Pencas de acelga rellenas de queso con setas y virutas de jamón con salsa de jugo de carne


   |    Por Koldo Royo


RECETAS


COMENSALES
4
SE PREPARA EN
min
DIFICULTAD
Medio
PRECIO
Bajo

TAGS    Entrantes QUESO VERDURAS HORTALIZAS









Las pencas ofrecen el sabor de las acelgas, pero de un modo muy sutil. Tienen todas sus vitaminas, son melosas y absorben muy bien otros sabores. Aquí las combinamos con queso fundido y, para contrastar con los dejes dulces, un poco de jamón.


Ingredientes

  • 8 trozos (de unos 5 cm de largo cada uno) de pencas de acelga, limpias, sin nervios
  • 4 lonchas de queso Camembert, o similar, que funda bien y cortadas del mismo tamaño que las pencas
  • 3 chalotas, peladas y picadas finas

 

Para la salsa:

  • 1 cucharada de perejil, limpio y picado
  • 1 copa de vino blanco
  • 2 dlde caldo de carne
  • 1/2 cucharada de harina
  • 1/2  huevo duro picado

 

Para las setas:

  • 4 cucharadas de setas de temporada (o champiñones), sin tierra ni pies

 

Otros:

  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Harina y huevo para rebozar
  • Jamón curado cortado en virutas


Elaboración

Cocer las pencas al vapor hasta que estén a punto (más bien tiernas). Sacar, escurrir, sazonar ligeramente y dejar enfriar.

 

En una fuente, colocar encima de cada penca una loncha de queso y cubrir con otra penca. Pasar las pencas por harina y huevo batido con un poco de sal.

 

Poner una sartén con aceite a fuego vivo, y cuando esté bien caliente, ir friendo las pencas por los dos lados. Sacarlas y escurrirlas, reservándolas en una bandeja.

 

Para las setas:

Trocear las setas y saltearlas en una sartén sobre el fuego con un poco de aceite de oliva. Cuando estén a punto, sazonar y retirar del fuego. Reservar.

 

Para la salsa:

Poner una cazuela a fuego lento con un poco de aceite y las chalotas picadas. Cuando empiecen a tomar color, se incorpora el perejil picado, el vino blanco y la harina espolvoreada removiendo con una cuchara de madera  para que no se formen grumos.

Pasados unos segundos, se colocan encima las pencas rebozadas, se agrega el caldo de carne y se deja hervir unos minutos.

 

Servimos las pencas en el plato, las napamos con la salsa y ponemos encima un abanico o viruta de jamón.

 

Notas

#1 Del autor: Las hojas verdes de las acelgas se cocinan, en muchos países mediterráneos, como si fueran espinacas; y las partes blancas, las pencas, como si fueran espárragos

 

#2 Del autor: Si se quiere simplificar la elaboración de este plato, se pueden comprar las pencas de acelga ya cocidas y embotadas


Más recetas con acelgas

Más recetas con jamón

Más recetas de verduras

Más recetas de entrantes

 




COMPARTE   


Valoraciones y comentarios

Haz tu valoración:


  •    0
  •    0
  • 0 comentario(s)








Recibe las novedades y recetas
de nuestros cocineros
en tu email


SUSCRIBIRME







www.afuegolento.com ©1996-2017. Todos los derechos reservados. Textos legales Desarrollado por Sitelicon Ecommerce Services