6971 recetas de cocina   |   17379 noticias de gastronomia   |   579 autores   |   21 empresas



Seis Castillos Y Palacios de Hungría para Viajar en el Tiempo @Visithungary



share by WhatsApp

Redacción Afuegolento.com

Gracias a un actual proyecto público de desarrollo, 17 castillos y 12 fortalezas están siendo renovados en el país desde 2020

 Si algo caracteriza a Hungría es su rica historia. Por ello, el país es conocido por contar con más de dos mil castillos, palacios, iglesias y fortalezas que muestran el pasado del país europeo. Cualquier escapada es perfecta para ahondar en la cultura de Hungría y conocer los escenarios más icónicos y representativos, testigos de los momentos históricos.

1. El Palacio Budavári

En la capital es posible visitar el Palacio Budavári, también conocido como Castillo de Buda, antigua residencia real y uno de los centros culturales más importantes de Budapest, declarado, además, Patrimonio de la Humanidad. En el palacio se encuentran la Galería Nacional Húngara, el Museo de Historia de Budapest y la Biblioteca Nacional.

Asimismo, el castillo acoge la Sala de San Esteban, que es el primer proyecto importante del Programa Hauszmann, cuyo objetivo es restaurar la destrucción causada por la Segunda Guerra Mundial en todo el distrito del castillo. La sala renació en un estilo contemporáneo y el diseño se basó en los planos, bocetos y fotografías originales que sobrevivieron al paso del tiempo. La construcción corrió a cargo de artesanos de todo el país, que consiguieron recrear el ornamentado interior con la mayor exactitud posible y utilizando materiales originales.

El bazar del jardín del castillo es una de las atracciones turísticas más famosas de Budapest, con sus murallas históricas, sus vistas panorámicas del Danubio y su oasis verde en el corazón de la ciudad. En los paseos por el Castillo de Buda se puede descubrir una faceta hasta ahora desconocida del barrio del Castillo de Buda.

2. Castillo Real de Grassalkovich

Situado a solo 30 kilómetros de Budapest, en Gödöllő, se encuentra el Castillo Real de Grassalkovich, uno de los castillos barrocos más bellos de Hungría. El romántico parque del castillo, que parece interminable, invita a visitarlo desde lejos y, cuando se llega a la entrada, es imposible no quedarse asombrado ante las suites reales blancas y doradas o el teatro del castillo.

Sissi y Francisco José recibieron el castillo como regalo de coronación del estado húngaro. Desde entonces, fue el lugar de descanso favorito de la legendaria emperatriz, donde también pasaba las vacaciones de Navidad con su familia. En el fabuloso edificio, una exposición permanente con varias salas (salón, escribanía, vestidor, dormitorio) permite hacerse una idea de sus gustos.

3. Castillo Esterházy

Un poco más lejos, a 70 kilómetros y 50 minutos en coche de Budapest, el Castillo Esterházy, de estilo barroco tardío y situado a orillas del lago Öreg, en Tata, ha recuperado su antigua belleza. Renovado en 2020, el auténtico interior de la mansión revela la arquitectura de la época y revive los días en que los miembros de la familia Esterházy recorrían los pasillos del edificio.

La casa acogió en su momento numerosos actos diplomáticos importantes, como el tratado de Paz de Schönbrunn firmado por Napoleón Bonaparte. Este espíritu sigue vivo hoy en día; la exposición, llamada La Isla de la Paz, presenta la vida cotidiana y la importancia internacional de la familia Esterházy. Los elementos interactivos de la exposición llevan a los visitantes a un fabuloso viaje en el tiempo entre bastidores.

4. La mansión Dég Festetics

Otra famosa familia noble húngara, los Festetics, de los mayores terratenientes del Transdanubio durante el siglo XVIII, mandó construir entre 1810 y 1815 la mansión Dég Festetics. Situada a una hora en coche de Budapest, es uno de los primeros castillos neoclásicos de Hungría y ha servido de modelo para el futuro Museo Nacional y muchos otros edificios de Hungría. Su parque es el mayor jardín inglés de Hungría, del tamaño de Central Park en Nueva York. El parque cuenta con árboles centenarios y rarezas vegetales y es un popular lugar de rodaje. Los cursos de agua se han embalsado para crear un lago serpenteante de 2 kilómetros de largo alrededor del parque.

