5341 recetas de cocina   |   15210 noticias de gastronomia   |   335 autores   |   0 empresas
Miercoles 21 de Noviembre del 2018

Hachis Parmentier, picadillo de carne y puré de patatas.


hace 7 años

share by WhatsApp

À la bonne franquette
en afl

 

 


<< blog anterior |                                                                                     | blogs |                                                                      | siguiente blog >>


 

 

(Michelle) Chers tous,

 

Querido señor Parmentier, qué bien hizo usted al insistir en el consumo de la patata, y es que está rica de todas las maneras que se nos ocurra prepararlas.

 

Yo creo que no exagero diciendo que es el alimento de la tierra más versátil. Da igual que esté cocida, con piel, sin piel, envuelta en aluminio, frita, confitada, asada…liofilizada, re-hidratada, secada y molida…sola o acompañada. Como protagonista o actriz de reparto… ¡Que viva la patata!

 

Se conoce desde hace mucho, cuando Pizarro conquisto Perú. Los indios la consumían cocida o secada al sol y molida como la harina.

 

Distintos científicos de diversos países europeos ya se habían dado cuenta de la oportunidad que ofrecía este tubérculo para erradicar la hambruna que surgía en épocas de guerra. Pero los gobernantes seguían considerando a la patata como un alimento solo apto para animales y prisioneros. No os imagináis lo que decían los ingleses en el siglo XVIII… ¡Vamos, el alimento de los cerdos y los católicos! ¡Qué horror! ¡Como mucho vale para los irlandeses!...¡Ups!… ¡no comments!

 

No contaban con el carácter obstinado de un hombre que tuvo “la visión”.

 

El visionario Antoine-Augustin Parmentier, doctor en farmacia del siglo XVIII, se dio cuenta de que aquella “papilla de harina de patata” que le daban cuando fue hecho prisionero en Vestfalia durante la guerra de los siete años, no solo no estaba mala, sino que le mantuvo saciado y en muy buenas condiciones físicas durante su cautiverio.

 

Siendo el Boticario-Mayor de L’Hôtel Royal des Invalides, consigue convencer al Rey Louis XVI para que le ceda un espacio en los jardines del hospital y así cultivar la patata. Para acelerar la aceptación popular, el muy astuto, sugiere colocar soldados para vigilar el campo durante el día. Por la noche se irían a su casita y claro, eso levantó la suspicacia de los vecinos de la ciudad, que se preguntaban, ¿Qué era tan valioso que necesitaba de la Guardia Real? Pues nada, por las noches estos buenos vecinos se colaban para robarlo…et voilá, le tour est joué!

 

Más concretamente, el buen hombre, creó el famoso Hachis Parmentier o picadillo, considerado un plato muy económico que se podía elaborar con restos de carne de Pot-au-feu (una especie de cocido, salvando la distancia) por ejemplo. Consiste en una bandeja con una capa de carne picada intercalada entre dos capas de puré de patata y gratinada, por supuesto. A los franceses nos encanta gratinarlo casi todo, jajaja!

 

Este plato me trae recuerdos de mi época de colegiala. Para mí, hay seis platos que son unos  clásicos asiduos de los menús escolares: el hachis parmentier, las quennelles (prometo un post sobre esta ”panade” clásica), las endivias al gratén, las lentejas con tocino, el medio pomelo adornado con una guinda roja y el aguacate con vinagreta.

 

A propósito de la vinagreta, auque tirando un poco de hilo a cuenta, vais a decir que soy chauvinista…  Porque os tengo que contar que la vinagreta la inventó un francés, et oui!

 

La  moda de sazonar las ensaladas “a la francesa” hacía furor en Europa en el siglo XVIII cuando un tal Caballero d’Albignac, un emigrante y refugiado, hizo fortuna en Londres ofreciendo sus servicios de “fashionable salad maker” ¡atiza! Iba de casa en casa con su maletín  lleno de aceites, vinagres, hierbas, especias, mostaza, trufas y caviar. Sus servicios eran muy solicitados por las señoras de la casa que encontraban muy trendy y lo último en temas chics el ofrecer al “Caballero” sus ensaladeras de porcelana de Wedgwood o Staffordshire para remover sus ensaladas con el famoso French Dressing, término aun acuñado por los anglosajones para designar el aliño de ensalada.

