Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí (enlace a página de cookies).

Aceptar Cookies
6031 recetas de cocina   |   15822 noticias de gastronomia   |   437 autores   |   20 empresas



¿Imprimimos la Cena?


share by WhatsApp

Esta novedad gastronómica nos trae la posibilidad de imprimir comida personalizada y adecuada para la dieta de cada persona. Un invento que empieza en la NASA y puede acabar en nuestras cocinas.

La nueva revolución de la gastronomía tiene que ver con imprimir comida. Los ingenieros de la NASA pretenden cambiar nuestro concepto gastronómico. Ya han donado fondos para ejecutar el diseño de una impresora 3D que imprime comida. Los astronautas serán los primeros en abandonar su comida deshidratada para empezar a probar esta impresora que les ofrecerá manjares al gusto.

La idea de este invento consiste en que los cartuchos de una impresora 3D estén compuestos por ingredientes y nutrientes, previamente deshidratados y  en polvo. Para que se impriman de forma sólida y tridimensional tienen que ser mezclados con aceites y otros líquidos. Así es como podremos ingerirlos de una forma casi igual a lo alimentos convencionales que estamos acostumbrados.

Son 125.000 dólares la cantidad que ha recibido la compañía Systems &Materials Research (Austin, Texas) para desarrollar esta impresora. El objetivo no es otro que ser empleado en las misiones especiales de larga duración (diez o quince años). Cultivar alimentos en una nave espacial es algo complicado además de ocupar un gran espacio así que el proceso que debe realizar un astronauta para comer los nutrientes necesarios es el siguiente: colocar los elementos (nutrientes, carbohidratos y proteínas) en forma de polvo dentro de la impresora para preparar las diferentes comidas que prefieran. Su primer objetivo ha sido la impresión de una pizza en tres capas: masa, pasta de tomate y una capa de proteínas.

La compañía estadounidense considera que su prototipo de impresora 3D no solo puede ser útil en el espacio, sino también en cualquier cocina. Esta impresora supone una reducción de desperdicios muy grande  además de contar con una gran utilidad nutritiva. Si se unen los componentes necesarios para llevar una vida sana se podría crear una dieta individual y específica para cada caso. Lo único que se debe hacer es programar la impresora para cambiar las cantidades y proporciones de los ingredientes.

En Madrid Fusión 2013 ya vimos como Paco Morales, el jefe de cocina del restaurante del Hotel Ferrero de Bocairent (Valencia), presentó sus investigaciones sobre los alimentos impresos en 3D. Él presentaba dos prototipos diferentes de impresión: uno para imprimir vajillas y otro para imprimir alimentos.

Este invento revolucionario deja boquiabiertos a los amantes de la comida rápida. Igual que podemos descargar objetos 3D para impresoras 3D, pronto llegará el momento en el que podamos compartir y descargar suculentas platos que imprimiremos y estarán listos para comer. 


  0 COMENTARIOS







AFUEGOLENTO EMPLEO


AUTOR DESTACADO

   

Jani Paasikoski

1 receta publicada

Ver blog del autor









SÍGUENOS
          
SUBSCRÍBETE






Desde 1996, el magazine gastronómico en internet.


© 1996 - 2020. 24 años. Todos los derechos reservados.
SUBSCRÍBETE

Recibe las novedades de A Fuego Lento


SÍGUENOS