Cómo congelar correctamente las fresas y para qué utilizarlas


16-05-2018    |   


ARTÍCULOS



Tanto si es porque hemos adquirido demasiadas fresas o porque las que tenemos empiezan a ponerse demasiado maduras, existe la alternativa de congelarlas. Aunque cuando las descongeles no podrás utilizarlas para su consumo en fresco, porque no conservan la misma textura aunque sí el mismo sabor, sí que podrás usarlas en muchas otras elaboraciones, especialmente ahora que se acerca el verano. Toma nota de estas ideas que te ofrecemos desde la campaña de promoción Fresas de Europa

La forma más adecuada para congelar las fresas es desechar las que no estén en buenas condiciones, especialmente si presentan moho. Con aquellas que sí son óptimas, las lavamos y dejamos que escurran el agua en un colador para que luego no se forme escarcha y cueste más separarlas. Debemos colocarlas en un recipiente amplio, de modo que las fresas no se apelmacen. También podemos congelarlas en papel de aluminio, envolviéndolas de forma separada.

Otra forma de congelarlas es introducirlas en una cubitera con un poco de agua alrededor.  Pasadas unas horas, tendrás los cubitos de fresa listos para enfriar la bebida que prefieras con todo el sabor de esta fruta.

Y una vez congeladas ¿qué podemos hacer con ellas?

Fundamentalmente, podemos usarlas para enfriar las bebidas. Si dispones de una buena picadora, las fresas congeladas son una excelente manera para preparar granizados y smoothies. Y, por supuesto, también puedes preparar tu propio helado. 

TAGS    FRESAS fresas de Europa macerar fresas congelar fresas fresas congeladas




COMPARTE   


Valoraciones y comentarios

Haz tu valoración:


  •    0
  •    0
  • 0 comentario(s)








Recibe las novedades y recetas
de nuestros cocineros
en tu email


SUSCRIBIRME







www.afuegolento.com ©1996-2017. Todos los derechos reservados. Textos legales Desarrollado por Sitelicon Ecommerce Services