El Parador de Mazagón, es un Paradiso natural

30-07-2014    |    Por Matteo Gaffoglio

  MAZAGÓN, NATURALMENTE..   La prestigiosa y única cadena hotelera nacional de Paradores de Turismo que cuenta casi cien ejercicios, todos establecimientos estupendos, cada uno distinto por su origen y su historia. El Parador especificado en el titulo es el “Cristóbal Colón” de Mazagón Playa, que dista a oeste 4 Km desde el pueblo homónimo y a este 31 km desde Matalascañas, y que confina con el Coto de Doñana en la costa onubense del sureste. El privilegiado enclave dentro del Espacio Natural Doñana (END), le confiere gran belleza y indiscutible valor ecológico, casi escondido en pinares inmensos, se distingue entre los demás establecimientos por la esplendida e inigualable posición, desde su envidiable altura es una atalaya de lujo, donde se domina la ancha, larga y bellísima playa de arena finísima y el horizonte infinito del Atlántico que, para bajar a ella, el único medio es la escalera.               Para los huéspedes del Parador, el acceso hasta la playa viene siendo un hándicap, al tener que bajar y subir a pié tantos escalones que, a ciertas edades ya vienen siendo imposible de sobrellevar y, se debe tener en cuenta que el tipo medio de cliente que se aloja, no es precisamente joven, sino de 50-60 y más de años. A titulo de crónica la escalera del Parador (que es de madera maciza por respeto del END) tiene 192 peldaños, más otros 8 para subir a la piscina que es pues el nivel del cesped.       La escalera de 192 peldaños     Un caso ejemplar: cuando hace diez años el autor de estas líneas descubrió este estupendo lugar, fue una explosión de alegría por el placer que iba a tener en bajar y subir la escalera muchas veces cada día … Pero no fue así: la escalera resultó que cansaba mucho (con riesgo de infarto). Desde ya algunos años (ahora tiene 82 años) su medico le ha prohibido ni siquiera hacer diez peldaños, y su esposa, aunque más joven, tiene problemas de rodillas. A los dos, como a muchos otros clientes que se han declarados, se lamentarían muchísimos no poder volver más.         La benevolencia del Director D. Alfonso Rubio de Manuel ha puesto la furgoneta del Parador disponible para ciertos huéspedes,  para bajar a la playa y volver a recogerlos para subir ¡Una idea genial! Pero no es todo. Desde la apertura del Parador en 1968, el caso de la escalera jamás ha sido resuelto, la Dirección de entonces no se activó en tiempo pretendiendo un medio mecánico como una cremallera o un ascensor (el Parador de Nerja lo tiene), posiblemente camuflado y protegido entre las depresiones del acantilado, de manera que pudiese facilitar el transito de bajar y subir.    O bien, se podría poner un autobús, también eléctrico, o un mini tren que parte desde el Pueblo de Mazagón y pasa por el Parador y lleva los clientes a la playa, podría acercar a muchos de los clientes del Parador que actualmente prefieren quedarse en piscina, antes de bajar la empinada cuesta hasta la playa. De tal forma que los usuarios de las playa no tengan que estar desplazándose con sus automóviles. Este sería un valor añadido y, con seguridad, se vería compensado con una mayor afluencia de visitantes. El turismo se vería beneficiado, el Ayuntamiento de Mazagón también por conseguir una mayor calidad en el servicio a sus visitantes, e incluso algún emprendedor querrá poner algún tipo de kiosko ó tienda al pié de la Parada hasta la Playa.                                      Hacia Mazagón pueblo 4 Km      -    Hacia Matalascañas 23 Km             El argumento que sigue no hace ninguna gracia: Concierne el degrado de una pequeña parte de matorral que desde varios años está en bellavista a lado derecho de los pies bajando la escalera, donde algunos usuarios privados de la playa lo utilizan como retrete ...  Es un espectáculo indecente, lo que sorprende es que nadie lo limpia. Las autoridades de la Municipalidad de Moguer y las del medio Ambiente, muy severas e intransigentes con la escalera del Parador, deberían explicar ¿por qué toleran ese espectáculo indecente? No es competencia del Parador tener limpia esa parte del matorral; sino es competencia de los que cuidan la playa, Municipalidad y Ambiente. Y si no la quieren limpiar, que corten al rape esos pocos metros cuadrados, así acabarán de servirse. Deberían dar el ejemplo con el cuidar más el estado del matorral y proveer tenerlo limpio. Si no por otro, por el orgullo de la comunidad y sobre todo por la higiene y el decoro. No de menos la Playa ha recibido la “Bandera Azul“.                                                                           El secreto de la cocina onubense es la sierra y el mar que componen el entorno gastronómico del Parador. Del mar se pueden degustar las gambas blancas cocida o a la plancha, las coquinas al ajillo, los langostinos y el lomo de lubina con langosta y verduritas frescas. De la sierra, los jamones de jabugo, la caña de lomo, el morcón y los patés ibéricos. Los postres más destacable son el fresón de Palos con nata y nueces y las quesadillas de Moguer. Chef de cocina es Jesús Perdigones con su eficiente plantilla elabora platos excelentes sobretodo de la cocina regional (que nunca deben faltar). Cada día varia el rico menú degustación, una buena carta que define la variedad de platos con influencia marinera, que abren las perspectivas de la cocina onubense. No de menos la lista de los vinos, hay un buen surtido donde predominan los regionales, siempre muy de agrado. Jefes del comedor son Xoana Varela y Joaquín Santos, con la brigada de camareros siempre muy corteses y atentos en prever los deseos de los huéspedes. Jefe de Recepción es Rafael Pimentel. con sus colegas son siempre los primeros en dar una calorosa bienvenida a los huéspedes. La ‘ama’ de las 63 habitaciones es la gobernante Delia Cidre, con su plantilla de camareras siempre muy gentiles, provee que los huéspedes tengan una estancia de sueños.                 Chef de Cocina Jesús Perdigones, Jefe de Comedor Joaquín Santos y Matteo Gaffoglio

TAGS    RAPE LANGOSTINOS


COMPARTE   


  •    0
  •    0
  • 1 comentario(s)



Matteo Gaffoglio

Comunicador y experto en gastronomía

Escuela hotelera bienio  en Turín y trienio en Zurich Suiza, Dilomado en técnica hotelera.

Past Consul de l'Ordre Mondials Gourmets Dégustadeurs du Piemonte.

Past Bailly de la Chaîne des Rôtisseurs de Torino.

Accademico della Cucina Italiana.

International Gastronomic Press - Freelance.

Premio Nacional de Periodismo 2009, Noreña. Princ. Asturias.

Caballero  de Merito Orden del Sabadiego Noreña.

WACS  Communicator Award  2010, Santiago de Chile (asociación mundial sociedades de chefs).



www.afuegolento.com ©1996-2016. Todos los derechos reservados. Textos legales
Desarrollado por Sitelicon Ecommerce Services