Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí (enlace a página de cookies).

Aceptar Cookies
6247 recetas de cocina   |   15983 noticias de gastronomia   |   481 autores   |   21 empresas



¿Confiamos en la Industria Alimentaria?


share by WhatsApp

Al parecer no, como demuestra una encuesta realizada en el Reino Unido. Según la empresa Mintel encargada de la misma, la mitad de los consumidores no confían en estas empresas. En España seguramente el resultado sería igual o peor.

El detonante en este caso ha sido el caso de las hamburguesas con carne de caballo, probablemente dentro de un tiempo esto se olvide y se recupere en parte la confianza, hasta el próximo fiasco.

Solo el 23 % cree en la eficacia del sistema, para detectar y corregir problemas. No tenemos que irnos muy lejos para recordar el caso de la encefalopatía espongiforme bovina o mal de las vacas locas, que trajo de cabeza a media Europa y con el que quedó de manifiesto el escaso control de las autoridades, en temas de alimentación.

En el lado opuesto un 36 % de los consumidores opina, que los fabricantes saben de donde proceden las materias primas, otra cosa es que no quieran saberlo.

No olvidemos que la industria alimentaria mueve gran cantidad de dinero y donde hay dinero, ya se sabe que algunos son insaciables y no dudan en jugar con la salud de los consumidores ante la perspectiva de obtener un mayor beneficio. Esto unido al poco castigo que las leyes imponen para estos casos, hace que el fraude en la industria alimentaria sea fácil y provechoso para algunos.

Con esto no queremos decir que no haya industrias legales, que hacen bien las cosas y que probablemente sean la mayoría, pero es cierto que cuando surge algún fraude el escándalo es mayúsculo, normalmente está implicada mucha gente y por otro lado afecta normalmente a la salud de las personas y ante esto, todo el mundo es sensible.

No olvidemos el triste caso, en nuestro país, del aceite de colza, que segó la vida de tanta gente y que nos demostró tristemente, la ineficacia en la prevención de estos hechos por parte de las autoridades.

En el estudio de Mintel no solo están implicados los fabricantes, cadenas de alimentación y minoristas, sino que también lo están los consumidores, que desconfían de los anteriores.

La reacción de todos los implicados debería ser la de generar confianza, a través de la transparencia fundamentalmente y la información. Si bien esto no se va a conseguir de la noche a la mañana, será un proceso lento que tendrán que ganarse con su buen hacer.

El caso de la carne de caballo ha sido la gota que ha colmado el vaso y ahora va a costar mucho que los consumidores de fíen de las empresas y con razón.

Además de la composición de lo que comemos, los consumidores están preocupados por el etiquetado, no solo es que sea incompleto en muchos casos, sino que mienten deliberadamente, como cuando decían que las hamburguesas eran 100 % carne de vacuno y la mitad era caballo.

Por sexos se aprecian diferencias en la valoración de la confianza, los hombres por norma general son más confiados, consideran los productos más seguros, confían más en el etiquetado y en que los supermercados conocen el origen de los alimentos.

Según el artículo deMintel, para recuperar la confianza se debe trabajar en cinco factores:

1-    Utilizar productos del país siempre que sea posible.

2-    Información en el etiquetado sobre dónde, cómo y cuándo se han elaborado los productos.

3-    Incluir un sello de bienestar animal (es decir, que los animales se han tratado con respeto en las granjas y a la hora del sacrificio).

4-    Indicar la ausencia de ingredientes artificiales.

5-    Búsqueda de productos saludables.

Veremos si se consigue algo en el futuro, mientras tanto parece que por lo menos ha aumentado el consumo de productos nacionales, que de algún modo se tienen más localizados.


  0 COMENTARIOS











AFUEGOLENTO EMPLEO


AUTOR DESTACADO

   

Toño Rodríguez Iguacel

cocina de producto, visual, divertida, atrevida, siempre intentando sorprender pero respetando la cocina de verdad, la del sabor, la que me enseño mi madre

4 recetas publicadas

Ver blog del autor









SÍGUENOS
          
SUBSCRÍBETE






Desde 1996, el magazine gastronómico en internet.


© 1996 - 2020. 24 años. Todos los derechos reservados.
SUBSCRÍBETE

Recibe las novedades de A Fuego Lento


SÍGUENOS