6964 recetas de cocina   |   17316 noticias de gastronomia   |   579 autores   |   21 empresas



Construye tu Salud con Dietas Personalizadas a tus Necesidades Individuales



share by WhatsApp

Las dietas personalizadas por las nutricionistas online de Corporis Sanum responden a pautas alimentarias que están diseñadas específicamente para cada persona, teniendo en cuenta sus características individuales, sus objetivos de mejora física y su estado de salud general.

 

A diferencia de las dietas estándar, que son totalmente genéricas y no tienen en cuenta las particularidades de cada individuo, nuestras dietas no solo son aptas para, por ejemplo, deshacerte de los kilos de más, sino que podemos adaptarlas para que contribuyan a lograr tu bienestar físico y emocional, e incluso para combatir trastornos concretos de las salud.

 

¿Cómo lo hacemos? A continuación te lo explicamos y te lo ejemplificamos:


 

Beneficios de una Dieta adaptada específicamente a la persona interesada

Estos son son los beneficios generales de esta clase de dietas:

 

Adaptación a tus necesidades concretas

Las dietas personalizadas se diseñan considerando factores como tu edad, tu género, tu estilo de vida y tus metas personales.

 

Reeducación alimenticia

En lugar de imponer restricciones extremas, con las dietas personalizadas aprendes a comer de forma saludable y a crear hábitos nutricionales consistentes. No se trata de que consigas tus objetivos a muy corto plazo, sino de que conserves tus logros a largo plazo.

 

Resultados duraderos

Por eso los resultados obtenidos con una dieta personalizada son sólidos y duraderos: consolidando unos hábitos de vida saludables, evitas regresar al punto de partida rápidamente, un fenómeno muy característico de las dietas estandarizadas.

 

Menús adaptados a tus gustos

Las dietas personalizadas respetan tus preferencias alimentarias. Un menú saludable no tiene por qué ser minúsculo, anodino ni poco apetecible. En este sentido, en un menú personalizado no existen restricciones extremas ni interminables listas de alimentos prohibidos.

 

Prevención de carencias nutricionales

Con una dieta personalizada no existe la posibilidad de que se presenten deficiencias nutricionales que influyen negativamente en tu estado de salud general.

 

Apoyo profesional

El especialista en nutrición efectúa un seguimiento continuo de tu caso y te orienta durante todo el proceso. Esto te ayuda a mantener la motivación y a superar los posibles obstáculos.

En resumen, construir tu salud a través de dietas personalizadas es una inversión en bienestar a largo plazo. 


 

Ejemplos de Dietas Personalizadas con Objetivos de Salud específicos

A modo de ejemplo, conozcamos las características básicas de algunas dietas personalizadas cuyo objetivo concreto es mejorar algún aspecto de la salud:

 

Afecciones cardiovasculares

Una dieta personalizada para una persona con trastornos de esta índole, responderá a los siguientes patrones:

 

  • Si existe sobrepeso, una reducción moderada del aporte calórico diario: la pérdida de peso no ha de ser brusca sino progresiva.

  • Reducción de la ingesta de sal : eso incluye a cualquier alimento que contenga sodio.

  • Consumo muy moderado de alimentos ricos en grasas saturadas: carnes rojas, quesos muy curados, embutidos, alimentos ultraprocesados, etc.

  • Aumento de la ingesta de carnes blancas, carnes magras y pescados: todos esos alimentos son ricos en proteínas y bajos en grasas saturadas. Además, los pescados azules son ricos en grasas insaturadas, cuyo efecto es cardioprotector.

  • Empleo exclusivo de aceite de oliva: otro alimento cardioprotector.

  • Consumo regular de legumbres: reducen el riesgo de accidentes cardiovasculares y bajan el colesterol.

 

Diabetes

La alimentación para personas diabéticas no difiere significativamente de la recomendada para la población sana. Pero en una dieta personalizada para una persona diabética, el nutricionista elaborará planes de alimentación que incluyan las siguientes particularidades:

 

  • Evitación de los azúcares.

