Restaurantes itinerantes o “Pop Up”


03-01-2014    |   


ARTÍCULOS



Los restaurantes itinerantes, “pop ups” o “supperclubs” nacieron en Nueva York y Londres en 2006, pero, hace más o menos dos años, esta moda se ha expandido por todo el mundo, convirtiéndose en lo más “underground” en cuanto a gastronomía se refiere. Se trata de restaurantes temporales, con fecha de caducidad, que pueden permanecer en un mismo lugar desde, un par de horas hasta unos pocos meses, pero no más, y después de ese tiempo, cerrar y trasladarse a otros lugares. Su localización puede ser tan peculiar como un jardín escondido, una fábrica abandonada, una estación de metro, una casa particular, un barco, o el estudio de un artista, cualquier lugar que llame la atención del público.

Lo que más llamativo de este tipo de establecimientos es tanto la singularidad de la ubicación como la fugacidad de la duración, además aunque pretenden ser  sitios “exclusivos”, con un aforo no muy amplio, sus precios son bastante asequibles. Todo esto, hace que todas las personas que quieran vivir esta experiencia se den prisa en reservar y estén constantemente atentas para conocer donde se ubicará el próximo.

El empleo de las redes sociales cumple un papel de mucha importancia, pues es a través de ellas por donde se conoce donde va estar ubicado el restaurante. Esta información se suele mantener en secreto hasta el mismo día de la apertura y solo se desvela a las personas que han hecho sus reservas.

Estas iniciativas son elaboradas a menudo por afamados chefs, para dar a conocer nuevos platos o técnicas, o por jóvenes chefs que se quieren dar a conocer y hacerse un hueco en el mundo de la gastronomía.

El restaurante itinerante que lleva más tiempo “pululando” por distintos lugares es el Gingerline que empezó organizando cenas secretas en estaciones de metro abandonadas, el lugar exacto no se daba a conocer hasta una hora antes de la apertura, además, también había sitio para el arte, ya que el establecimiento se decoraba con piezas únicas de autores emergentes. Por otra parte, el afamado chef Nuno Méndez  llevo a cabo durante tres años el The Loft Project que consistía en organizar cenas en el patio de su casa a las que invitaba a un joven cocinero para que demostrara su talento. En Berlín el más famoso es elSpeinsenklub Neukölln que organiza el último domingo de cada mes una cena para una 30 personas en los lugares más recónditos de la ciudad. El Paris esta el Ludobites del famoso chef Ludo Febvres que abre durante un mes y luego se cambia de sitio. The Cube, es otro “supperclub” patrocinado por la marca Electrolux que ha celebrado cenas en sitios espectaculares con vistas a El Duomo de Milan o al Big Ben de Londres.

En España aun son muy escasos pero en 2013 hemos tenido algunas experiencias de este tipo como la que se llevo a cabo en San Valentin en Barcelona en l que se recreo una cena en el Titanic. Además el We Pop convirtió en marzo el salón de belleza en The Secret Room, donde sirvieron carne a la barbacoa o guacamole a ritmo de DJ.

En Madrid la organización que mas realiza estas iniciativas es Menúdavida Organic Food, que ha colgado recientemente en su página web que en febrero de 2014 tendrá lugar el próximo HYpothetic Restaurant. Así que todos los que estén interesados en asistir, manténganse atentos a la web y hagan sus reservas cuanto antes.

TAGS    Guacamole




COMPARTE   


Valoraciones y comentarios

Haz tu valoración:


  •    0
  •    0
  • 0 comentario(s)





A fuego lento

Desde 1996, el magazine gastronómico en internet




Recibe las novedades y recetas
de nuestros cocineros
en tu email


SUSCRIBIRME







www.afuegolento.com ©1996-2017. Todos los derechos reservados. Textos legales Desarrollado por Sitelicon Ecommerce Services