Dég Festetics también es conocido como el centro secreto de la masonería en Hungría, ya que durante más de un siglo albergó los archivos secretos de la masonería húngara y el propio constructor, Antal Festetics, era masón. La exposición de la planta baja presenta los polifacéticos intereses de la familia Festetics, su estilo de vida, sus vacaciones, su vida cotidiana y su papel histórico. Las salas de la planta superior exploran los inicios del movimiento masónico húngaro y sus vínculos con la familia, basándose en fuentes y artefactos auténticos.

5. Palacio de Pipo de Ozora

Patio interior cubierto de uvas silvestres, estatuas de soldados de caballería a tamaño natural, una sala del trono ornamentada, una cocina renacentista y una colección de armas: todo esto es lo que se puede encontrar en el Palacio de Pipo de Ozora. Filippo de Ozora era un hábil empleado mercantil de una familia de clase media florentina. Sus habilidades cautivaron a Segismundo, rey de Hungría, cuando demostró ser un líder militar de talento, por lo que se le confió la defensa de la amenazada frontera meridional contra los otomanos, que la invadían con frecuencia.

En 1416, se le permitió erigir una fortaleza: el Palacio en Ozora. Con enorme mano de obra, la escarpada cima de la colina se transformó en un espléndido palacio de varios pisos rodeado por una fortaleza de planta cuadrada y con torres circulares en las esquinas. El edificio, de aspecto austero, se diferenciaba de otros castillos húngaros por su disposición, majestuosidad y calidez.

El palacio renacentista, recientemente renovado, ofrece programas y experiencias que varían en cada estación. Los visitantes pueden pasear por el patio interior y por las estancias históricas del piso superior, donde podrán ver la alcoba de la esposa de Pipo, el ornamentado salón del trono, el comedor renacentista y la capilla amueblada del castillo. Visitar este lugar transporta automáticamente a la época de los caballeros y señores. Además de la experiencia renacentista de las exposiciones, cinco habitaciones esperan a los visitantes que deseen pasar unos días entre los muros centenarios de Ozora.

6. Palacio Károlyi

En la frontera nororiental de Hungría, no lejos de la famosa región vinícola de Tokaj, se encuentra el palacio Károlyi. La especial torre octogonal del palacio destaca entre los demás castillos del país. El palacio, rodeado por los bosques de Füzérradvány, conserva el ambiente de su época. Con sus salas que evocan el esplendor del pasado, los visitantes son recibidos por detalles interiores del renacimiento italiano.

El extenso parque del palacio tiene una atmósfera especial y el renovado jardín histórico asombrará a los visitantes con sus paseos, arroyos y puentes, estanques de peces, pinos, tilos de gran porte, tuliperos de varios troncos y robles ingleses piramidales. Es posible pasear durante varias horas por el parque sin pisar dos veces el mismo camino.

Programa de Desarrollo de la Protección del Patrimonio Nacional de Hungría

El Programa de Desarrollo de la Protección del Patrimonio Nacional de Hungría incluye actualmente la renovación de 30 edificios, entre los que se encuentran 17 castillos y 12 fortalezas. Los edificios se restauran y renuevan preservando la autenticidad y el estilo de la época y añaden exposiciones experienciales, atractivos programas de aprendizaje, cafés y tiendas de museo, perfecto para quienes buscan inmersión cultural. Desde 2022, más de 50 edificios han sido restaurados y abiertos al público. Gracias al programa, los visitantes pueden conocer mejor importantes periodos de la historia húngara y europea.

Aprovechando las ventajas de la tecnología moderna, como en las exposiciones e instalaciones interactivas, visitar estos castillos es aún más emocionante. Estas exposiciones cuentan la historia de las familias que construyeron los castillos, como los Grassalkovich, los Esterházy o los Festetics. Es posible conocer virtualmente a los famosos señores de los castillos, además de visitar sus dormitorios, cocinas y los pasillos por los que una vez caminaron. También se pueden experimentar los asedios y la vida cotidiana de la época.


  0 COMENTARIOS




SÍGUENOS
          
SUBSCRÍBETE





AFUEGOLENTO EMPLEO

AUTOR DESTACADO

   

Albert Adrià

Redes sociales: https://www.instagram.com/enigma_albertadria/ https://www.instagram.com/albertadriaprojects/

3 recetas publicadas

Ver blog del autor














Desde 1996, el magazine gastronómico en internet.


© 1996 - 2024. 29 años. Todos los derechos reservados.
SUBSCRÍBETE

Recibe las novedades de A Fuego Lento


SÍGUENOS