Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí (enlace a página de cookies).

Aceptar Cookies
6009 recetas de cocina   |   15794 noticias de gastronomia   |   432 autores   |   19 empresas



€pay As You Feel Café”, un Restaurante Basado en la Comida de Reciclaje


share by WhatsApp

El restaurante creado por Adam Smith persigue concienciar sobre el ahorro de comida y disminuir la cantidad de alimentos desperdiciados.

Durante poco más de un año, el británico Adam Smith, de igual nombre que el economista y filósofo escocés, vivió en Australia, donde trabajó en una granja. Allí, fue testigo de la cantidad de alimentos que se desperdiciaban y que acababan en boca de los cerdos, en vez de poder ser aprovechados por aquellas personas más necesitadas. Adam comenzó a cocinar mediante este “aprovechamiento de sobras”, inspirándose en una ONG que funciona de forma similar: "Lentil as Anything".

Por ello Smith al volver a Inglaterra, junto a siete socios, creó en febrero de 2013 este restaurante, ubicado en la calle Armley Town, en la ciudad de Leeds, que únicamente utiliza ingredientes que reciben a diario de aquello que sobra en restaurantes, supermercados, granjas y locales y que están en buen estado. Este aspecto, fundamental en “Pay as You Feel Café”, permite que el comensal pague la cantidad de dinero que crea conveniente, según su complacencia con la comida, es decir, el cliente paga lo que quiere.

La idea parece que ha sido un éxito entre personas de clase media, baja, estudiantes, jubilados… que suelen dejar unas 3,5 libras de media y que han conseguido que este restaurante tenga una afluencia de entre 100 y 150 personas semanalmente.

Ocho directores y unos cien voluntarios trabajan para que el menú sea cada día diferente y velan por una cocina sana, procurando ofrecer recetas variadas y equilibradas y teniendo en cuenta las necesidades culinarias del cliente, como alergias o intolerancias alimenticias. Con este proyecto quieren difundir la importancia del ahorro de comida e intentar reducir los residuos alimenticios, que llegan a alcanzar, según calculan, 7,2 toneladas al año en Reino Unido.

Además, el equipo ofrece una consultoría gastronómica a quién lo necesite y poseen también su propio banco de alimentos. Según piensa Smith, “si todo el mundo aprendiera desde edades tempranas cómo cultivar y producir sus propios alimentos y nociones básicas de cocina, no tendríamos tantos sobrantes de comida”.

La crisis obliga a buscar soluciones y esta no es la única propuesta en torno al ahorro de alimentos. Aquí, en España, se ha adoptado la medida impulsada por Inglaterra sobre dar la posibilidad de eliminar la fecha de caducidad y suplantarla, en todos los productos, por la fecha de consumo preferente, pero de momento casi ningún fabricante ha decidido llevarlo a cabo.

También está comenzando a verse, cada vez más, aquello que antes parecía no muy bien visto: pedir para llevar las sobras de tu comida en un restaurante. En Estados Unidos se le conoce como “doggy bag” y en Asturias se ha realizado una campaña con el nombre “Restaurantes responsables. Aquí no sobra nada” para fomentar esta práctica. También se suma a este movimiento, por ejemplo, el chef Roberto Monreal, del restaurante Baserri en Pamplona.


  0 COMENTARIOS







AFUEGOLENTO EMPLEO


AUTOR DESTACADO

   

Koldo Royo Coloma

LA COCINA ES AMOR

369 artículos publicados

246 recetas publicadas

Ver blog del autor









SÍGUENOS
          
SUBSCRÍBETE






Desde 1996, el magazine gastronómico en internet.


© 1996 - 2020. 24 años. Todos los derechos reservados.
SUBSCRÍBETE

Recibe las novedades de A Fuego Lento


SÍGUENOS