Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí (enlace a página de cookies).

Aceptar Cookies
6096 recetas de cocina   |   15910 noticias de gastronomia   |   442 autores   |   21 empresas



Impuestos para Todo


share by WhatsApp

La Unión Europea en su afán recaudatorio ya no sabe de dónde sacar más dinero, no sabemos para qué, y ahora se le ha ocurrido gravar los alimentos.

Con el argumento de la obesidad, el colesterol y otras lacras derivadas de una mala alimentación, se le ha ocurrido poner un impuesto a las bebidas azucaradas, para según dicen proteger nuestra salud, como si del tabaco se tratase. Esto ha ocurrido en Francia, pero cuando las barbas de tu vecino veas cortar…

Aunque se les ve el plumero rápido, porque entonces ¿por qué han gravado también los refrescos “zero”, que no contienen azúcares, las aguas con sabor o la cerveza sin alcohol? Para justificarse esgrimieron la preocupación de la EFSA (Agencia de Seguridad Alimentaria de la Unión Europea), del efecto del aspartamo que contienen estas bebidas sobre la salud.

Pero todo son meras excusas y la Industria Alimentaria ya no aguanta más tanta arbitrariedad, por ello Food Drink Europe, asociación de muchas empresas agro-alimentarias europeas y EFFA (Federación Europea de los Sindicatos de los Trabajadores de la Alimentación, la Agricultura y el Turismo) han redactado un documento denunciando este abuso y exigiendo que se apliquen tasas, solo a los alimentos verdaderamente perjudiciales para la salud. Además animan a las industrias a rebelarse, cuando estos impuestos sean arbitrarios.

La industria alimentaria es un pastel demasiado goloso para dejarlo escapar, por lo que algunos Gobiernos de la Comunidad Europea, han aplicado tasas a alimentos o ingredientes de estos como el azúcar, los edulcorantes, las grasas o la comida rápida.

Lo único que se consigue con estas medidas, es una competencia desleal entre países, pues los precios no son iguales. Y sin embargo,  no está demostrado que estas medidas disminuyan el consumo de ciertos alimentos. Además esgrimen que hay alimentos de características similares nutricionalmente hablando y no se les han aplicado estas tasas.

Para Jack Winkler, profesor en la Universidad Metropolitana de Londres, de políticas nutricionales, estos impuestos son medidas erróneas porque no hacen disminuir su consumo.

Por el contrario sí surte efecto, como demostró una empresa privada de salud, reducir el precio de los alimentos saludables. Esto mismo es lo que opina el Sr.  Winkler.

Pero estas medidas no interesarían mucho a nuestros gobernantes de la Unión Europea, por lo que no creo que lo recomienden.

Para la Industria Alimentaria los alimentos nunca fueron tan seguros y de tanta calidad como ahora. Esto tampoco nos lo creemos, estas industrias también van a lo suyo y a la mayoría no les importa la salud de los ciudadanos.

Con este panorama lo mejor como siempre es la información, la educación en este campo. Nosotros debemos conocer los alimentos, leer las etiquetas de los productos y consultar con los profesionales de la salud en este ramo cuando tengamos algún problema.

No hacer caso a publicidades engañosas, pero tampoco creernos todo lo que dicen las autoridades. Todos los de una edad recordamos o lo hemos oído, que hace unos años el aceite de oliva era malo y se recomendaba el de girasol. También era malo el pescado azul, hoy en día tan valorado por sus ácidos grasos Omega-3.

¿Estas directrices eran por desconocimiento o por intereses comerciales?

Lo mejor, como siempre, es tener un criterio propio.


  0 COMENTARIOS








AFUEGOLENTO EMPLEO


AUTOR DESTACADO

   

Alan Coxon

mirar hacia atrás para seguir hacia adelante

1 receta publicada

Ver blog del autor









SÍGUENOS
          
SUBSCRÍBETE






Desde 1996, el magazine gastronómico en internet.


© 1996 - 2020. 24 años. Todos los derechos reservados.
SUBSCRÍBETE

Recibe las novedades de A Fuego Lento


SÍGUENOS