Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí (enlace a página de cookies).

Aceptar Cookies
6027 recetas de cocina   |   15818 noticias de gastronomia   |   437 autores   |   20 empresas



La Satisfacción de Comer


share by WhatsApp

Es indudable que comer causa placer, mayor cuanto más nos gusta lo que comemos, pero ¿es posible detectar este grado de placer en el rostro y a simple vista?, al parecer sí.

Según un estudio llevado a cabo por la Universidad de Drexel, en Estados Unidos, el placer causado por la comida se puede ver en los ojos.

En el estudio realizado se medían los niveles de dopamina presente en la retina, por medio de un electrorretinograma, capaz de medir la respuesta eléctrica del ojo ante determinados estímulos.

La dopamina es una hormona que actúa como neurotransmisor y que en los ojos se libera ante un estímulo lumínico en el nervio óptico. En el cerebro está asociada a distintas funciones: actividad motora, motivación, recompensa, etc. Aunque estas dos, la del cerebro y la de los ojos, no están relacionadas.

El estudio se realizó con varios voluntarios, a los que se les suministró una cantidad concreta de brownie de chocolate, a la vez que se les aplicaba un estímulo lumínico, se midieron así los niveles de dopamina y en un segundo grupo se sustituyó el brownie por agua, obteniéndose en este segundo grupo una respuesta menor.

Aunque no precisamos de ningún aparato, para saber que el placer de comer se ve en los ojos, esto es evidente a simple vista, sobre todo en el caso de alimentos que estimulan mucho el placer, como el chocolate.

El experimento sin embargo resultó enriquecedor, al comprobar la estimulación ocular independiente de la cerebral con la alimentación.

Los ensayos se realizaron con un grupo pequeño, de nueve personas, por lo que pretende ampliarse para obtener resultados más fiables.

Estos experimentos aparte de corroborar lo que ya sabíamos, que la comida causa placer, también servirán para obtener productos más apetecibles, que gusten más a la gente, pero cuidando a la vez la salud, se trataría de obtener alimentos apetecibles y sanos a la vez.

El placer de comer estimula las áreas cerebrales de recompensa, por lo que se puede llegar a comer en exceso, más por placer que por necesidad. Esto provoca que se libere una hormona llamada ghrelina, los niveles de esta hormona aumentan antes de comer y bajan después de la ingesta. También se estimula la producción de araquidonilglicerol, este provoca que se siga comiendo a pesar de estar saciados.

Estos factores pueden ser en parte causantes del sobrepeso y la obesidad, no consiste en comer, sino en la búsqueda del placer.

Normalmente comemos buscando emociones placenteras en los sabores, no como una simple necesidad del organismo. Muchas veces se toma un rico postre, como una recompensa aunque el organismo no necesite más alimentos.

En diversos estudios se ha demostrado que las hormonas antes citadas, aumentan considerablemente cuando se ingiere un pastel u otro alimento apetecible, como una recompensa, buscando solo el placer.

Por eso hoy en día en los países desarrollados, donde no hay carencias, intervienen de modo más acusado la apetencia y el placer y por eso nunca hubo tantos obesos. Enfermedad por otro lado casi exclusiva de las sociedades ricas y desarrolladas.

Comprender todos estos mecanismos biológicos asociados al placer, podría ser un primer paso para atajar esta lacra actual.

Estos estudios también podrían ser útiles para desarrollar medicamentos contra la obesidad, sería una buena línea de investigación.


  0 COMENTARIOS







AFUEGOLENTO EMPLEO


AUTOR DESTACADO

   

Jani Paasikoski

1 receta publicada

Ver blog del autor









SÍGUENOS
          
SUBSCRÍBETE






Desde 1996, el magazine gastronómico en internet.


© 1996 - 2020. 24 años. Todos los derechos reservados.
SUBSCRÍBETE

Recibe las novedades de A Fuego Lento


SÍGUENOS