Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí (enlace a página de cookies).

Aceptar Cookies
6058 recetas de cocina   |   15862 noticias de gastronomia   |   443 autores   |   21 empresas



La Agromafia Vuelve a las Andadas


share by WhatsApp

La mafia Italiana realiza continuamente fraudes alimentarios con la marca "Made in Italy"

Si ya teníamos bastante inseguridad acerca de la procedencia de ciertos alimentos, ahora nos da mucho más que pensar. La mafia Italiana es responsable de mover un volumen de negocio (alrededor de los 12.000 millones de euros) procedentes del fraude alimenticio con marcas nacionales como la de "Made in Italy", cosa que no beneficia en absoluto a su propio país.

Los casos de fraude se han convertido en algo rutinario que desprestigia marcas que están bien posicionadas en el mercado o que han conseguido ser referentes en el mercado internacional. Hablamos de fraudes como las falsificaciones de la mozzarela, la cual se realizaba con cuajada procedente de otros países. Fueron descubiertas porque, al partirlo, se volvía azul por el contacto con el aire.

Ésto no es todo. Se han llegado a encontrar dioxinas, pesticidas, metales pesados o incluso bacterias pertenecientes a aguas no potables. Todos ellos ingredientes absolutamente nocivos para la salud y legalmente prohibidos en el mercado, pero todo sea por el dinero. Basta con conseguir el mismo aspecto que las marcas originales y añadirles la bandera italiana y una descriptiva que diga "Made in Italy". Y no solo se ha realizado el fraude con la mozzarela, hablamos también de agromafia en productos como los quesos asiáticos convertidos en queso de untar, tomate triturado procedente de China o el aceite de oliva virgen que de italiano, poco tenía.

No hay que olvidar que ésto es un gran negocio que mueve millones de euros y que ha llegado a recibir fondos y subvenciones fraudulentas procedentes de la unión europea. Un negocio realmente goloso para la denominada agromafia y para todos aquellos distribuidores y proveedores que participen en la estafa. Lo peor es que muchos fraudes alimentarios no son detectados debido a su falsificación tecnológicamente perfecta, por lo que la gran mayoría de veces son descubiertos a través de escuchas telefónicas realizadas por la Interpol.

Lo que está claro es que si ya dudábamos de la procedencia de los productos internacionales, con actos y pruebas como éstas va a empezar a convertirse en una misión imposible para los compradores. Sabiendo esto... ¿de quién te puedes fiar?


  0 COMENTARIOS








AFUEGOLENTO EMPLEO


AUTOR DESTACADO

   

Alan Coxon

mirar hacia atrás para seguir hacia adelante

1 receta publicada

Ver blog del autor









SÍGUENOS
          
SUBSCRÍBETE






Desde 1996, el magazine gastronómico en internet.


© 1996 - 2020. 24 años. Todos los derechos reservados.
SUBSCRÍBETE

Recibe las novedades de A Fuego Lento


SÍGUENOS