6972 recetas de cocina   |   17403 noticias de gastronomia   |   579 autores   |   21 empresas



El Horno Microondas ( I )


share by WhatsApp

Ana Tellería



En el tiempo que salió al mercado el horno microondas no recibió demasiada aceptación, como habitualmente sucede con todo lo novedoso y desconocido. Además, la palabra microondas provocaba una cierta repulsa, porque parecía que arrastraba un perjuicio para la salud.

Las aplicaciones culinarias de este electrodoméstico han ido ampliándose a lo largo de los años y se han ido descubriendo nuevas utilidades. Hoy en día estamos habituados a su uso cotidiano y es raro encontrar un hogar o un restaurante en el que el horno microondas se encuentre ausente.


HISTORIA
En un principio, las radiaciones microondas fueron empleadas en sistemas de radar para la localización de objetos bélicos, pero un hecho fortuito permitió extender su aplicación al campo de los procesos culinarios: en 1945, un físico colocó, de modo distraído, un sandwich sobre un dispositivo emisor de ondas cortas y, al poco tiempo, se lo encontró caliente. Esto condujo a la confección de hornos de calefacción, aprovechando las características de estas hondas electromagnéticas.


CÓMO CUECE EL MICROONDAS
El horno microondas lo que hace es calentar los alimentos por acción de ondas electromagnéticas de alta frecuencia en virtud del comportamiento dieléctrico de sus componentes.

Estas ondas son emitidas por un tubo al vacío llamado magnetrón que convierte la energía eléctrica en energía electromagnética transmitiéndola a la cavidad del recinto del horno microondas donde se cuecen los alimentos.

Los microondas que se aplican a los aparatos culinarios se propagan en línea recta y, cuando en su camino inciden sobre un cuerpo, pueden dar lugar a tres tipos de respuesta, según la naturaleza de ese cuerpo:

- Los objetos eléctricamente neutros (cristal, papel, cerámica, plástico, etc.) son transparentes a estas radiaciones y atravesados sin que se modifique su temperatura.

? Las superficies metálicas reflejan las hondas y la energía

? Los materiales con moléculas no conductoras, que presentan una polaridad eléctrica (agua, proteínas, carbohidratos, grasas, etc.) absorben las ondas y, por una agitación electrónica, transforman su energía en calor. De esa manera se genera en esas moléculas un aumento de la temperatura.

Los hornos microondas presentan ciertas dificultades en lo que hace referencia a la calidad de calentamiento de los alimentos. Así, las interacciones de las hondas electromagnéticas con las propiedades dieléctricas de los sistemas alimentarios están influidas de modo notable por el comportamiento de las moléculas de agua, de carácter polar elevado y débil masa molecular.

En general, puede afirmarse que las propiedades dieléctricas de las materias alimenticias se presentan en función del contenido acuoso de los productos y del estado físico del agua.

Se sabe que las moléculas de agua contenidas en un alimento pueden encontrarse bajo modos muy diversos:

a) Formando zonas de monocapas de agua estrechamente ligadas a superficies sólidas

b) Como capas de agua adicionadas, con niveles decrecientes de energía de enlace

c) Bajo regiones porosas, ocupadas por agua libre o ligada débilmente.

Precisamente, las microondas actúan de modo pleno sobre estas últimas. Las consecuencias pueden ser muy diversas y con cierta frecuencia puede ocurrir un calentamiento no homogéneo, con resultados no siempre previsibles.

El método de cocción en microondas difiere de cualquier otro tipo de tratamiento térmico convencional, donde el calor siempre actúa desde la superficie hacia el interior. En las condiciones actuales los hornos microondas trabajan a la presión atmosférica y el agua contenida en el alimento no supera los 100ºC de temperatura en el alimento. Sin embargo, la grasa y el azúcar, introduciéndolos aisladamente, pueden alcanzar temperaturas mucho más elevadas. Así, el aceite consigue su punto de ebullición de 160ºC a 180ºC, por lo que podríamos freír ciertos alimentos, y también es posible elaborar caramelo con azúcar, alcanzando en este caso temperaturas de 250ºC a 280ºC.

La cocción de un alimento con el microondas resulta ser un proceso más o menos instantáneo, produciéndose un calentamiento en cualquier punto del alimento. No obstante, en su superficie nunca se alcanza una temperatura suficiente para que se pueda formar una costra y la consiguiente caramelización superficial, requeridas en ciertos procesos culinarios.


  1 COMENTARIO




15/03/2016  |  15:19
Balen madres no tienen pasteles d microóndas. putos
100% de 1

SÍGUENOS
          
SUBSCRÍBETE





AFUEGOLENTO EMPLEO

AUTOR DESTACADO

   

Albert Adrià

Redes sociales: https://www.instagram.com/enigma_albertadria/ https://www.instagram.com/albertadriaprojects/

3 recetas publicadas

Ver blog del autor














Desde 1996, el magazine gastronómico en internet.


© 1996 - 2024. 29 años. Todos los derechos reservados.
SUBSCRÍBETE

Recibe las novedades de A Fuego Lento


SÍGUENOS