia, nos relaja, nos deshinibe. Y existe una obra de arte cinematográfica
donde todo el esplendor de esta dulce maravilla se expresa en plenitud.

"Chocolat" es, más que una película, una radiografía del alma humana, con sus contradicciones, sus temores,
su enfermedad y su salud.

Vemos con delicia, como Vienne (magistralmente interpretada por Juliette Binoche) altera la "paz" de
un pueblo francés de la post guerra, esa paz ficticia
que resulta de la represión de la alegría y de la libertad, y lo hace con armas mortales: bombones, ganache, tazas de chocolate humeante. Y vestidos
coloridos, sonrisas a extraños y el total desenfado que da estar reconciliada con la vida y con el placer.

La película tiene muchas virtudes, pero una sobre todas. Casi se puede sentir el aroma del chocolate en la sala oscura, la realidad con la cual los personajes cambian, evolucionan, se transforman y se descubren a
si mismos se enmarca en escenas de chocolate real, dulce, cremoso, oscuro.

Vemos como los personajes sacan las emociones que
tenían escondidas, cuentan sus historias, recuperan la
salud mental, sinceran sus amores, reestablecen
relaciones rotas y, sobre todo, calibran sus creencias
sobre lo honesto y lo inmoral, sobre el pecado y la
virtud, ese tema, el tema fundamental de todo
conflicto humano, desde "Hamlet" hasta "La Guerra de
las Galaxias". ¿Qué es lo bueno, qué es lo malo, y por
cuál me decido?

Vienne obsequia su herencia Maya a través de sus
manjares y ocurre algo inusitado. El arquetipo en
acción, la sanadora, en el proceso de sanar a otros,
se sana a si misma, una lección, un regalo metafórico
que nos da esta película y que nos sirve para revisar
nuestros propios temores a ser felices, nuestros
prejuicios, nuestras propias limitaciones en dar y
recibir amor.


Cacao andino:
Esta es una forma de preparar el cacao en la más
tradicional herencia precolombina y que se sigue
tomando en los Andes venezolanos y en otras regiones
de Latinoamérica:

100 gr de Cacao puro
1 litro de agua
hierbas aromáticas al gusto (hierbabuena, Hierba de
limón, hinojo o se puede sustituir por especias como
canela y clavitos dulces)
Azúcar al gusto.

1. Hervir el agua con las hierbas y derretir el cacao
en ella.
2. Retirar las hierbas, agregar el azúcar
3. Tomar caliente y preferiblemente en compañía de
amigos ya que estimula la confidencia.



  0 COMENTARIOS




SÍGUENOS
          
SUBSCRÍBETE





AFUEGOLENTO EMPLEO

AUTOR DESTACADO

   

Picoteo del Bueno

Buscadora de cosas ricas, ya sean desayunos, comidas o meriendas. Por los Madriles y alrededores. Y productos. Que no todo es salir, a veces cocino en casa.

5 artículos publicados














Desde 1996, el magazine gastronómico en internet.


© 1996 - 2024. 29 años. Todos los derechos reservados.
SUBSCRÍBETE

Recibe las novedades de A Fuego Lento


SÍGUENOS