El Parador Vilalba,convertido en Historia


10-06-2015    |   


ARTÍCULOS



La Dirección de Paradores de Turismo ha seleccionado entre los 94 edificios en actividad,  los que son monumentales, de los cuales 8 los cualificó Museos y 36  Históricos, debido a esa riqueza de arte antigua e histórica que cada uno posee.            Un impresionante torreón que representa  la perfección de la Galicia medieval domina el paisaje de la villa lucense, capital de la Terra Chà, cuyo origen nace en torno a esta fortaleza que, justamente, revaloriza el Parador Vilalba por ser cualificado histórico. Ahora con el Cha, el Parador ofrece a sus huéspedes la experiencia de habitar la historia y descubrir "in situ" las leyendas que envuelven también a los demás Paradores, convertidos en  castillos, palacios, monasterios y conventos.     El Parador, museo o historia, siente cómo  el peso del tiempo  recorre los claustros de un monasterio milenario, desciende  hasta las mazmorras  de un castillo o se emociona contemplando la belleza de las tallas de piedras que adornan la portada de un antiguo hospital de peregrinos. Las sensaciones que afloran en el viajero cuando se hospeda en un Parador de Turismo de tipo monumental son únicas.  Con el objetivo de estimular la huella que sus edificios más emblemáticos dejan en sus huéspedes, la Cadena ha desarrollado el proyecto  "Parador Museo", un nuevo servicio gratuito que ya se puede disfrutar.                                                                       Entrada del restaurante   El 1480 es la fecha  que se puede leer en una de sus piedras, que seguramente se corresponda con el año en que Diego de Andrade decidió levantar la Torre del Homenaje que ha llegado hasta nuestros días, en el mismo sitio donde  antes existieron dos castillos. Y es que este lugar siempre fue un estratégico nudo de comunicaciones, como bien intuyeron los romanos.   Las primeras referencias de la Torre del Parador de Vilalba, datan del siglo VI. Se alude a la villa de Santa María de Montenegro bajo la protección de la familia del mismo nombre. En el siglo VIII sufrió un incendio que la destruyó completamente. En su patrimonio destaca la Torre del Castillo de los Andrade, hoy Parador de Turismo. La localidad, en el siglo XII, aparece referida con el nombre de Vilarente. En el siglo XV, durante la "Revuelta Irmandiña", se destruyó  el castillo de Villalba durante el levantamiento contra Nuño Freire de Ándrade (1431), quien después obligó a los vecinos a reconstruir la fortaleza. En el año 1467, Alfonso de Lanzós, Pedro de Osorio y Diego de Lemos dirigieron un auténtico ejército popular que acabó con todas las fortificaciones de los Ándrade, con excepción de la de Moeche.                                                                    Interno de la Torre     La estructura de la torre en la que aún se puede ver  algún jabalí grabado, símbolo de los Andrade, es hexagonal. Está construida a base de mampostería de granito y pizarra, y también en sillería, pero solo en las esquinas. Cuenta con un balconcillo en una de sus caras, muy al gusto de la poderosa familia que la construyó. A la torre no sólo se puede acceder, sino que también cualquiera se puede alojar  en ella. Cuenta con seis habitaciones, que comparten estilo con el salón de los Andrade, con pinturas murales y escudo de armas. El resto de las estancias se distribuyen en un edificio moderno, todo construido en piedra.    El restaurante ofrece un excelente escaparate de productos gallegos. Cocina de interior, en la que destaca el cerdo como gran protagonista, en chacinas como la morcilla dulce, el chicharrón, la butifarra blanca, en el tradicional lacón con grelos, así como el caldo gallego, las empanadas de raxo, la brocheta de ternera, sin olvidar el plato estrella, que es el famoso "capón vilalbés", elaborado con maña por el Chef Roberto Aneiros y su brigada de Cocina y presentado por la Jefa de  Comedor Raquel Delasheras. Por cierto, los vinos gallegos presumen con  ser los más elegidos.       Raquel Delasheras,  Roberto Aneiros  y  Matteo Gaffoglio      Merece ser presentado el menú tradicional Enxebre para pompartir en 2 (18.00€): Lascas de Lacón a Feiras.  Empanada "feita da casa".  Croquetón de Jamón de Vilalba.  Huevos revueltos con zorza y patata panadera. Lomo de ternera gallega trinchado con ensalada verde.  Degustación Larpeiradas Enxebre.  Se ofrece al lector la receta "Capón de Vilalba Guisado con Millo y Pataquiñas"       

TAGS    Mi guía: comer y beber PATATA




COMPARTE   


Valoraciones y comentarios

Haz tu valoración:


  •    0
  •    0
  • 0 comentario(s)





Matteo Gaffoglio

Comunicador y experto en gastronomía




Recibe las novedades y recetas
de nuestros cocineros
en tu email


SUSCRIBIRME







www.afuegolento.com ©1996-2017. Todos los derechos reservados. Textos legales Desarrollado por Sitelicon Ecommerce Services