Helados en invierno


17-12-2012    |   


ARTÍCULOS



Magaceda Serrano

A menudo tendemos a asociar el helado con el verano, sin embargo, se trata de un alimento del que se puede disfrutar en cualquier estación y de múltiples maneras, no sólo como postre.   Los países nórdicos son grandes consumidores de helados. Esto resulta algo extraño para nosotros, pues en nuestro país contamos con temperaturas más cálidas durante todo el año y ,en general, no tenemos la costumbre de tomar helado en otras estaciones que no sea el verano. Algunos expertos creen que la diferencia se encuentra en que estos países tienen una mayor “cultura láctea” a la nuestra.   A menudo nos encontramos con concepciones erróneas sobre los helados como que son “golosinas” que engordan demasiado. No obstante, el ‘libro blanco de los helados’, publicado en 2005 y elaborado por catedráticos de nutrición y bromatología de la Universidad de Barcelona, revela que el consumo de 100 gramos del helado más calórico supone un aporte del 15% de las calorías que deben proporcionar diariamente los alimentos, por lo que pueden ser perfectamente integrados en nuestra dieta.   Además, el placer de consumir un helado puede realizarse de diferentes maneras. Por ejemplo, en dicho libro se propone elaborar una ensalada de endibias con helado de nata y queso azul con nueces como entrante o un delicioso sorbete de limón.   Como vemos, la gastronomía ha situado a los helados en muchos de sus platos y es que proporcionan una fuente muy importante de calcio y otros nutrientes como la vitamina B. Incluso algunos expertos señalan que ayudan a reducir el estrés. Otra garantía es que pueden encontrarse durante todo el año en los supermercados. El sorbete de cava se ha convertido  es una buena opción para incluir en el menú de navidad. Su preparación es muy rápida y sencilla. Se escarchan las copas de helado con cava y azúcar, se añade una bola de helado de limón y después se llena la copa de cava. Así de fácil.   Pero, sin duda, quien mejor ha sabido plantarle cara al invierno ha sido Jordi Roca. Uno de los cocineros del que es ya una leyenda gastronómica en nuestro país; el restaurante Celler de Can Roca se ha atrevido a innovar en el mundo del helado con la pretensión de que se pueda disfrutar esta delicia en cualquier época del año. En abril de 2012 abrió en Girona la heladería Rocambolesc y ha conseguido un enorme éxito. La novedad en esta heladería la aporta el bocadillo caliente de helado. Un brioche relleno de helado que presenta una increíble mezcla de sensaciones, pues este panecillo caliente esconde en su interior cremosos sabores fríos.   Andreu Carulla ha sido el diseñador de una máquina que, al estilo de una sandwichera, sella estos panecillos con la R de tres patas, símbolo de esta familia de cocineros.   Otra manera diferente de disfrutar de un helado en cualquier época del año, aún haciendo mucho frío. Así que ¿quién dijo que los helados sólo eran para el verano?

TAGS    QUESO CAVA TINTO DE VERANO




COMPARTE   


Valoraciones y comentarios

Haz tu valoración:


  •    0
  •    0
  • 0 comentario(s)





A fuego lento

Desde 1996, el magazine gastronómico en internet




Recibe las novedades y recetas
de nuestros cocineros
en tu email


SUSCRIBIRME







www.afuegolento.com ©1996-2017. Todos los derechos reservados. Textos legales Desarrollado por Sitelicon Ecommerce Services