Sabores de calle- "los arancini"


   |    Por


RECETAS


COMENSALES
12
SE PREPARA EN
min
DIFICULTAD
Medio
PRECIO
Bajo

TAGS   









Tradición

Este plato parece que es de derivación árabe. El arancino nació en el periodo de la dominación de los sarracenos en Sicilia cuando se ponía en la mesa una bandeja llena de arroz con aromas y azafrán, aliñado con verduras y carne.

Al principio se comía con las manos y estaba sin tomate porque lo tenían que importar desde América; la forma redonda fue una idea de Federigo II porque él amaba comerlos mientras iba a cazar, así nació la empanada del arancino. 

Suelen comerlos en el sur de Italia el 13 de Diciembre cuando se celebra Santa Lucia.


 Curiosidad

Debe su nombre a la semejanza estética con la naranja y es un producto típico de Messina y Palermo. Se piensa que sus orígenes son populares porque los nativos reutilizaban las sobras con fantasía y gustos personales. 




Ingredientes

Ingredientes para el arroz:

500g de arroz

2 cubos de caldo

2l de agua para el arroz

1 cucharada de azafrán 

1 cucharilla de sal gordo

30g de manteca

100g de Grana Padano


Ingredientes para el relleno:

1 cucharilla de sal fina

25g de manteca

200ml de tomate frito

80g de guisantes

50g de queso blando en pedazos

Aceite de oliva virgen extra

1/2 cebolla

100g de carne molida de cerdo 

1 cucharilla de pimienta




Elaboración

Para preparar el arancino de arroz, empezamos poniendo en una olla 2l de agua con azafrán y 2 cubos de caldo, cuando el agua está hirviendo ponemos 500g de arroz, ponemos 1 cucharada de sal gorda, así cuando acabe la cocción, el agua estará absorbida completamente (esto permitirá al almidón quedarse en la olla y obtener un arroz muy compacto y seco). Hervir el arroz por 20 minutos después, añadimos también 30g de manteca en pedazos y mezclamos todo. Rallamos 100g de Grana Padano y ponemos esto en la olla con el arroz mezclando bien para amalgamar el todo. 

Después ponemos el arroz en una bandeja baja y ancha, nivelamos todo y tapamos con un film de plástico transparente para que se enfríe y evite que la superficie del arroz se seque.

Mientras tanto nos dedicamos al relleno de ragú: después de haber quitado la piel de la cebolla, cortamos esta sutilmente.


Sofreímos la cebolla triturada en una sartén con 25g de manteca y 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, luego añadimos 100g de carne molida de cerdo y por fin la salteamos.


Después añadimos 200ml de tomate frito y ponemos un poco de sal y rehogamos a fuego lento y tapado por 20 minutos en una olla a presión. A mitad cocción, añadimos los guisantes; mientras se cuecen estos, picamos el queso blando en pedazos muy pequeños.


Cuando el arroz esté completamente frío (por lo menos un día), sacamos dos cucharadas de arroz cada vez (aproximadamente 120gr), comprimimos las apilas al centro de la mano formando una cuenca y poniendo una cucharada de relleno de ragú en el interior y luego añadimos algunos pedazos de queso blando picado.


Entonces tapamos la base del arancino con el arroz y lo modelamos dándole una forma puntiaguda (o redonda). Después pasamos los arancini por 2 huevos y luego por el pan rallado; en una cacerola calentamos el aceite hasta una temperatura de 170-180º; cuando está hirviente, freímos un arancino o dos como máximo para no bajar la temperatura del aceite y cuando estarán dorados podemos escurrirlos con una espumadera poniéndolos en una bandeja forrada con papel secante. Cuidado: calientes están mejor.





COMPARTE   


Valoraciones y comentarios

Haz tu valoración:


  •    1
  •    0
  • 1 comentario(s)


   Gonzalo , 07-02-2017
Quiero probarlos






Recibe las novedades y recetas
de nuestros cocineros
en tu email


SUSCRIBIRME







www.afuegolento.com ©1996-2017. Todos los derechos reservados. Textos legales Desarrollado por Sitelicon Ecommerce Services