 

Volviendo al Hachis Parmentier. Como todos, es un plato que tiene bastantes interpretaciones, la más antigua contiene carne de morcillo o falda cortada muy menuda sin estar picada del todo, pues estas carnes se desmenuzan con facilidad también se hace con restos de pato confitado – yo, personalmente si tengo pato confitado en el menú , no me sobrarán restos que aprovechar…-, carrillada incluso caballa. Complementada con las verduras del guiso o no, generalmente sin tomate.

 

La carne se suele amalgamar con un poco de perejil, cebolla picada  rehogada y un huevo entero, sal, pimienta. El puré de patatas, clásico: aderezado con mantequilla, leche, sal, nuez moscada.

 

Ma touche

Mi versión lleva bastantes más ingredientes, porque intento siempre que mi hija coma un montón de verduras sin que se percate de ello. Este es un plato que también se puede consumir de un día para otro, lo que le hace ideal para invitar a los amigos sin darse la paliza en el día. En ese caso se puede presentar en ramequines individuales transparentes que le darán ese punto “chic”.

 

Ahí va mi versión de Picadillo a la Parmentier

 

Hachis Parmentier

Ingredientes

Para 6 a 8 personas

Mirepoix  clásico: 2 zanahorias, una cebolla (1/2  para las verduras, 1/2  para la carne picada), una rama de apio

1 diente de ajo picado

1/2 pimiento rojo

1/2 pimiento verde

1/2 k de tomate triturado

1 k de carne picada según vuestros gustos o carne de un guiso anterior, incluso caballa en conserva

Sal, AOVE, hierbas de provenza, clavo, pimienta, y ½ cuchdta. de canela molidos

Azúcar para corregir la acidez

 

Para el puré:

Yo utilicé dos sobres de puré liofilizado. Hiervo un litro de leche, incorporo los copos de patata, 50 g de mantequilla, sal y nuez moscada. 100 g de queso emmental rallado.  Lo mezclo todo

 

Nota: no echo el queso por encima para gratinar, sino que lo incorporo al puré, de ese modo puedo hacer dibujitos en el puré que saldrán con el gratinado. Tiene que quedar con la textura del "mortero" algo seco y espeso

 

Procedimiento

Rehogar las verduritas picadas en AOVE con las hierbas y las especias unos 15 munutos a fuego medio.

 

Incorporar el tomate y el azúcar. Dejar “mijoter” a fuego medio-bajo otros 15 minutos.

 

En otra sartén con la cebollita picada, rehogaremos lo justo la carne picada si está cruda. Si no, se desmenuza y ya está.

 

Ahora untamos una fuente de horno con un poco de mantequilla, y repartimos una capa de puré, encima echamos el picadillo y sellamos con una última capa de puré. Utilizaremos un tenedor para dejar correr nuestra imaginación sobre el lienzo “patatero”.

 

Hornear con el grill hasta que esté dorado

 

 

 

 

Bon apetit!

 

 

Puedes seguirnos en

facebook

twitter

 

 


<< à la bonne franquette anterior |                  | blog à la bonne franquette |                                  | siguiente à la bonne franquette >>


 

 

todo recetas

todo blogs

todo noticias

todo foro

 

 

 

 

 

 

 

  



  0 COMENTARIOS





NOTICIAS PATROCINADAS

FACEBOOK
TWITTER
YOUTUBE

EMPRESAS DESTACADAS

AUTOR DESTACADO

   

Koldo Royo

25 años estrella michelin Cocinero, asesor y profesor y más

341 artículos publicados

218 recetas publicadas

Ver blog del autor




SÍGUENOS
          
SUBSCRÍBETE




Followers
Followers
Connections
Subscribers




Desde 1996, el magazine gastronómico en internet.


© 1996 - 2018. 22 años. Todos los derechos reservados.
SUBSCRÍBETE

Recibe las novedades de A Fuego Lento


SÍGUENOS