  • Programación escrupulosa de la ingesta de hidratos de carbono.

  • Un aumento de la ingesta de verduras y hortalizas.

  • Menús bajos en grasas.

 

Lo último se consigue fácilmente eliminando las frituras y optando por las nuevas alternativas saludables de cocción. A modo de ejemplo, una gran opción para sustituir a las frituras son las novedosas freidoras de aire: los platos resultantes están libres de grasa pero el resultado culinario es similar al de la fritura tradicional.

 

Trastornos nerviosos

La alimentación juega un importante papel a la hora de prevenir e incluso tratar los trastornos de ansiedad y otras afecciones relacionadas.

 

En este caso, el dietista procurará incluir en la dieta personalizada alimentos que contengan aquellos nutrientes y micronutrientes que influyen en el equilibrio del sistema nervioso. ¿Y cuáles son estos nutrientes?:

 

  • Ácidos grasos omega-3: presentes en alimentos como los pescados azules, estimulan la producción de noradrenalina, dopamina y serotonina, lo que reduce el nerviosismo y aumenta la sensación de bienestar emocional.

  • Vitaminas del grupo B: estas enzimas desempeñan un importante papel en los procesos bioquímicos de regeneración de los nervios.

  • Hidratos de carbono: proporcionan energía a todo el organismo, lo que incluye al sistema nervioso. Una ingesta insuficiente se traduce en irritabilidad, apatía y ansiedad.

  • Flavonoides: especialmente presentes en frutas y verduras, sus propiedades antioxidantes evitan la degeneración de las células del sistema nervioso.

  • Hierro: es esencial para el transporte de otros micronutrientes y oxígeno a las células nerviosas.


 

Mejora de la función cerebral

Estos son los alimentos que no deben faltar en una dieta personalizada para estimular las funciones cerebrales:

 

  • Los pescados azules: el atún, la caballa, el salmón o las sardinas son excelentes fuentes de omega-3 y ácido docosahexaenoico (DHA). Ambos componentes regulan la función neuronal y estimulan la capacidad del cerebro para almacenar y procesar información.

  • Frutos secos y semillas: pistachos, nueces, pipas de calabaza o girasol y lino también benefician a la función cerebral y la memoria. Estos alimentos son ricos en omega-3, omega-6, vitaminas B6 y E, proteínas y antioxidantes.

  • Tomates: contienen licopeno, que ayuda a combatir el deterioro celular relacionado con enfermedades como el Alzheimer.

  • Huevos: son ricos en proteínas y contienen nutrientes esenciales como la colina, una sustancia que interviene en los procesos cerebrales relacionados con la memoria.

  • Lácteos: los lácteos son una fuente de triptófano, necesario para producir serotonina. Además de en el estado de ánimo y los ciclos de sueño, la serotonina interviene en la función cerebral.

  • Alimentos integrales: todos ellos contienen ácido fólico y vitaminas del grupo B, imprescindibles para el funcionamiento del cerebro.

 

Más allá de los anteriores ejemplos, ¿quieres aprovechar los beneficios de un plan nutricional desarrollado especialmente para combatir algún trastorno de salud concreto y adaptado a tus características físicas y estilo de vida? 

 

En ese caso, confía en las dietas por nutricionistas online de Corporis Sanum. Para comenzar a construir tu salud con comida saludable, todo lo que tienes que hacer es contactar con nosotras.

 

  0 COMENTARIOS




SÍGUENOS
          
SUBSCRÍBETE





AFUEGOLENTO EMPLEO

AUTOR DESTACADO

   

Albert Adrià

Redes sociales: https://www.instagram.com/enigma_albertadria/ https://www.instagram.com/albertadriaprojects/

3 recetas publicadas

Ver blog del autor














Desde 1996, el magazine gastronómico en internet.


© 1996 - 2024. 29 años. Todos los derechos reservados.
SUBSCRÍBETE

Recibe las novedades de A Fuego Lento


SÍGUENOS