La controversia histórica del café


19-12-2012    |   


ARTÍCULOS



Sara López

Sin duda esta infusión altamente estimulante es una de las protagonistas de nuestra vida diaria. Pero sus orígenes no están exentos de polémica y controversia.   El café es una bebida que se obtiene del cafeto, cuyas semillas son tostadas y molidas. Posee un alto contenido en cafeína, la cual actúa sobre nuestro sistema nervioso aumentado nuestra capacidad mental y percepción. Se produce en países tropicales y subtropicales y desde allí es exportado a todo el mundo. El país que más café produce es Brasil.   En torno a esta aromática bebida surgen leyendas y creencias gracias a su antigua existencia. Su origen se suele ubicar en Kafa, Etiopia, o al menos las primeras constancias de la planta del cafeto son originales de esta región,  aunque existen varias hipótesis al respecto.    Cierto es que una de las leyendas mas famosas y bellas sobre el origen del café ubican su descubrimiento en Abisinia (la actual Etiopia). Esta leyenda cuenta que  sobre el año 600 un pastor llamado Kaldi había observado una alteración del ánimo de sus cabras, cuando estas ingerían el fruto rojo parecido a una cereza proveniente de un arbusto. Decidió probarlo el mismo y confirmó el efecto revitalizante y energético que este fruto provocaba dentro de su organismo.   El pastor decidió llevar el misterioso fruto rojo a un monasterio para mostrárselo a los monjes. El Abad del monasterio pensó en hervir y probar aquel fruto tan peculiar. Al catar aquella infusión, asqueado por su horrible sabor, arrojó el cuenco al fuego. Pero cuando las semillas tomaron contacto con el fuego comenzaron a tostarse y eso hizo que la cocina se viese invadida por un agradable olor jamás conocido. Ante aquel sorprendente descubrimiento el Abad decidió preparar de nuevo la infusión, pero esta vez con las semillas tostadas.   ¿El resultado? Una aromática, deliciosa y renovadora infusión. Había nacido el café. A partir de ahí, el café ha sido una bebida controvertida, sobre todo para las religiones. En el mundo árabe gozó de mala fama durante algún tiempo, pero su popularidad incesante, sobre todo en los círculos mas intelectuales, hizo que en el siglo XV ya llegase a multitud de países musulmanes como  Persia, Egipto, África Septentrional y Turquía y finalmente su consumo fuese normalizado.   No es extraño que Italia sea uno de los países con más tradición cafetera. Pues la llegada de la aromática bebida a occidente, comenzó en Venecia en el año 1600. Los miembros del clero aprobaron el consumo de dicha bebida al sucumbir ante su sabor. Según comentan los libros de historia,  al inicio, cuando esta bebida acababa de llegar a Europa, el clero ya poseía una concepción muy negativa de esta, considerándola la bebida de satanás. Sin embargo, el papa Clemente VIII quedó tan encandilado por su sabor que, para resolver aquella polémica, bautizó a la bebida para hacerla aceptable entre los cristianos.   Por lo que se ve, desde sus inicios el café ha sido una infusión acompañada de polémica. Incluso en la actualidad goza de grandes detractores y grandes impulsores, aunque el punto de vista religioso ha sido sustituido por el de la salud. Pero esa es otra cuestión…

TAGS    CAFÉ




COMPARTE   


Valoraciones y comentarios

Haz tu valoración:


  •    0
  •    0
  • 0 comentario(s)





A fuego lento

Desde 1996, el magazine gastronómico en internet




Recibe las novedades y recetas
de nuestros cocineros
en tu email


SUSCRIBIRME







www.afuegolento.com ©1996-2017. Todos los derechos reservados. Textos legales Desarrollado por Sitelicon Ecommerce Services