El salmón, un manjar muy saludable

12-02-2013    |    Por A fuego lento

Magaceda Serrano

La mayoría de los expertos en nutrición recomiendan que incluyamos el pescado en nuestra dieta si queremos llevar una alimentación equilibrada.Para ello, deberíamos consumirlo al menos tres veces por semana, pero esto resulta difícil si no somos unos apasionados de este alimento.

Si nos encontramos en esta circunstancia, el salmón puede ser uno de los mejores aliados en nuestra cocina. De sabor suave, normalmente suele gustar bastante y se puede preparar de formas muy diferentes.

Los salmones nacen en el río donde se mantienen mientras son pequeños. Cuando llega su juventud, bajan hasta el mar y allí permanecen hasta alcanzar la madurez. Después, cuando se acerca la época de reproducción, emprenden el camino de vuelta y realizan un viaje contracorriente hasta el lugar donde nacieron.  Es curiosos, pues muchas personas suelen utilizar esta historia como ejemplo de superación en la vida real, pues los salmones realizan un viaje muy duro río arriba.

Pero lo que verdaderamente importa, es que el salmón será una señal de salud en tus platos, ya que es una excelente fuente de proteínas. Es rico en ácidos omega 3, que ayudan a reducir el nivel de colesterol y de triglicéridos y, además, aumenta la fluidez en la sangre, motivos por los que se recomienda su consumo. Normalmente, el salmón suele presentarse fresco, marinado o ahumado. Preparar salmón marinado en casa puede ser una gran idea, pues así tendremos listo un delicioso salmón para sacarlo como aperitivo a nuestros invitados o incluirlo en nuestras recetas.

Si no sabéis hacerlo no os preocupéis, pues os va a sorprender lo fácil que es preparar salmón marinado. En primer lugar, vamos a extender en el fondo de un recipiente sal marina gruesa, cubriéndolo muy bien. Seguidamente, colocamos los lomos de salmón y los cubrimos con más sal gruesa. A continuación, tapamos el recipiente con papel albal o film de plástico y encima colocamos un peso de dos kilos.  Para ello, podemos utilizar dos bricks de leche o dos paquetes de azúcar, por ejemplo, y lo metemos en el frigorífico durante tres días. Pasado este tiempo, sacamos el salmón del frigorífico y lo lavamos bien con agua fría, quitando los restos de sal. A continuación, lo cortamos en filetes finos y lo ponemos en un recipiente con un poquito de aceite de oliva y ya estará listo para consumir. Este proceso no produce pérdidas importantes de proteínas y de esta manera, tendremos preparado un delicioso salmón con el que hacer una gran variedad de canapés o platos.

Así, cuando lleguen invitados podremos sorprenderlos fácilmente. Unos rollitos de salmón ahumado con espárragos o un batiburrillo de verduras con salmón marinado pueden ser dos buenas opciones entre la gran variedad de platos y canapés que existen. ¿Qué os parecen estas ideas?, ¿os atrevéis a hacer salmón marinado en casa?.

TAGS    SALMÓN PESCADO


COMPARTE   


  •    0
  •    0
  • 0 comentario(s)



A fuego lento

Desde 1996, el magazine gastronómico en internet

Afuegolento es el magazine digital para el mundo de la gastronomía pionero en España. Desde 1996 recoge noticias, entrevistas, recetas y opiniones de los mejores cocineros y expertos gastronómicos. Este año 2016, coincidiendo con el 20 aniversario, estrena nueva web, con más fuerza que nunca, para adaptarse a las nuevas necesidades de sus autores y de sus lectores.




www.afuegolento.com ©1996-2016. Todos los derechos reservados. Textos legales
Desarrollado por Sitelicon Ecommerce Services