BrewDog Prototypes 2015


25-04-2016    |   


ARTÍCULOS



Hace unas semanas tuve la suerte de poder asistir a una cata de prototipos de la cervecera BrewDog. Para aquellos que no la conozcan, BrewDog es una cervecera escocesa que inició su andadura en el 2007. Empezó a hacerse famosa por su forma desenfadada de elaborar cerveza, por la calidad de sus productos y por la archiconocida Punk IPA. Actualmente embotella más de dos millones de botellas al mes. Pero esta es otra historia de la que ya hablaremos otro día.

A lo que íbamos, BrewDog saca cada año unas tiradas muy cortas de cervezas a las que llama Prototypes. Se trata de estilos nuevos que quiere que la gente pruebe. Suelen ser entre tres o cuatro tipos nuevos, sus experimentos. Luego realiza una encuesta y, la más valorada, será comercializada. Uno de sus buques insignia, la Jack Hammer, nació de esta forma. Este año las nuevas creaciones fueron cuatro: Session IPL, Hopped-up Brown Ale, Black IPA y Milk Stout. Vayamos a conocerlas.


SESSION IPL

El nombre ya nos lleva a una contradicción. Una Indian Pale Lager. Por un lado, un estilo de cerveza de alta fermentación, Indian Ale, con lo que esperamos encontrar una espumosa con alta preponderancia del lúpulo. Por otra parte, es una Lager, una cerveza de baja fermentación, con lo que podríamos esperar una cerveza más suave. Es la primera vez que en BrewDog intentan hacer una cerveza de este estilo. Una mezcla de dos mundos pero, ¿conseguirá lo mejor de los dos mundos?

A primera vista percibimos una cerveza de un color dorado magnífico. Se nota que solo han utilizado malta Pilsner. La espuma es fina pero duradera, de un dedo grosor. El primer sorbo puede recordar a cualquier lager, es decir, a cualquier caña, pero rápidamente aparece el amargor del lúpulo. Para esta cerveza han utilizado cinco variedades de lúpulo: Chinook, Simcoe, Citra, Amarillo y Mosaic. Además han aplicado la técnica de Dry-Hopping, habitual en BrewDog. Pese a ello, el amargor no es muy fuerte, solo 20 en la escala IBU (unidad internacional de amargor). Puede que sea flojo para una IPA, pero no está nada mal para una Lager.

En definitiva es eso, una lager con un toque amargo. No es una cerveza muy fuerte y su graduación alcohólica está bastante contenida, 4,4%. Realmente, es una gran cerveza para el día a día, para una terracita al sol y tomar una tras otra en el aperitivo. Una cerveza que coquetea con diferentes estilos. Los de BrewDog siempre saben lo que se hacen.


HOPPED-UP BROWN ALE

Seguimos con otra mezcla curiosa. Una Brown Ale lupulizada. Se trata también de un estilo poco visto. Como podéis ver, a los de BrewDog les gusta innovar con sus Prototypes. Ellos consideran que las Brown Ale son cervezas excelentes para aderezarlas con lúpulos. Y no se han quedado cortos, ya que han añadido cuatro tipos de lúpulos: Columbus, Simcoe, Centennial y Citra. El uso del lúpulo siempre ha sido la marca de la casa.

Visualmente queda claro que es una Brown Ale, con ese color pardo rojizo tan característico y una generosa espuma con un tono un poco oscuro. Y el primer sorbo confirma su ADN original: sabe cómo una Brown Ale. Sobresalen los elementos dulces y toques a nuez con caramelo que consiguen un conjunto muy equilibrado. Podría ser perfectamente una Newcastle. Pero rápidamente aparece un toque importante de lúpulo. Normalmente, en las Brown Ale se utiliza el amargor para equilibrar el toque dulce. En este caso el lúpulo sobresale más. No esperéis un gran amargor, pero sí que se nota. No tenemos que olvidar que es la que tiene el valor más alto en la escala IBU de las cuatro, 85. 

Un detalle curioso es que, aparte de llevar cinco tipos diferentes de malta (Extra Pale, Munich, Brown, Crystal y Carafa), esta cerveza lleva copos de avena. No es habitual que las Brown Ale lleven este ingrediente, es más fácil encontrarlo en otras variedades, como pueden ser las Stout o las Porter. Pero con la avena BrewDog ha conseguido otorgarle una mayor cremosidad a la cerveza, que realmente es muy agradable.

Eso sí, cabe destacar que es una Brown Ale bastante alcohólica, esta espumosa tiene una graduación de 6,3%. Es de las que más me gustó, creo que es una fusión muy interesante y con un sabor excelente.


BLACK IPA

Una nueva contradicción. Cómo puede ser Black (negra) y Pale (pálida) a la vez. Según los de BrewDog puede que semánticamente no sea correcto, pero sí que sigue claramente su proceso de creación. Como buena Indian Pale Ale, la receta de esta espumosa lleva tres maltas habituales en este estilo: Extra Pale, Cara y Crystal. La diferencia es que durante el proceso se añade una malta oscura, Carafa, que hace que todo el conjunto obtenga un color negro brillante, no tan opaco como podría ser una Stout o una Porter. La espuma tampoco es tan densa y tan oscura como en estas dos últimas. En definitiva, es una IPA oscurecida.

