Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí (enlace a página de cookies).

Aceptar Cookies
6247 recetas de cocina   |   15983 noticias de gastronomia   |   481 autores   |   21 empresas



la Sandía, la Fruta Must Be Del Verano


share by WhatsApp

No queda nada para que llegue el verano, época en la que necesitamos estar más hidratados que nunca. La sandía se alza como una de las frutas que más agua tiene en su interior. Sin duda, no puede faltar en nuestra nevera.

Estamos a pocos meses de que de comienzo el verano y para hacer frente a las altas temperaturas que están por venir no hay nada mejor que recurrir al agua y a la fruta. La mayoría de las frutas tienen un alto contenido en agua pero la que se lleva el premio a la más hidratante es la sandía.

La sandía es una fruta que tiene su origen en África pero que a lo largo de los años ha ido siendo cultivada en todos los continentes, incluyendo el europeo. Tanto la sandía como el melón son las frutas estrella del verano debido a su alto componente en agua, concrentrado en su carne y en la pulpa. No es de extrañar que muchas personas consuman en verano sandía a todas horas.

La sandía está compuesta por otros nutrientes además del agua. Es rica en vitamina A y licopeno, que es el colorante que permite que la fruta tenga ese color rojo y rosado que se constituye como su más característico atributo. El licopeno lo podemos encontrar también en los tomates y frutas tropicales y es muy bueno para ayudar a prevenir cánceres y actuar de barrera contra el colesterol. Cuando nuestro cuerpo asimila el licopeno lo acaba transformando en antioxidante, lo que viene muy bien para las articulaciones y los músculos.

La vitamina B está también presente en la sandía en forma de piridoxina, que tiene como misión ayudar a que nuestro cuerpo asimile los hidratos de carbono y las grasas. El agua, el elemento que se encuentra en más alta cantidad ayuda a prevenir golpes de calor y a hidratar nuestra piel.  Como el resto de frutas es una fuente de fibra, potasio, hierro, sodio, fósforo, magnesio y calcio.

Tiene muy pocas calorías, a pesar de que su sabor dulce lleva a la errónea creencia de que contiene mucho azúcar. Por otra parte, ayuda mucho a las mujeres que están pasando por la época de la lactancia, favoreciendo que la leche se vuelva más fluida y que el bebé tenga una digestión mucho más ligera. 

Al igual que el melón o la piña, la sandía es muy diurética. Gracias a ese alto componente de agua se consiguen eliminar muchas toxina, lo que la hace muy recomendable para todas aquellas personas que retienen líquidos.

Otras de sus propiedades aunque quizá menos conocidas son las antirreumáticas y anticatarro. En algunos países y en otros tiempos lo que se hacía cuando una persona tenía fiebre era preparar zumo de sandía con miel para ir bajando poco a poco la temperatura. Ahora contamos con los jarabes, pero si sois de los que prefieren la medicina natural no tenéis más que comprar sandía. Y lo bueno que tiene es que se puede comer de muchas formas: en zumo, batido, helado, al natural...Por algo es la fruta imprescindible del verano, ¿no?


  0 COMENTARIOS











AFUEGOLENTO EMPLEO


AUTOR DESTACADO

   

Toño Rodríguez Iguacel

cocina de producto, visual, divertida, atrevida, siempre intentando sorprender pero respetando la cocina de verdad, la del sabor, la que me enseño mi madre

4 recetas publicadas

Ver blog del autor









SÍGUENOS
          
SUBSCRÍBETE






Desde 1996, el magazine gastronómico en internet.


© 1996 - 2020. 24 años. Todos los derechos reservados.
SUBSCRÍBETE

Recibe las novedades de A Fuego Lento


SÍGUENOS