6975 recetas de cocina   |   17441 noticias de gastronomia   |   580 autores   |   21 empresas



Alimentación Y Menopausia


share by WhatsApp

FANNY PONS NICOLAU



Son muchas las mujeres que asocian la llegada de la menopausia con un aumento exagerado de peso. Es por ello que este mes me he decidido a escribir el artículo sobre este asunto, siempre desde el punto de vista de la prevención a través de la educación nutricional.

Lo primero que debemos tener claro todas las mujeres es que la menopausia es un periodo ineludible en nuestras vidas, que suele darse entre los 45 y los 50 años y que se caracteriza por la pérdida de la menstruación ya que la actividad de los ovarios desaparece. Se trata de un proceso natural (no de una patología) y que por supuesto conlleva una serie de cambios, tanto físicos como psicológicos.

Cuando una mujer llega a este periodo de su vida, debería tener asumido que es probable aunque no seguro, un ligero aumento de peso. Dicho aumento es consecuencia de estos cambios hormonales. Podríamos fijar como media un incremento de entre 2 y 4 kilos. Lo interesante de saberlo a priori y de tenerlo asumido de antemano es que podemos prevenir y evitar que el aumento de peso se nos descontrole. Para ello, debemos ajustar la ingesta de energía con el gasto, es decir, no comer más de lo que realmente vamos a quemar y así no contribuir al aumento de peso.

Ello se consigue básicamente llevando una dieta variada, baja en grasas (sobre todo de origen animal), baja en azúcares simples (evitando productos de bollería y pastelería), aumentando el consumo de frutas, verduras y lácteos (semi o descremados) ya que el aporte de calcio debe ser el adecuado, además de practicar ejercicio físico de una manera regular (por ejemplo andar una hora diaria). No es necesario matarse en el gimnasio.

A nivel nutricional, el mayor problema que va asociado a la menopausia es la pérdida de calcio óseo por falta de producción de estrógenos, y ello puede dar lugar a lo que se conoce con el nombre de osteoporosis.

La osteoporosis se caracteriza por una pérdida de la masa ósea dando lugar a huesos más frágiles y con ello un aumento de la posibilidad de fracturas. Pero al igual que el ligero aumento de peso se puede prevenir, la osteoporosis también. Actualmente se sabe que si el aporte de calcio es insuficiente en edades tempranas, los huesos son más frágiles en la edad adulta. Pero también es importante resaltar que además de un aporte de calcio suficiente, éste se debe fijar en el hueso y para ello es fundamental el papel de la vitamina D. Respecto a ella podemos decir que nuestro organismo es capaz de sintetizarla a nivel de piel por medio de la radiación solar y por ello se suelen recomendar los paseos al sol para fijar este mineral.

En mujeres premenopáusicas, es recomendable aumentar la ingesta de calcio a través de la leche y los derivados lácteos, enteros o descremados ya que la cantidad de calcio no varia de unos a otros y así entrar en esta nueva etapa de la vida con una buena reserva de calcio y poder evitar al máximo la osteoporosis y las consecuencias que de ella se derivan.

Esto es todo por hoe, hasta el mes que viene.


  0 COMENTARIOS




SÍGUENOS
          
SUBSCRÍBETE





AFUEGOLENTO EMPLEO

AUTOR DESTACADO

   

Pedro Manuel Collado Cruz

La cocina para mi es producto bien tratado sin enmascarar sus sabores, cocina de verdad de antaño con un toque diferente

2 recetas publicadas

Ver blog del autor














Desde 1996, el magazine gastronómico en internet.


© 1996 - 2024. 29 años. Todos los derechos reservados.
SUBSCRÍBETE

Recibe las novedades de A Fuego Lento


SÍGUENOS