Pero no tenemos que olvidar que es una IPA. Es decir, que su característica principal es el amargor. Para esta cerveza los de BrewDog han decidido usar un solo lúpulo, pero han elegido uno de sus favoritos, el Simcoe, del que han añadido una cantidad masiva. Y realmente se nota en la cerveza. Tiene el amargor de una IPA. Es cierto que solo tiene 40 en la escala IBU, pero es la más amarga de las cuatro. Eso es debido a que tiene menos cuerpo y sabores fuertes que la Hopped-up Brown Ale, y eso hace que en la Black IPA destaque más el amargor del lúpulo.    

En definitiva, lo que han hecho con esta cerveza los de BrewDog es un juego. Si tú te tomas esta cerveza con los ojos cerrados y te preguntan de qué color es, nunca lo adivinarías. Es un juego de engaños. Porqué en ningún momento encuentras ninguno de los sabores característicos de las negras, como pueden ser el café, el chocolate o el regaliz. Es una IPA de color negro.  Y realmente me gustó mucho.


MILK STOUT

La única de las cuatro que no juega con las contradicciones en su denominación. Es una Stout, no hay duda. Pero no es una simple Stout, eso no sería suficiente para los de BrewDog. Como su nombre indica, Milk Stout, alguna relación tiene con la leche. Originalmente, este tipo de cerveza se elaborada añadiendo leche a una Porter y se servía a los trabajadores a la hora de comer. Hoy en día no se le agrega leche, sino que se le incorpora lactosa en los últimos momentos de la ebullición del mosto. De esta manera se consigue una cerveza más suave y sedosa.

Visualmente tiene las características esenciales de una Stout: un intenso color negro opaco del que parece que no puede escapar la luz y una espuma de color marrón muy generosa y cremosa. Además de las típicas maltas de las Stout, lleva hasta seis tipos diferentes (Extra Pale, Brown, Crystal, Dark Crystal, Carafa, Black), la Milk Stout, como la Hopped-up Brown Ale, incorpora copos de avena, que ayuda a conseguir esa cremosidad en boca tan característica de las Stout. A su vez, también lleva trigo para conseguir un mayor cuerpo y ayuda a la retención de la espuma. 

El sabor es el habitual en las Stout. Se nota los toques de café y chocolate. Al final aparece un ligero retrogusto con un toque de ahumado, que realmente acompaña muy bien a todo el conjunto. Es una cerveza densa, con mucho cuerpo, pero lo que destaca más es esa cremosidad y esa untuosidad en boca que la hace muy agradable. Eso sí, no es una cerveza para tomar en grandes cantidades, es pesada, casi se puede masticar.

Esta cerveza tiene un pedigrí particular. Hay quien dice que es el café con leche para aquellos a los que no les gusta el café. En mi caso, que no me gusta el café, es una cerveza que me agrada, pero no sería mi preferida de las cuatro.  


Fue una gran cata. Cuatro grandes cervezas. Pero si tuviera que elegir una, dudaría entre la Hopped-up Brown Ale y la Black IPA. Las dos son cervezas que aportan algo nuevo y que realmente consiguen un conjunto muy equilibrado, aunque las cuatro son de gran calidad. Y cuál fue la ganadora, me preguntaréis. La más votada fue la Milk Stout. Que si hubo pucherazo, pues no lo sé. Pero lo que sí es verdad es que la Milk Stout es probablemente la más comercializable de las cuatro. Cubre un espacio que hasta ahora BrewDog no tenía cubierto. En definitiva, que no sorprende que la Milk Stout fuera la ganadora.

Eso sí, le han cambiado el nombre. A partir de ahora se llamará Jet Black Heart, catalogándola como una Oatmeal Stout. Aunque, como era de esperar, no es exactamente igual que la Prototype. La destinada a la producción en masa no es tan densa, no es tan cremosa y no aparece por ningún lado ese toque ahumado. En definitiva, que la han hecho más comercial. No es de extrañar, se trata de un producto que se tiene que vender, que tiene que llegar al gran público, y es lógico que la suavicen respecto al prototipo.  Aun así, BrewDog añade una buena cerveza a su ya amplio y espectacular catálogo.

TAGS    CAFÉ CERVEZA BrewDog Milk Stout Black IPA Session IPL Hopped-up Brown Ale Jet Black Heart Prototypes




COMPARTE   


Valoraciones y comentarios

Haz tu valoración:


  •    0
  •    0
  • 0 comentario(s)





Josep Medrano

Periodista y aficionado a la cerveza




Recibe las novedades y recetas
de nuestros cocineros
en tu email


SUSCRIBIRME







www.afuegolento.com ©1996-2017. Todos los derechos reservados. Textos legales Desarrollado por Sitelicon Ecommerce Services