6971 recetas de cocina   |   17369 noticias de gastronomia   |   579 autores   |   21 empresas



El Pan nuestro de Cada Día


share by WhatsApp

Ruth C. Harbauer



Si algo en común tenemos en América es el consumo del Pan, elaborado de diversas harinas y moldeado en innumerables formas y tamaños, en el sentido estricto de catalogar el pan, es una maravillosa y calórica combinación de Harina de trigo, agua, sal y/o azúcar, que se leva en fermentación a través de levadura.

El pan tuvo sus orígenes, como lo consumimos en la actualidad, gracias al pueblo Egipcio quien, según las investigaciones arqueológicas, ya sabían de las bondades de utilizar la levadura.

Los romanos se encargaron de perfeccionarlo y es sabido que en sus batallones era parte importante el panadero y sus hornos.

En nuestra América PRE-hispánica, se utilizaba la yuca como uno de los ingredientes base de este indispensable producto, y su elaboración sencilla y rudimentaria no lo hace menos suculento, aunque no está de más decir que tuvo su época marginada, ya que para los entendidos de la época colonial era algo rústico e insípido, digno claro está de las gentes más humildes. Actualmente conocidas sus propiedades digestivas y su aporte rico en fibra es considerada una delicia hasta del paladar más exigente, acompañado a la usanza venezolana con un tradicional trozo de queso de mano o una exquisita pasta para untar francesa este producto enaltece el paladar.
El pan de yuca o casabe, elaborado por los indígenas que residen en nuestra América, (Selva de Venezuela, Perú, Honduras, Brasil y la mayoría de las etnias centroamericanas.) Que para ellos no tiene fronteras ni pertenece a gobierno alguno, es elaborado de yuca rallada y procesado a través de un prensador extrayéndose sus jugos que sin cocción previa es venenosa, a los cuales ellos denominan Yare, (ácido cianhídrico), también es sabido que al hervirlo desaparecen sus efectos venenosos.

Se cultivan dos tipos de yuca, la dulce para la comida diaria y la amarga para la elaboración del casabe.
Su elaboración en forma de galleta delgada, circular y cocida a leña o secada al sol, es alabada por los indígenas tanto por sus propiedades digestivas, como por su fácil conservación y transporte, ya que al salir de caza durante varios días es fácil llevarlo consigo por su ligero peso y fácil acomodo.


Y cuenta la Leyenda.......
Que de una tribu que habita en el Amazonas, falleció el hijo del Cacique, el cual fue enterrado con gran fastuosidad. Dejaron pasar los días y como era la tradición fueron a desenterrar los restos, pero en su lugar encontraron en la OCA, (fosa) una gran raíz que llamaron Manioc o mandioca (así se nombra a la yuca en el Amazonas) y esta raíz se fue convirtiendo en el alimento base de los habitantes del Amazonas y sus alrededores.


Elaboración del Casabe o Galleta de Yuca.
Se debe escoger yuca de buena calidad y fresca, un modo práctico de saber es tocando la parte interna del tubérculo y sintiendo su humedad, el color blanco uniforme es indicador de frescura.

Se procede a pelarla y lavarla, luego la rallaremos finamente y en un trozo de tela de algodón o similar la prensaremos de forma que extraigamos sus jugos desechándolos. La masa semi- sólida que resta se pasa por un tamiz fino, y se procede a darle forma circular, sobre una plancha muy caliente y sin grasa, entre 80º y 160º, en unos minutos se forma la torta y se voltea para darle cocción por ambos lados, puede untar la pasta de su preferencia o algún queso de su gusto, en Caracas es común consumirlas con mantequilla de ajo y perejil rociado, también con parmesano dorándola en el horno por unos minutos.



  0 COMENTARIOS




SÍGUENOS
          
SUBSCRÍBETE





AFUEGOLENTO EMPLEO

AUTOR DESTACADO

   

Albert Adrià

Redes sociales: https://www.instagram.com/enigma_albertadria/ https://www.instagram.com/albertadriaprojects/

3 recetas publicadas

Ver blog del autor














Desde 1996, el magazine gastronómico en internet.


© 1996 - 2024. 29 años. Todos los derechos reservados.
SUBSCRÍBETE

Recibe las novedades de A Fuego Lento


SÍGUENOS