Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí (enlace a página de cookies).

Aceptar Cookies
6059 recetas de cocina   |   15863 noticias de gastronomia   |   443 autores   |   21 empresas



El Detective Más Gourmet de la Literatura Vuelve a la Librerías


share by WhatsApp

Las recetas de Pepe Carvalho, el personaje cocinillas de Vázquez Montalbán, se reeditan en el tercer volumen de una colección editada por Planeta para este año y el que viene.

Eva Martín

Planeta y Pepe Carvalho han mantenido una estrecha amistad durante cuarenta años. Para celebrarlo, la editorial reunirá en ocho magníficos volúmenes las aventuras del detective barcelonés creado por el escritor Manuel Vázquez Montalbán, autor que sentó las bases de la novela policíaca moderna.

 
“Las recetas de Carvalho”, publicado por primera vez en 1989, es el tercer volumen de una colección de ocho que agrupa por temáticas las veinticinco obras protagonizadas por este investigador privado, antiguo agente de la CIA, cínico y descreído.
 
Prologado por el gastroperiodista Pau Arenós, se advierte ya desde el principio que el autor  “amó la cocina de vanguardia, planeaba con Ferran Adrià una nueva fisiología del gusto, casi dos siglos después de la de Brillat-Savarin, y sus cenizas fueron esparcidas por Cala Montjoi como cebo para las langostas de Cap de Creus”.
 
“Hay que beber para recordar y comer para olvidar” son las palabras de Pepe Carvalho que arrancan el libro ahora reeditado. Lo cierto es que Vázquez Montalbán, al igual que su alter ego literario Pepe Carvalho, era un amante de la gastronomía que disfrutaba nadando en la sabiduría culinaria yendo de un restaurante a otro. 
 
Pero el autor no sólo disfrutaba degustando. Era también un cocinillas, y sus recetas caseras aderezaban los casos que Carvalho investigaba por todo el mundo. 
 
Son estas aventuras con buen sabor las que recoge este tercer volumen que retoma las andanzas del detective que utilizó, al igual que su padre literario, la cocina como cobijo.
 
Es por esto que Arenós comenta en su prólogo que este prolífico escritor convirtió la saga de Carvalho “no sólo en una guía social de los cambios del país, a modo de gran reportaje, sino también en una guía gastronómica de España, de sus restaurantes y de su evolución”.
 
Y es que Vazquez Montalbán volcó mucho de sí mismo en el personaje de Carvalho: dotó de buen paladar y de habilidad entre fogones a un miembro del Partido Comunista, creando un detective “un poco contracultural”, ya que estas “veleidades” se consideraban “frívolas y burguesas” entre la izquierda.
 
El autor también escribió largo y tendido sobre asuntos culinarios al margen de Carvalho, contando en su haber con una amplia bibliografía relacionada con lo gastronómico. La comida aportaba a Vázquez Montalbán grandes placeres, y así lo dejó constar: “La sordidez de la novela policiaca más o menos convencional no excluye apuestas por los placeres”.
 
Carvalho y Manuel Vázquez Montalbán no sólo fueron buenos gastrónomos, sino también estupendos cocineros que emplearon los tiempos de espera en la cocina para adentrarse en otros mundos y aventuras. En estas páginas, el lector conocerá los platos que compartieron autor y personaje y que, junto a su literatura, consiguieron alcanzar el estatus de universales.

  0 COMENTARIOS








AFUEGOLENTO EMPLEO


AUTOR DESTACADO

   

Alan Coxon

mirar hacia atrás para seguir hacia adelante

1 receta publicada

Ver blog del autor









SÍGUENOS
          
SUBSCRÍBETE






Desde 1996, el magazine gastronómico en internet.


© 1996 - 2020. 24 años. Todos los derechos reservados.
SUBSCRÍBETE

Recibe las novedades de A Fuego Lento


SÍGUENOS