6972 recetas de cocina   |   17385 noticias de gastronomia   |   579 autores   |   21 empresas



Bravissimo Y Excelente



share by WhatsApp

Miguel Ángel Almodóvar
Investigador y divulgador en ciencia nutricional y gastronomía

 

Mi infancia son recuerdos, no de un patio de Sevilla y un huerto claro donde madura el limonero, como para Antonio Machado

sino de aquellos merenderos que bordeaban el madrileño Paseo del Pintor Rosales, donde se admitía que la parroquia llevara lo sustancial del condumio, proporcionando ellos la bebida y alguna ensalada, y que mi memoria del paladar asocia con los sabrosísimos filetes rusos de mi madre, y con la insuperable ensaladilla rusa que preparaba su hermana, mi tía María.

De aquellos establecimientos castizos, que se asomaban a uno de los espacios verdes más hermosos de la capital, el Parque del Oeste, hace mucho tiempo que no queda cosa alguna, excepto el recuerdo, que no es poco, de algunos vejestorios, como quien esto escribe, que dejaron de relacionar el condumio con el mirador que bordea la antigua Montaña del Príncipe Pío, donde Ramón Villaamil, el empleado cesante de Miau, la novela funcionarial de Benito Pérez Galdós, fue a descerrajarse la cabeza con un  tiro de pistola en la cabeza porque, decía: “Madrid es el mundo, y el empleado, el hombre. Morir es quedar cesante”. Para esos achacosos nostálgicos entre los que, insisto, me incluyo, con el derribo de aquellos merenderos y terrazas buena parte de esa: “… luz de Madrid, que eleva todo a rango de arte”, se extinguió en alguna medida.

En estos días, sin embargo, he vuelto por aquellos lares, además de para contemplar el rimbombante conjunto escultórico de la primogénita de Isabel II, Isabel de Borbón y Borbón, “La Chata”, pero también “La Araneja”, por suponérsela, parece que muy fundadamente, hija de José Ruiz de Arana, duque de Baena, uno de los tantísimos amantes de “La Isabelona” (porque en mi memoria vicaria siempre he sido más de Vicente Pastor que de Rafael “El Gallo”), para conocer un curioso restaurante, la Osteria Bravisssimo, que se inspira en la figura y experiencias de la tía de uno de los socios, mujer italiana de rompe y rasga que viajaba por el mundo para deleitarse con sus cocinas autóctonas, para luego intentar reproducirlas en su tierra con ayuda de la Nonna, combinando sabores internacionales con matices italianos, a veces en producto y otros en modos de confección transalpina.

Bravissimo, que en español equivaldría a excelente, se ubica en un orondo chaflán del paseo, que da acceso un interior afable con espacios dedicados a Francia, España, Cuba, Brasil y México, diseñado por Simone Cammilletti y Laura Andreu. Me instalan en el francés, quizá intuyendo mi obsesiva afición por el Ricard, “le vrai pastis de Marseille”, y pruebo una chispeante Zamburiña a la brasa con aguachile del Mediterráneo; una muy resultona Croqueta de curry Massala; una simpática Ensaladilla rusa con carpaccio de carabinero flambeado en directo; un contundente Brioche de ossobucco; un muy en su punto Solomillo a la brasa con reducción de Chainti, pomada pomodora y boniato ahumado; y un memorable Secreto ibérico a la parrilla con falso risotto de sobrasada. Todo ello muy bien traído al plato por los cocineros Joaquín Serrano y Jorge Velasco, artífices de la original propuesta gastronómica, que, de un lado, homenajea a la andariega italiana y, de otro, casa con eso que repite obstinadamente en sus discursos Rafael Ansón, Presidente de la Academia Iberoamericana de Gastronomía: “El primer destino turístico mundial, es, con diferencia, la gastronomía”. 

Brillante idea la de Bravissimo, que se conjuga con una excelente relación calidad-precio, con un ticket medio de entre 30 y 40 €, y un menú diario “ejecutivo” de 19 €, de manera que, lo dicho: bravissimo y excelente.

 


  0 COMENTARIOS




SÍGUENOS
          
SUBSCRÍBETE





AFUEGOLENTO EMPLEO

AUTOR DESTACADO

   

Albert Adrià

Redes sociales: https://www.instagram.com/enigma_albertadria/ https://www.instagram.com/albertadriaprojects/

3 recetas publicadas

Ver blog del autor














Desde 1996, el magazine gastronómico en internet.


© 1996 - 2024. 29 años. Todos los derechos reservados.
SUBSCRÍBETE

Recibe las novedades de A Fuego Lento


SÍGUENOS