Tapas medievales


11-06-2013    |   


ARTÍCULOS



La iniciativa parte de esta ciudad, que ha puesto en marcha el proyecto “Oliventia”, producto turístico que tiene como meta la difusión de la cultura y gastronomía de Medievo, que comprende los siglos V al XV.

El plan parte de una iniciativa de la Comunidad Económica Europea, en la que también participan la red de Ciudades y Villas Medievales y las ciudades portuguesas de Vila Viçosa y Marvao y estaá financiado con fondos FEDER.

Olivenza perteneció entre 1297 y 1801 a Portugal, por ello participan conjuntamente en la iniciativa, ya que durante el Medievo, Olivenza era portuguesa.

Surgió este proyecto  de “Oliventia” el año pasado y durante un mes tuvieron lugar un montón de actividades, entre ellas este concurso de pinchos medievales, que este año celebra su quinta edición, además de animaciones en la calle o el mercado Rayano, entre otras.

Por su parte y paralelamente las ciudades portuguesas han organizado eventos culturales medievales, festivales, campamentos y la “Ruta de la Tapa Medieval”.

Esta experiencia hispano-portuguesa, servirá de ejemplo a otras ciudades, que forman parte de la Red de Ciudades  y Villas Medievales, como Sigüenza, Hondarribia y Coria entre otras muchas.

Volviendo al Concurso de pinchos medievales, entre las bases del mismo, figura que solo pueden utilizarse productos, que existieran en la Edad Media, aunque también puntúa la utilización de productos de la tierra y de temporada.

En esta VI edición ha resultado ganador el pincho “El Bocadillo” realizado por Bixente Muñoz, del restaurante Gran Sol de Hondarribia (Guipúzcoa). Este establecimiento cuenta con otros dos premios del mismo concurso y en esta ocasión, además del trofeo han recibido un premio en metálico de 1000 euros.

“El Bocadillo” consiste en un bocadillo, valga la redundancia, de pollo y bacon macerado en txacolí de Hondarribia y acompañado de crema de hongos y alioli.

El Premio a la Originalidad ha sido para “El Pastel de la Dehesa”, del bar Sport la Piscina del mismo Olivenza. Este establecimiento es además, el que acogía la oferta de pinchos del concurso.

El pincho consistía en pan, carrillada de cerdo, crema de queso, gurumelos, nata, jamón y uvas.

Este premio está dotado con 500 euros y trofeo.

En el jurado Ángela Basabé y Félix Manso del Gaztelumendi Antxón (Irún), José Luís Estrada del restaurante Aldebarán (Badajoz) y el crítico gastronómico Fernando Valbuena.

El resto de participantes no premiados, recibieron un diploma acreditativo de manos de sus ediles y los miembros del jurado una réplica en miniatura de la puerta del consistorio de Olivenza.

Entre los pinchos presentados:

“Solete”,Hostal Plaza Mayor de Almazán (Soria)

“Tentación de Caballero”,de San Poul en Consuegra (Toledo)

“Esencia extremeña”,bar El Campiri de Coria (Cáceres)

“De cuadra y Corral”del restaurante Astarriaga, en Estella (Navarra)

“Delicias de Juglar”del restaurante Gurugú en Sigüenza (Guadalajara)

Seguro que cualquiera de ellos merece la pena y la elección debió ser bien difícil para los miembros del jurado.

TAGS    QUESO POLLO TAPAS




COMPARTE   


Valoraciones y comentarios

Haz tu valoración:


  •    0
  •    0
  • 0 comentario(s)





A fuego lento

Desde 1996, el magazine gastronómico en internet




Recibe las novedades y recetas
de nuestros cocineros
en tu email


SUSCRIBIRME







www.afuegolento.com ©1996-2017. Todos los derechos reservados. Textos legales Desarrollado por Sitelicon Ecommerce Services