Pros y contras del café


27-07-2015    |   


ARTÍCULOS



 

Con el café, como con casi todo, la clave está en la cantidad. Los beneficios de algunas de sus sustancias, por ejemplo, en el rendimiento cognitivo y la capacidad de atención se convierten en efectos adversos cuando nos pasamos con la dosis.

Y aunque cada organismo tiene el límite en un punto, ya que el ritmo de metabolización no es igual en todos los individuos, hay unos estándares en cuanto a lo que se pueden considerar dosis adecuadas de cafeína: menos de 200 mg (uno o dos tazas) se considera una dosis baja; entre 200 y 400 mg (entre dos y cuatro tazas) se considera una dosis moderada; y más de 400 mg (más de cuatro tazas), una dosis elevada.
 

PROS

 

  • Beneficios sobre el rendimiento cognitivo, agudeza en la atención y en el nivel de alerta. Si nos pasamos de la dosis adecuada esto se puede convertir en nerviosismo, temblores y taquicardia. Es el peligro de la cafeína, una de las sustancias psicoactivas más consumidas en el mundo.
  • Reducción del riesgo de padecer diabetes tipo 2 (según un estudio del Centro de Información Café y Salud, CICAS).
  • Reducción de la fibrosis hepática, un beneficios que las investigaciones asocian con el consumo de cafeína superior a los 123 mg diarios.
  • Reducción del riesgo de padecer ciertos tipos de cáncer, como el de próstata, el de endometrio, el gástrico -especialmente en el caso de mujeres- y el cáncer de colón.
     

CONTRAS

  • Pasarse  con la dosis de café puede provocar síntomas como agitación, insomnio, taquicardia o temblores. La clave aquí es concluir con qué dosis podemos sufrir estos efectos, ya que hay personas que los notan con una sola taza y otras que parecen inmunes a ellos.
  • El estómago es otro de los órganos más sensibles a los efectos negativos del café. Un exceso de esta sustancia puede producir una estimulación excesiva; de hecho, se sabe que hay quien usa el café bien cargado a primera hora de la mañana como un laxante natural.
  • En caso de sufrir de trastornos digestivos permanentes o molestias puntuales tampoco es aconsejable tomar esa sustancia, ya que la cafeína aumenta la secreción de ácido clorhídrico y de pepsina en el estómago.
  • Puede producir un aumento de la frecuencia cardíaca y de la presión arterial, lo que lo convierte en una sustancia marcada en rojo para las personas con enfermedades cardiovasculares. Su consumo no está prohibido en todos los casos, pero es aconsejable que consulten a su médico. 

TAGS    CAFÉ




COMPARTE   


Valoraciones y comentarios

Haz tu valoración:


  •    0
  •    0
  • 0 comentario(s)





A fuego lento

Desde 1996, el magazine gastronómico en internet




Recibe las novedades y recetas
de nuestros cocineros
en tu email


SUSCRIBIRME







www.afuegolento.com ©1996-2017. Todos los derechos reservados. Textos legales Desarrollado por Sitelicon Ecommerce Services