¿Valen para algo las visitas de Chicote?


02-07-2015    |   


ARTÍCULOS



 

Entre las preguntas que más se oyen sobre Pesadilla en la cocina en redes sociales y bares, que es donde se hablan estas cosas, es cuánto aguantan abiertos los restaurantes tras la visita de Chicote. No hace falta más que googlear el nombre del local para leer opiniones, muchas son del estilo: “Se llenó un tiempo por ver lo que había hecho Chicote. Cerró cuatro meses después”.

Anoche, para cerrar la cuarta temporada del programa, el cocinero de las chaquetillas visitó cuatro de los restaurantes por los que ha pasado en estos años de emisión para ver qué había sido de ellos. Y para sorpresa de muchos, no todos los finales son tristes.

La parrilla de Poli

Chicote gusta mucho de la hipérbole, así que no sabemos hasta qué punto era verdad lo de “la parrilla más sucia que he visto en mi vida” cuando entró en la cocina de la Poli. Solucionados los problemas con el servicio y superada la pasión por los congelados, 'La Parrilla' funciona -dio fe incluso el padre del chef, cliente habitual-.

Momentazo: Chicote se marcó una de sus grandes interpretaciones cuando se sentó en esa misma mesa por primera vez y al abrir una hamburguesa salió un espeso líquido blanquecino… Ayer pasó de nuevo, pero esta vez era queso.

Cool Palace (La Panmediterránea)

Farid se había gastado un pastizal (como un millón de euros) en decorar ostentosamente -a silla tapizada por 500 euros- el faraónico restaurante persa que abrió en Rivas-Vaciamadrid. Las deudas crecían, la plantilla no ayudaba -en especial ese camarero “despistado y engañoso”- y la esposa del dueño andaba con pastillas para dormir. Chicote remodeló la carta y el espacio, cambió el nombre y el concepto e hizo despertar al dueño, pero parece ser que no fue suficiente. Habían cerrado tres días antes.

Momentazo: “Yo mentiroso no soy. Quizás, quizás, engañoso”, el gran Sito, camarero de 'Cool Palace', tras llevarle un “rodaballo salvaje” a Chicote -“Si queremos que sea salvaje le tenemos que poner unas plumas en el cogote", Chicote dixit-.

La Estación

'La Estación' era un campo de batalla continuo cuando Chicote apareció por allí. Lo de siempre: mucha bronca, muchas deudas, escasos clientes y una esposa más estable mentalmente que la media del lugar. La visita de revisión demostró que se trata de uno de los casos de éxito del programa, no sabemos si por los consejos del chef o porque la temperamental Mari se largó al día siguiente de que Chicote se fuera. En el último momento la ex cocinera hizo su triunfal aparición para saludar al cocinero y, suponemos, dar su versión de los hechos.

Momentazo: Javi le cuenta a Chicote que él era militar pero, tras un encontronazo con una capitán, le echaron. Bueno, no le echaron, perdió el certificado de validez. Chicote comprendió rápido: “O sea, tarao certificao”.

El Parador de la Villa (Prost!)

Cuando Alberto llegó hasta el 'Prost!' para ver cómo le iba a Luismi dos años después de su visita se encontró con que el negocio iba bien, pero otro negocio -el de una becaria suya que se ha quedado con el local-. Al entrañable Luismi lo encontró en otro restaurante como encargado; parece ser que las reformas cundieron efecto pero llegaron demasiado tarde y ya no había forma de hacer frente a las deudas.

Momentazo: “Yo aprendí a cocinar viendo Ratatouille”. Sin palabras. Maravilloso.
 

TAGS    QUESO




COMPARTE   


Valoraciones y comentarios

Haz tu valoración:


  •    0
  •    0
  • 0 comentario(s)





A fuego lento

Desde 1996, el magazine gastronómico en internet




Recibe las novedades y recetas
de nuestros cocineros
en tu email


SUSCRIBIRME







www.afuegolento.com ©1996-2017. Todos los derechos reservados. Textos legales Desarrollado por Sitelicon Ecommerce Services