Un día en Cáceres

28-10-2009    |    Por A fuego lento


Los otros dos platos ganadores fueron estupendos pero no eran tapas, eran mini-cocina. En el próximo campeonato se van a proponer tres modalidades en el concurso, que sería más justo. Pero quiero desde aquí decir que fueron tres magníficos platos, cada uno campeón. Tuve poco tiempo para estar en Cáceres pues el viaje era de ida y vuelta en poco tiempo desde Palma, parando en Madrid, Badajoz, y llegar a Cáceres. Y volver por la mañana haciendo el recorrido inverso, jaja. Como veréis, ir de jurado es cansado en muchos casos...

Fue una visita rápida pero no me fui sin parar en la pastelería de la Plaza Mayor y tomarme unos tradicionales pasteles, ¡qué buenos! Luego me senté a tomar un café, y ¡ala!, a dar la conferencia (nunca os hinchéis a pasteles antes de una ponencia pues luego uno está muy pesado). Después nos dieron un cóctel y nos fuimos a cenar con un grupo de cocineros, donde no faltaron los productos típicos de la zona como: la Torta del Casar, que estaba en su punto, cremosa y delicada; un buen jamón y unas deliciosas tortillas de patatas. No faltó de nada. Y a dormir, que me tenía que levantar a las de la mañana para volver a Palma.

Cáceres es una ciudad preciosa y donde la gente es muy participativa con todo lo que se organiza. Su ciudad vieja, patrimonio de la humanidad, merece ser visitado pues es de los lugares más bonitos de España. Y fijaros en los detalles si podéis coger un guía que os explique sus secretos, como el de la entrada inclinada para que entrasen bien los carros, o el de las torres, que no podían ser más altas salvo una, etc. Hay mil leyendas para esta preciosa ciudad.

En sus calles encontraréis muchos bares y restaurantes, desde los más sencillos donde picotear una tapa al Atrio, un restaurante con dos estrellas Toño y José.

Quiero agradecer a Magín Carbonero, presidente de la Asociación de Cocineros de Cáceres, su trato y el trabajo que está haciendo por la cocina de esta tierra.

Si vais por estas tierras no dejéis de degustar su torta de queso, el cerdo ibérico, la carne de retinto, sus aceites (si es de aceituna de perdigón mejor) y llevaos a casa un poco de miel y el pimentón de la Vera. Si es época de caza puede ser la parte de España donde podáis encontrar más variación de todas las especies.


Crema de alcachofas con setas y piñones

Ingredientes:

250 g de alcachofas
1 l de caldo de ave
œ l de nata
100 g de setas variadas
1 cs de piñones
sal y pimienta

Elaboración:

Pelar y limpiar las alcachofas, cocerlas en el caldo de ave.
Cuando estén blandas pasarlas por la thermomix, por un chino y añadir la nata. Dar un punto de sal.

Limpiar y filetear las setas y saltearlas. Añadir los piñones que antes habremos freído para que tengan ese sabroso toque.

Para servir poner en el centro del plato las setas y unos costrones de pan frito untado en ajo. Por último, poner la sopa calentita sencilla y sabrosa.

Buen provecho!

TAGS    QUESO CAFÉ TAPAS THERMOMIX


COMPARTE   


  •    1
  •    0
  • 0 comentario(s)



A fuego lento

Desde 1996, el magazine gastronómico en internet

Afuegolento es el magazine digital para el mundo de la gastronomía pionero en España. Desde 1996 recoge noticias, entrevistas, recetas y opiniones de los mejores cocineros y expertos gastronómicos. Este año 2016, coincidiendo con el 20 aniversario, estrena nueva web, con más fuerza que nunca, para adaptarse a las nuevas necesidades de sus autores y de sus lectores.




www.afuegolento.com ©1996-2016. Todos los derechos reservados. Textos legales
Desarrollado por Sitelicon Ecommerce Services