Sangría, solo en España y Portugal


24-01-2014    |   


ARTÍCULOS



A partir de este año la sangría como tal solo podrá tomarse en España o Portugal, al menos bajo el nombre de “sangría”. El 14 de enero, el Parlamento Europeo, acordó las reformas en las normas de etiquetado y protección de las indicaciones geográficas de los vinos aromatizados. Dentro de esta categoría nos encontramos con esta bebida, la sangría, que tan solo podrá comercializarse con este término en la península ibérica. Ahora, los Estados miembros, tienen como plazo un año para trasladar este acuerdo a sus legislaciones nacionales.

Esta decisión fue aprobada por 609 votos a favor, 72 en contra y 4 abstenciones. Este punto de la nueva normativa sobre etiquetado no implica que el resto de países no puedan producirla. Podrán hacerlo siempre y cuando no utilicen el término de “sangría” como tal, sino que solo podrá utilizarse como complemento a la denominación de “bebida aromatizada a base de vino”. En su etiquetado también deberá aparecer a continuación el país de procedencia.

El reglamento anterior estaba vigente desde 1961 y, aunque reconocía que la sangría estaba ligada a nuestro país y Portugal no se le protegía como denominación de origen. Esta nueva reforma no solo introduce esto, sino que también regula los grados mínimos de alcohol que se exigen. Una bajada de 7 a 4,5 grados. Las bebidas aromatizada que cuentan con baja graduación en los últimos años han sufrido un aumento en sus ventas, según certifica la Federación Española del vino. El acuerdo también protegerá el uso del término “clarea”, lleva los mimos ingredientes que la sangría solo que su base es de vino blanco.

Aunque como suele pasar, los orígenes de la sangría son un tanto inciertos, al igual que no se tiene una receta exacta de cómo debe prepararse. Lo que sí se tiene claro es dónde se popularizó esta bebida. Debemos retroceder a los años 60, cuando España abría sus puertas a Europa, las calles estaban llenas de 600 y las playas de suecas. Nuestra sangría se presentaba en esa época como el producto español para atraer turistas, lo que supuso el retroceso del conocimiento de nuestras viñas al resto de países.

Esta bebida aromatizada es un vino peleón y azucarado, fácil de beber y refrescante, pero en ocasiones es difícil de encontrar una buena sangría en los bares y restaurantes españoles. En muchos locales te llegan a servir lo que se podría llamar “la sangría del guiri”, una especie de trampa (sobre todo en el mediterráneo) en la que, dependiendo dónde decidas tomarla, te plantan desde imposibles mezclas hasta la sangría de tetrabrik o botella servida en una jarra adornada con trozos de fruta. Así que sí, aunque la denominación la tengamos nosotros a veces debemos tener cuidado dónde nos sentamos a degustarla y la mejor opción sea llegar a casa y prepararla uno mismo. 

TAGS    VINO SANGRIA




COMPARTE   


Valoraciones y comentarios

Haz tu valoración:


  •    0
  •    0
  • 0 comentario(s)






A fuego lento

Desde 1996, el magazine gastronómico en internet




Recibe las novedades y recetas
de nuestros cocineros
en tu email


SUSCRIBIRME







www.afuegolento.com ©1996-2017. Todos los derechos reservados. Textos legales Desarrollado por Sitelicon Ecommerce Services