Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí (enlace a página de cookies).

Aceptar Cookies
6096 recetas de cocina   |   15910 noticias de gastronomia   |   442 autores   |   21 empresas



La Mahonesa de Menorca: una Salsa con Personalidad Propia



share by WhatsApp

Redacción Afuegolento.com

La receta de la mahonesa es simple: aceite, huevo, sal y vinagre o zumo de limón. Menorca, una de las islas más bellas, también es conocida por su gastronomía. Desde turismo de Illes Balears explican la historia de la mahonesa de la isla, que traspasa fronteras, reinventándose día tras día y convirtiéndose en la reina de las salsas.

La cocina tradicional está en auge y en Menorca intentan recuperar sus productos autóctonos con una cocina tradicional a la par que moderna. La Agencia de Turismo de Islas Baleares contribuye a destacar la importancia de esta genuina salsa menorquina, la mahonesa, recordando algunos de los aspectos y curiosidades más relevantes sobre su origen e historia.

Éste es, sin duda, el producto de origen menorquín más famoso y consumido del mundo, la salsa estrella de numerosos platos y recetas internacionales. Sobre el nombre, la Real Academia Española indica que el nombre mahonesa y no mayonesa es más cercana a la etimología, pues proviene del nombre de la ciudad de Mahón, de ahí el nombre.

Hasta hace un tiempo, muchos habían considerado que la mahonesa procedía de Francia, de ahí la “y griega” en su escritura. Pero la historia cuenta que en la invasión francesa a la isla menorquina de 1756, el duque de Richelieu quiso pedir de comer y no habiendo apenas existencias, el propietario le presentó unos restos de carne acompañados por esta salsa. Al duque le pareció tan buena que se llevó la receta a Francia y la dio a conocer con el nombre de mahonnaise, en honor a la ciudad de Mahón. Con el tiempo el nombre fue derivando en mayonnaise.


Pero el mérito es de Mahón, Menorca, y los franceses, básicamente, la dieron a conocer. Según el Centre d’Estudis Gastronòmics, el interés del estudio que demuestra el origen de la mahonesa rebate todos los argumentos que la hacían francesa y demuestra que había constancia escrita de ella en Menorca a mediados del siglo XVIII, hecho que negaban todos los detractores de la teoría.

En un recetario antiguo, la salsa mahonesa aparece citada 19 veces bajo el apelativo “aioli bo” (alioli bueno), una expresión que tiene muchos paralelismos con otras menorquinas que utilizan el adjetivo “bo” para señalar que es más fino y de más calidad. Aunque poco tiene que venir con el original all i oli. Y en su preparación se pide que se aliñe con zumo de limón, ya que su acidez bloquea la salsa y la hace más estable, tal como ha demostrado científicamente Hervé This, hecho que no ocurre con el alioli.

La mahonesa no nació en Mahón sino en toda la isla de Menorca, pero se le da el nombre de mahonesa porque era el puerto desde donde salían las mercancías, de la misma manera que sucede con el queso de Mahón también por el tema del puerto, aunque es producido en toda la isla de Menorca.

 

 

 




  0 COMENTARIOS








AFUEGOLENTO EMPLEO


AUTOR DESTACADO

   

Alan Coxon

mirar hacia atrás para seguir hacia adelante

1 receta publicada

Ver blog del autor









SÍGUENOS
          
SUBSCRÍBETE






Desde 1996, el magazine gastronómico en internet.


© 1996 - 2020. 24 años. Todos los derechos reservados.
SUBSCRÍBETE

Recibe las novedades de A Fuego Lento


SÍGUENOS