6975 recetas de cocina   |   17464 noticias de gastronomia   |   580 autores   |   21 empresas



Hueso, el Nuevo Restaurante Que Te Calará hasta los ídem



share by WhatsApp

Restaurantes
en afuegolento

El nuevo local del Barrio de Salamanca está pensado para disfrutar desde el aperitivo hasta las primeras copas, con tres zonas bien diferenciadas y una apetecible y desenfada propuesta gastronómica: Nigiri de atún con emulsión de anguila y wasabi, Vuelve a la vida de gamba blanca, Milhojas de patata con salsa brava y mayonesa, Rape al mojo picón, Arroz de gamba roja a la llauna, Rabo de toro Madrid-Bangkok…

En la barra proponen un picoteo informal en mesas altas -con horario non stop, bebidas y buena música-, el agradable salón cristalera comparte entrantes y añade una selección de platos que invitan a la calma; y en el elegante salón chimenea sirven además interesantes propuestas de mercado 

Acaba de abrir sus puertas Hueso (Marqués del Duero, 5. Madrid. Tel. 91 485 70 58. www.huesomadrid.com), un espacio creado por un grupo de amantes de la gastronomía y la buena mesa ubicado en una señorial calle, a escasos metros de la Puerta de Alcalá. A su cuidada y singular cocina se suma un ambiente espectacular. Es un local pensado para todos y para todo: picoteo informal, almuerzo con mantel, productazo y sobremesa, afterwork, la primera copa… e incluso eventos particulares o empresariales, porque su distribución lo hace muy versátil y los salones bien pueden funcionar de reservados. ¿Descubrimos este céntrico espacio del Barrio de Salamanca? 

 

    La barra

Al traspasar su puerta roja, una moderna barra con una amplia zona de mesas altas con cómodos taburetes, grandes ventanales y altos techos nos da la bienvenida. La barra es el alma de Hueso, ideal para el aperitivo -cada bebida se sirve siempre con snack-, para picar algo o disfrutar de una comida más informal con una propuesta desenfadada y platos para compartir. Ya es cometido del comensal decantarse por las más clásicas o las más canallas. 

Entre las primeras, llenas de tradición y marcadas por el buen producto, proponen: tortilla -sirven dos versiones-, unas melosas Croquetas de jamón, anchoas -también con dos opciones-, unas espectaculares Alcachofas con salsa de trufa al palo cortado -de la de mojar bien de pan-, jamón ibérico o tabla de quesos. El lado canalla va cargado de emociones, y el joven y profesional equipo de cocina -capitaneado por Stefano y Alonso- sorprende con un crujiente Nigiri de tartar de atún con emulsión de anguila y wasabi; un refrescante Tartar de tomate con burrata y cecina; un ‘viajero’ Vuelve a la vida de gamba blanca; unas bravas servidas a modo de milhojas de patata que gustarán a grandes y pequeños; el tan de moda brioche, que aquí rellenan de cochinita pibil y salsa de tomate verde o un delicado Mini puerro a la brasa con bilbaína.

Salón Cristalera

Dejando la primera planta, subiendo las escaleras a la derecha se encuentra un acogedor salón que debe su nombre a la gran pared de cristal con vistas a la barra y la calle. Este espacio comparte la mayor parte de la carta con la barra, pero aquí se disfrutan en mesa y bajo la profesional mirada de Juan Álvarez, al frente de la sala. La carta continúa con la divertida sección de ‘Raspa y Hueso’, en la que es difícil elegir porque todas las recetas apetecen, así que nada como compartir el sabroso Arroz de gamba roja a la llauna -lo sirven con 2 gambas, pero puede pedirse con más- para seguir descubriendo platos… Los amantes del pescado no se pueden perder el Rape al mojo picón con verduras escabechadas ni la Merluza a la meunière. Quienes sean más de tierra que de mar disfrutarán con el Rabo de toro Madrid-Bangkok y para los 100% carnívoros, el Lomo madurado con salsa de maíz servido sobre un tuétano.

En definitiva, una carta cuidada y corta, perfecta para compartir, que apetece descubrir de principio a fin… Las raciones son generosas, además se sirven por medias en muchos casos y se adaptan al número de comensales. Para el dulce final: tarta de queso, bizcocho de chocolate con plátano y miso y el Tiramisú Hueso -este no debe faltar en la comanda-. Y para acompañar el recetario cuentan con una interesante selección de vinos -a un precio ajustado y que cambia con frecuencia- con referencias nacionales en su mayoría, tanto conocidas como desconocidas y con sugerencias por copas. Otra opción, quizás la mejor, es ponerse en manos de Juan y que nos proponga un maridaje.

Salón Chimenea

Se trata del último espacio de Hueso, también en la planta superior, y está pensado para vivir una experiencia gastronómica. Aquí tiene más protagonismo el mercado -sin que falten los must de la carta- pero se incluyen recomendaciones fuera de carta nuevas cada semana. Y sí, tiene una chimenea -de ahí su nombre-, una elegante y sobria decoración, y por sus características, puede privatizarse al margen del resto de ubicaciones para eventos.

 


  0 COMENTARIOS




SÍGUENOS
          
SUBSCRÍBETE





AFUEGOLENTO EMPLEO

AUTOR DESTACADO

   

Pedro Manuel Collado Cruz

La cocina para mi es producto bien tratado sin enmascarar sus sabores, cocina de verdad de antaño con un toque diferente

2 recetas publicadas

Ver blog del autor














Desde 1996, el magazine gastronómico en internet.


© 1996 - 2024. 29 años. Todos los derechos reservados.
SUBSCRÍBETE

Recibe las novedades de A Fuego Lento


SÍGUENOS