5559 recetas de cocina   |   15638 noticias de gastronomia   |   345 autores   |   12 empresas



La Restauración Isleña Está de Luto



share by WhatsApp

Pepe Oneto @pepeoneto
¡Que haya alivio!

Lolita Acosta

Dice Campbell que vivir en el corazón de los que dejamos detrás de nosotros no es morir: Por eso los que ahora lloramos la muerte de nuestra querida Lolita Acosta nos queda ese consuelo de pensar que siempre quedará entre nosotros. Porque los que hemos tenido la dicha de vivir impregnado de su cariño, su ternura, su infinita bondad y de su gran amor, sabemos que va seguir en nuestros corazones, donde, por derecho propio, ha ocupado y ocupará un sitio privilegiado.

Con su muerte ha concluido un largo y agotador viaje no exento de sinsabores, de adversidades, de duros revés que da la vida. Pero ella siempre tuvo esa fuerza y ese coraje para luchar contra viento y marea, por llevar en todo momento el buque a buen puerto.

Fueron años difíciles. Con su tesón, trabajo y constancia ha conseguido transformar un simple despacho de bocadillos, perdido en el lugar más insospechado y lejano de San Fernando (Cádiz), en la catedral de la cocina isleña. Pese a quien le pese. Y nadie, absolutamente nadie, le ha dado nada, sólo su sacrificio y el de su familia han sido en todo momento los únicos aliados para lograr lo que con muchos sudores poseen merecidamente.

Pero ahora que es cuando realmente podía disfrutar de esa gran obra que ella creó, se nos va. Aunque muy satisfecha por saber que ha dejado a los suyos, por los que verdaderamente siempre luchó, un patrimonio que les va a permitir llevar una vida menos ingrata que la que ella tuvo, como muestra de su infinita generosidad de la que hasta en los últimos momento hizo gala.

La restauración isleña está de luto.

Su inseparable amiga de la infancia, Carmen Oneto, mi madre, siempre unida a ella hasta en sus últimos momentos, sumida en él mas profundo dolor por la muerte de su amiga Lolita, rememora aquellos años cuando jugaban de niñas en el barrio de ambas: ?las callejuelas?. Momentos felices, a pesar de las miseria de aquella época que les tocó vivir, que ellas, cuando se juntaban, siempre recordaban con añoranza y jubilo porque, no obstante, fueron unos de sus mejores años. Pero ahora, en estos días tristes, mi madre recuerda sin embargo aquellos momentos con angustia y dolor por la desaparición de su mejor amiga.

En casa, Lolita Acosta era como de nuestra familia, porque mi madre siempre nos inculcó y transmitió esa gran amistad hacia su amiga. Pero ya de mayores comprendimos que ese afecto y cariño que siempre le hemos tenido a esa mujer no fue porque mi madre simplemente nos hablara en todo momento bien de ella, nunca fue en vano, ya que en todo momento demostró ser una persona buena en plena expresión de la palabra, que era todo corazón, familiar, cariñosa, afable, comprensible...

Jamás te olvidaremos, es imposible. A partir de ahora, cada vez que pase por el restaurante Casa Pepe -que para mí y mi familia siempre será ?Casa de Lolita Acosta?- camino de la playa, siempre estará presente en mi retina la imagen de ella con su delantal blanco y reluciente, su sonrisa alegre, su genial forma de ser que a todos nos cautivaba, siempre rodeada y orgullosa de su prole. No podré evitar que, como ahora, se me haga un nudo en la garganta, porque evocaré recuerdos entrañables e irrepetibles vividos en aquel añorado despacho de bocadillos con tejas de uralita y suelo de cemento, cuando empezaba a poner los primeros pescados a la plancha, que tantas veces he comido allí con mis padres y mis hermanos, con qué placer y qué gusto. Qué bien se estaba sobre aquel cemento y bajo aquella uralita, porque en su interior había autenticidad, ambiente familiar, calor humano...

Aquello no lo cambiaba jamás por un restaurante de cinco tenedores.

Gracias Lolita por habernos hecho la vida feliz a todos, por ese gran apoyo y aliento que nos ha dado cuando lo hemos necesitado, por haber sido un ejemplo claro de filantropía y bondad, en definitiva, por ser como ha sido.

Para mí y mi familia no has muerto porque vivirás siempre eternamente en nuestros corazones.


  0 COMENTARIOS





AUTOR DESTACADO

   

Lourdes Verger

*Manteles y Sábanas* y *Ella come sola*

28 artículos publicados

1 receta publicada

Ver blog del autor




SÍGUENOS
          
SUBSCRÍBETE








Desde 1996, el magazine gastronómico en internet.


© 1996 - 2019. 23 años. Todos los derechos reservados.
SUBSCRÍBETE

Recibe las novedades de A Fuego Lento


SÍGUENOS